Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 s 2 s 2008 La crisis de Kosovo salpica a España ESPAÑA 25 Bono se enfrenta al Gobierno y pide el regreso de las tropas de Kosovo El ministro de Defensa dice que seguirán allí y su antecesor en el cargo pide que vuelvan s Rajoy, contra del envío de funcionarios civiles a la provincia independiente LUIS AYLLÓN MADRID. La proclamación unilateral de independencia de Kosovo ha puesto de relieve las discrepancias existentes en el seno del PSOE sobre cuál debe ser el futuro de las tropas españolas integradas en la fuerza de la OTAN (KFOR) en esa provincia serbia. Ayer, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, aseguró que la participación española en la misión se mantendrá, sólo unas horas después de que su antecesor en el cargo, José Bono, volviera a defender su tesis de que tras la proclamación de independencia por parte de los albanokosovares, nuestras tropas no deben permanecer allí. Siendo ministro de Defensa, Bono expresó ya en varias ocasiones- -una de ellas en diciembre de 2005, cuando visitó a nuestras tropas en Kosovo y otra en marzo de 2006 en el Congreso- -su opinión de que en si Kosovo aprobaba su independencia de manera unilateral, los militares españoles deberían volver a casa. Ayer, Bono declaró a Onda Cero que sería grave que las tropas europeas tuvieran que defender con las armas esa independencia. Según el ex ministro, cuando un país se declara independiente, lo que tendrá que hacer es cobrar su impuestos, tener su policía y tener su ejército Aunque en sus palabras estaba implícito lo que siempre ha defendido, esta vez Bono no apostó expresamente por la retirada de los efectivos españoles en Kosovo, como se está pidiendo desde algunos sectores, especialmente después de que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, dijera que la misma legalidad que España quiere que se respete en Kosovo es la que se defendió en el caso de Irak. En este sentido, el presidente del PP, Mariano Rajoy, aunque coincidió con el Gobierno en rechazar la independencia de Kosovo, aprovechó para pedir al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que expliquen si España va a continuar participando en las misiones internacionales desplegadas en esa zona. En una entrevista en Punto Radio Rajoy manifestó que sería una incongruencia que España siga apoyando esas misiones, mientras denuncia que la declaración unilateral de independencia viola el derecho internacional. El dirigente popular agregó que tiene muy claro que no se debe mandar ni debe haber ningún funcionario civil en Kosovo. Rajoy hacía referencia a la misión civil que la Unión Europea tiene previsto poner en marcha el próximo sábado, formada por unos 3.000 policías, jueces y fiscales, entre cuyas labores estará ayudar a evitar el crimen organizado, la corrupción y los eventuales abusos contra la minoría serbia. El actual titular de Defensa, José Antonio Alonso, dio respuesta ayer tanto a Bono como a Rajoy. Tras insistir en rueda de prensa en que España no reconocerá el nuevo Estado, aseguró que los cerca de 600 militares españoles que participan en la misión de la OTAN (KFOR) respaldada por una re- solución del Consejo de Seguridad de la ONU, seguirán en la zona, mientras se mantenga en los mismos términos que en estos momentos, centrada en la neutralidad y en la protección de las minorías. Sobre un posible aumento de riesgos para los militares españoles, en la nueva situación, Alonso dijo que las tropas ajustan continuamente los niveles de alerta a los requerimientos que sean necesarios. En cuanto a la reclamación de Rajoy de que no se envíen funcionarios civiles a la zona, el ministro señaló que el líder de los populares se equivoca, porque España aún no ha enviado a nadie y sólo tiene previsto participar en el despliegue con un pequeño número de funcionarios. Soldados españoles de la KFOR destinados en Istok (Kosovo) en una imagen de archivo ABC El PSC intenta frenar una votación a favor de la independencia de Kosovo en el Parlamento catalán I. ANGUERA BARCELONA. El Parlamento catalán podría aprobar hoy una resolución sobre Kosovo que, según los nacionalistas de CiU y ERC, es un aval a la independencia de la ex provincia yugoslava. Sin embargo, el PSC todavía no ha decidido si apoyará el texto, cuya entrada en registro votó el pasado 23 de noviembre. De hecho, el texto defiende que las Naciones Unides definan el estatus jurídico definitivo de Kosovo, de acuerdo con la voluntad del pueblo kosovar algo que los socialistas consideran totalmente superado por los acontecimentos, mientras para CiU y ERC es un aval a la declaración de independencia unilateral aprobada por el parlamento kosovar. De hecho, el número dos de ERC y consejero de Gobernación, Joan Puigcercós, dio por sentado ayer el apoyo del tripartito a la moción en la comparecencia posterior a la reunión del Gobierno catalán. Sin embargo, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, advirtió de que el partido no tomará una decisión hasta la reunión del grupo parlamentario que hoy presidirá José Montilla, tras expresar su disgusto por la nueva maniobra de CiU. De avalar el texto, el PSC estaría contradiciendo la postura del Gobierno español, duramente criticada ayer por Puigcercós desde el Palau de la Generalitat. Paralelamente, el líder de CiU, Artur Mas- -responsable de llevar a votación este texto precisamente ahora- -recriminó a PSC y ERC que frenaran ayer la inclusión de esta resolución en el orden del día del pleno de hoy por considerar que se trata de un texto superado El líder nacionalista argumentó que, a pesar de ello, esta semana Kosovo es una cuestión de actualidad y el Parlamento catalán debe pronunciarse, aunque tenga que volver a hacerlo dentro de 15 días. Mas reprochó a ERC su gran entusiasmo del lunes y su negativa ayer a incluir la resolución en el orden del día del pleno de hoy. Incongruencia