Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MARTES 19- -2- -2008 ABC Clausura de ARCO ayer: en el centro, Luis Eduardo Cortés; a su izquierda, Lourdes Fernández, y a su derecha, Fermín Lucas; y los comisarios Brum y Dos Anjos ARCO amasa una nueva generación de inversores: liberales de clase media- alta La Feria cierra manteniendo el incremento del 15 de ventas que hubo en 2007, y resolverá los pequeños defectos de espacio A. ASTORGA MADRID. La Feria Internacional de Arte Contemporáneo cerró ayer su XXVII edición como una gran superviviente: Con un balance muy positivo en palabras de sus organizadores, sorteando las crisis hipotecarias, bursátiles y económicas, y las críticas- -de público y galeristas- -sobre los problemas de espacio en el pabellón 14.1, que se ha estrenado este año albergando obras de arte. Aunque la incertidumbre motivada por la desaceleración económica, y su posible impacto en las ventas sobrevolvaba Ifema como una gran interrogante, ARCO 08 ha cotizado al alza, y se ha movido en la misma balanza que en 2007, donde el incremento del 15 en las ventas marcó un hito. Los números de ARCO 08 finales hablan de unos doscientos mil visitantes- -diez mil más que en la edición anterior- y de un nivel de transacciones similar al del año anterior, donde los puntos rojos (obras vendidas) se incrementaron en un 15 Y hablan, y no paran, de una nueva generación de inversores artísticos: Profesionales liberales de clase media- alta que, por pasión o por inversión, han creado mercado según Fermín Lucas, director general de Ifema. La sombra de una duda planeaba sobre ARCO: crisis económica, pero los galeristas la han derrumbado con brillantez e inteligencia: no sólo han mantenido el listón de las ventas en lo más alto, sino que han cuidado con esmero, con pasión, los espacios expositivos que les fueron asignados- -algunos han tenido que lidiar con el toro del despropósito espacial- Los resultados han disipado todas las dudas- -sostiene la directora de ARCO, Lourdes Fernández- La alta calidad de las obras, el esmerado cuidadode los stands que es trabajo de los galeristas, el abanico que ofrece ARCO, y el espacio han sido el eje de un salto hacia adelante Y lo ejemplificó en un nombre: Juan Herreros diseñador de los nuevos espacios ha dotado a la Feria de un carácter único y singular E insistió: El eje de ARCO han sido los coleccionistas y los galeristas, nuestros expositores, que han hecho un gran esfuer- India, invitada en 2009 Tras el éxito de Brasil como nación invitada en ARCO 08- -donde las galerías han salido muy satisfechas de las ventas- India lo será en ARCO 09. Han adquirido obra en ARCO el Museo Reina Sofía, por valor de 1.164.000 euros; seguido por IFEMA para la Fundación ARCO (250.000) Fundación Coca Cola, Musac, Ayuntamiento de Pamplona, Diputación de Málaga; Comunidades de Madrid y Murcia, Museo Unión Fenosa, El Monte, CGAC, Caja Sol, Gobierno de Cantabria, Fundación Picasso... zo para apoyar la excelencia El pabellón 14.1 ha sido el epicentro de todas las diatribas (por parte de público y galerías) mientras las presentes en el programa general dispusieron de unos magníficos espacios diáfanos (con pasillos inmensos) el 14.1 ha resultado un puntito confuso: obras de arte pegadas a una cafetería donde parecía que regalaban los donuts, colas de ida y vuelta, no se sabe si para tomar un café de ochenta céntimos o para (con) fundirse en la entrada a la galería. A este respecto, Luis Edudardo Cortés, presidente del Comité Ejecutivo de Ifema, admitía: Forma parte de nosotros resolver esos pequeños defectos para la próxima edi- Arte Invisible: memorias de África con obras de Senegal, Níger y Ghana MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Acosado por la hambruna, las pandemias, las venganzas étnicas, las dictaduras, y la corrupción, África, el Continente Negro, asoma la cabeza orgullosa de la mano (o, mejor, los pies) de sus geniales futbolistas, de sus atletas indómitos, de sus músicos abiertos y polifacéticos. Y también (de la mano, o mejor, de las manos) de un puñado de cálidos artistas que una vez más (ya van tres ediciones) se han asomado al espacio Arte Invisible, dentro de la feria ARCO. En esta ocasión, los países representados han sido Níger, Senegal y Ghana con las obras de diez de sus creadores. Unos han asumido los ismos occidentales, otros remueven el caldero de su milenaria tradición, y otros remiten al relámpago lírico de Wole Soyinka y Leopold Senghor. Pero todos han ofrecido unos trabajos calados de humanidad, de naturalidad y vitalismo, como sólo la sonrisa de un hombre negro puede mostrar, Senegal trajo hasta la Feria de Arte Contemporáneo a Cheikh Feita, que trabaja con arena y es maestro en los tonos del antílope; le acompañaban Mohamadou Ndoye Douts, dominador del arte mural, y Djibril Ndiaye, con sus creaciones en taparrabos tejidos, yute, madera, cuentas, inspiradas en La sombra de una duda las enseñanzas de su abuela. Cuatro son los artistas que viajaron desde Níger. Hagamos cuentas. Uno: Abdoul Aziz Soumaila, fotógrafo cuyo objetivo se impregna de la realidad de su tierra. Dos: Ali Garba, abstracción ecuatorial. Tres: Fati Seyni y su de primitivismo simbólico. Y cuatro: Alhousseini Yayé Touré: uno de los grandes artistas plásticos africanos del momento, trazador de universos tan arcanos como intelectuales. Despleguemos una vez más el mapa de África y señalemos con el dedo el tercer país invitado: Ghana. Gabriel Eklou, explosivo y revolucionario artis-