Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA La ofensiva terrorista s La investigación MIÉRCOLES 20 s 2 s 2008 ABC España y Francia investigan si el alias de Txeroki lo usan también sus colaboradores El jefe etarra blinda así su seguridad y de paso despista a la Policía s Francia tiene hasta veinte fotos con diferentes aspectos del pistolero D. MARTÍNEZ J. PAGOLA MADRID. Las Fuerzas de Seguridad de España y Francia analizan si el alias de Txeroki es utilizado, además de por Garikoitz Aspiazu, por sus lugartenientes La posibilidad ha surgido en el curso de las investigaciones que tienen por objetivo detener a uno de los cabecillas etarras que más se opuso a la declaración de tregua que abrió el proceso de negociación De hecho, mientras el Gobierno y ETA hablaban, Aspiazu activaba los comandos como se puso de manifiesto con la reorganización del complejo Donosti en plena tregua. El Ejecutivo de Zapatero, por tanto, lo ve como un obstáculo de cara a hipotéticas futuras negociaciones, lo mismo que en su día lo fue Kantauri jefe del aparato militar arrestado en la tregua de 1998. Garikoitz Aspiazu es el objetivo número uno de las Fuerzas de Seguridad- -ayer, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció que habrá más detenciones- -y por ello son varios los operativos puestos en marcha. Ha sido en el curso de estas indagaciones, aceleradas tras el doble atentado de Capbreton, cuando investigadores de España y Francia se han planteado la posibilidad de que el apodo de Txeroki sea utilizado también por los hombres de confianza del jefe de los comandos con un doble fin: confundir a los investigadores y como medida de seguridad del cabecilla etarra. No sería la primera vez que la banda recurre a esta artimaña. A finales de los ochenta, los tres máximos dirigentes de ETA, Pakito Txelis y Fiti utilizaban la clave Artapalo para firmar todas sus consignas. La Policía creía que este alias sólo pertenecía a Francisco Múgica Garmendia, por lo que se le consideraba el dirigente que controlaba toda la banda. Tras la operación de Bidart, se descubrió que Artapalo eran tres y no uno. Antes, en la década de los ochenta, los empresarios que accedían a pagar el impuesto revolucionario debían preguntar en el sur de Francia por el señor Oxia Al final se comprobó que no era un tesorero etarra, sino Garikoitz Aspiazu, Txeroki ABC varios. Ante estos precedentes, cobra mayor peso la posibilidad de que con el alias de Txeroki ocurra lo mismo. Esta hipótesis se ve reforzada porque a lo largo de los dos últimos años, casi todos los detenidos han afirmado que las instrucciones que reciben, por lo general en el sur de Francia, antes de entrar en España, se las daba de forma directa Txeroki Citas en la frontera Este incremento de sus citas en las proximidades de la frontera, con el riesgo que supone, contrasta con las crecientes medidas de seguridad interna que ha ido adoptando el aparato militar y en particular su cabecilla. Así, tras la operación contra el citado complejo Donosti del que era responsable José Ángel Lerín Sánchez, Jacinto se supo una vez más de los extremos mecanismos de autoprotección de los que se rodea Aspiazu. Jacinto reveló que era él solo quien se veía las caras con Txeroki y que luego transmitía sus instrucciones al resto de su grupo terrorista y a los jefes de otros comandos Ante esta confesión, los investigadores no entienden que fuera siempre Aspiazu, en persona, el que despide a los comandos que entran en España. Así lo dijeron, tras ser detenidos, pistoleros como Arginzoniz, Aldunate, Agirre y los asesinos de la T- 4. La hipótesis de que el alias de Txeroki sea también asumido por algunos de sus colaboradores en el aparato militar se ve avalada por el hecho de que en los últimos años han caí- El ministro Rubalcaba saluda al padre del agente asesinado por ETA en Capbreton Raúl Centeno EFE La Policía detiene en Vitoria a seis borrokas acusados de 12 atentados La Policía detuvo ayer en Vitoria a seis individuos acusados de formar un grupo de apoyo a ETA, al que se atribuye una decena de ataques cometidos en los últimos cinco meses en la capital alavesa con artefactos contra los cuerpos policiales, edificios oficiales, partidos, entidades bancarias y mobiliario urbano. Otras dos personas están siendo buscadas. También registró doce domicilios, una herriko taberna y dos bares frecuentados por sujetos vinculados a los filoetarras. Los detenidos fueron identificados por Askatasuna como Bargo Madernaz, de 20 años; Aitor Juárez, de 23; Asaitz García, de 25; Ganeko Urzelai, de 24; Jon Liguerzana, de 24, y Ander Garai, de 21. La identidad de los dos que no pudieron ser arrestados por estar fuera de sus domicilios se corresponde con las iniciales G. C. y J. A. El juez Santiago Pedraz, a petición del abogado de los proetarras, ha accedido a que los detenidos, si lo desean, sean visitados por un médico de su confianza y grabados con videovigilancia do varios de sus lugartenientes más próximos y, sin embargo, Aspiazu sigue en libertad, aunque cada vez el cerco sobre él es más estrecho, porque las caídas de elementos de su entorno van dejando pistas que podrían ser definitivas. Algunos de estos lugartenientes arrestados son Harriet Agirre, Joseba Troitiño, José Segurola y José Antonio Aranibar. Una prueba de que la Policía trabaja con la hipótesis de que Txeroki es el disfraz de varios etarras es que, tras los asesinatos de Capbreton, mostró a la mujer a la que robaron el coche hasta 20 fotos de etarras para ver si identificaba en alguna de ellas a Txeroki El resultado fue negativo.