Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MARTES 19- -2- -2008 ABC Estudiantes serbios ponen una pancarta en Belgrado en el que se alude a algunos separatismos europeos y brillan por su ausencia otros más cercanos AFP Moratinos compara Kosovo con Irak, aunque ahora no se retirarán las tropas La UE anuncia una complicada posición común reconociendo al mismo tiempo que no puede haber acuerdo entre los Veintisiete ENRIQUE SERBETO, CORRESPONSAL BRUSELAS. La Unión Europea sigue dando vueltas al espinoso asunto de Kosovo. En un extraordinario alarde de pragmatismo sarcástico, los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintisiete se felicitaron ayer de haber llegado a una posición común, cuya esencia es precisamente reconocer abiertamente que no tienen una posición común. Seguramente ha habido pocas veces en las que la diplomacia europea ha tenido que ir tan lejos en los juegos malabares terminológicos para hacer creer que lo blanco es negro y viceversa. Por desgracia España esperó hasta ayer, cuando todo está ya decidido, para expresar por primera vez una posición rotunda en cuanto a que considera que la declaración unilateral de los albaneses de Kosovo es ilegal y que por tanto no reconocerá al nuevo Estado. El Ministro Miguel Ángel Moratinos hizo su particular sesión de prestidigitación diciendo que la retirada de Irak y la negativa a reconocer la independencia de Kosovo forman parte de la misma política de defensa de la legalidad de las Naciones Unidas, aunque en este caso las tropas españolas no se retirarán de Kosovo, pese a que España ni siquiera reconozca el país donde se encuentran. Muchos periodistas no españoles que querían conocer precisamente las razones por las que España había expresado hoy una posición tan radical, y que están poco familiarizados con las circunstancias electorales, se sorprendieron al escuchar las tesis de Moratinos. Se espera que los primeros países europeos que pretenden establecer relaciones diplomáticas con el Estado autoproclamado el domingo lo hagan en las próximas horas, probablemente después de la reunión del Consejo de Seguridad que estaba prevista en Nueva York anoche. Entre ellos estarán Francia, cuyo ministro adelantó que París tomaría la decisión en las próximas horas Polonia, Bulgaria, Italia, El NO TAN UNIDOS Países de la UE que han anunciado ya el reconocimiento: Francia, Reino Unido, Alemania, Italia. Países que lo harán más adelante: Finlandia, Dinamarca, Suecia, Bulgaria, Hungría. Países que no reconocerán a Kosovo (por ahora) España, Rumanía, Grecia, Eslovaquia, Chipre. Reino Unido y prácticamente casi todos los miembros. Alemania, cuya precipitación en otras ocasiones históricas tuvo unas consecuencias que nadie quiere recordar, ha dicho que estará entre la mayoría de países que va a reconocer la independencia de Kosovo pero no lo hará antes del miércoles, probablemente para no dar que hablar con referencias pasadas. En el Consejo Atlántico, los embajadores de los países miembros de la OTAN también emitieron una declaración en la que reafirman su voluntad de permanecer allí en el marco de la misión militar (KFOR) bajo el amparo de la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU, que es el único documento legal al que pueden asirse, aunque haya dudas de que la misma declaración de independencia de Kosovo no la haya invalidado. En el primer comunicado ya hubo que empezar a usar las reservas diplomáticas que van a ser necesarias sistemáticamente en el futuro: puesto que hay países como España que se niegan a reconocer a Kosovo, no se ha podido mencionar a las autoridades kosovares como legitimadoras de la presencia militar de la OTAN allí. Según fuentes diplomáticas, Estados Unidos ha sido receptivo a esta matización, al contrario que Gran Bretaña que, como en la UE, quería que hubiera menciones más directas que pudieran ser interpretadas también como un reconocimiento a la proclamación de la independencia de Kosovo. Los ministros de Exteriores de la UE han pedido ya a la Comisión que use los instrumentos comunitarios para tratar de apoyar a los países de la región de los Balcanes Occidentales, pero sin nombrarlos porque puesto que no todos los países van a reconocer a Kosovo, la UE como tal tampoco. La entrada de Moratinos esta mañana en la sede del Consejo Europeo de Bruselas habíahecho pensar a la presidencia eslovena que su labor sería mucho más compleja. Pero probablemente por ese ímpetu pudo hacer más facil que los demás países entendiesen mejor las reservas españolas y aceptasen que la declaración conjunta estuviera basada en las ideas propuestas por Moratinos. La parte buena en la defensa de las posiciones españolas es que se declara de tres o cuatro formas que el de Kosovo es un caso sui generis que no sienta ningún precedente El ministro esloveno de exteriores, Dimitri Rupel, reconoció las dificultades que está teniendo, no solo como presidencia de turno, sino sobre todo como país vecino de Serbia: mi país tiene una posición muy dificil empezando porque ha sido su embajada la única de las europeas que los manifestantes nacionalistas serbios han atacado en Belgrado.