Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ELECCIONES 9 M ESPAÑA LA BATALLA DE CATALUÑA MARTES 19 s 2 s 2008 ABC La Moncloa pasa por Cataluña El PSOE se juega en esta comunidad los 15 escaños de ventaja que le dieron la victoria en 2004 s El PP recupera por lo menos dos escaños, mientras los socialistas pierden apoyossCiU ve en las elecciones del 9- M su oportunidad de recuperar la Generalitat I. ANGUERA M. J. CAÑIZARES BARCELONA. Quince escaños. Esa es la cifra mágica que hace de Cataluña una de las claves de las elecciones generales del 9- M. La distancia que el PSC sacó al PP en los pasados comicios legislativos y que se convirtió en la catapulta de Zapatero al Gobierno de España. Socialistas y populares son conscientes de que en esta comunidad se juegan buena parte de sus aspiraciones y afrontan el reto con estrategias opuestas; mientras el PP ha optado por la presencia masiva de líderes nacionales, empezando por el propio Mariano Rajoy, los socialistas catalanes cuentan con dos únicas estrellas, el propio Zapatero y la candidata por Barcelona, Carme Chacón. Sólo Felipe González romperá ese monopolio. Mientras, los partidos nacionalistas luchan por romper la bipolarización del voto entre los dos grandes insistiendo en la necesidad de condicionar un futuro Gobierno del PSOE y dando por perdidas todas las expectativas del PP. Saben que el electorado popular en Cataluña es minoritario pero enormemente fiel y movilizado, así que el objetivo es no perder apoyos en favor del PSOE, como sucedió en 2004. Ante ese escenario, el PSC está decidido a buscar el cuerpo a cuerpo con el PP e intentar convencer a su electorado de que nada está ganado. Los socialistas catalanes se enfrentan a un público desmotivado por el desgaste enorme que esta legislatura ha supuesto para este partido. Desde el calvario de la reforma estatutaria, nunca entendida por buena parte del electorado socialista, al caos de las infraestructuras que ha castigado especialmente a los graneros del PSC, Zapatero tendrá que emplearse a fondo para recuperar el apoyo de 2004. Somos conscientes de que el PSC debe compensar el descenso de los socialistas en el resto de España por cuestiones como el Plan Hidrológico o el Estatuto catalán explica un alto dirigente del PSC, pero esos gestos, paradójicamente, no evitarán que el PP suba por lo menos dos escaños en esta comunidad. Junto a la subida del PP, los socialistas catalanes temen una pérdida de entre dos y tres escaños. Para frenar esa sangría, cinco escaños menos de ventaja, la fórmula socialista es la de exhibir mañana, tarde y noche a la ministra de Vivienda y las inversiones derivadas del Estatuto, que fija un monto de 34.500 millones para esta comunidad entre 2007 y 2013. E insistir una vez tras otra en los peligros de una victoria popular para Cataluña. CiU pretende precisamente romper esa bipolarización y exhibir su condición de formación no sometida a ningú partido de ámbito nacional. Los nacionalistas se presentan como la única fuerza capaz de defender los intereses de Cataluña en el Congreso y confían en ser decisivos en la formación de un nuevo Gobierno. Para ello, esperan mantener sus diez escaños o, siendo excesivamente optimistas, ganar dos. La federación lo necesita para salir de esa travesía en el desierto en que le ha sumido el tripartito en dos ocasiones. Y, por ello, CiU ha abandonado, al menos por el momento, sus coqueteos independentistas y apuesta por una campaña moderada en la que cuestiones como la financiación- -ya no hablan de concierto económico- -y las infraestructuras les obligarán hablar de las mentiras de Zapatero y de el anticatalanismo del PP. En los últimos días, sin embargo, Convergència ha radicalizado su discurso coincidiendo con el ingreso hospitalario del cabeza de lista, Josep Duran Lleida, que repite como candidato y confía estar restablecido para hacer campaña. Esta ingerencia no ha gustado a los socialcristianos, especialmente el llamamiento del ex presidente Jordi Pujol a no pactar ni con PP ni con PSOE. La resistencia del PP a retirar el recurso de inconstitucionalidad contra el Estatuto complica la posibilidad de pacto con CiU, sabedora, por otro lado, de que una nueva entente con los populares provocaría una crisis en Convergència, dominado ahora por el sector más soberanista. Todas las miradas, por tanto, están puestas en una famosa sociovergencia a CATALUÑA Diputados: 47 Elecciones Generales 2004 PSC- PSOE 21 PP 6 CiU 10 ERC 8 ICV- EUIA 2 Cataluña 32.113 7.210.508 18,7 10.636 11.986 92,6 65,5 51,3 89,6 España 505.990 45.200.737 100,0 83.197 166.339 90,9 60,4 44,6 87,9 Los candidatos Carme Chacón. La ministra de Vivienda encabeza por primera vez la lista del PSC- PSOE. Josep Antoni Duran Lleida. El candidato de CiU y líder de Unió es el veterano por Barcelona. Dolors Nadal. Lidera por segunda vez la candidatura del PP por Barcelona. Joan Ridao. Se estrenará en el Congreso tras haber liderado la negociación del Estatuto por ERC. Joan Herrera. Repite como candidato por ICV para formar grupo con IU. Superficie (km 2) Habitantes: PIB sobre el total nacional Potencial eléctrico (MW) Carreteras (km) Teléfono móvil de hogares) Ordenador de hogares) Internet de hogares) Banda ancha de hogares) El PSC debe compensar las pérdidas provocadas por el Estatuto en el resto de España CiU quiere mantener su condición de fuerza decisiva en el Congreso para volver a la Generalitat El PP recuperará como mínimo dos diputados, según las encuestas, y recortará distancias con los socialistas la que CiU pone precio: un compromiso de Zapatero por escrito de que, en las próximas autonómicas- -Mas ha aclarado que no pedirá de forma inmediata la cabeza de Montilla- respetará la lista más votada. En lo que respecta al PP catalán, las encuestas son muy favorables, pues podría pasar de seis a ocho escaños y recuperar el diputado perdido en Ge- rona. Las urnas podrían reconocer, de esta forma, el golpe de timón del nuevo presidente de los populares catalanes, Daniel Sirera, que exhibe un discurso desacomplejado en materia de inmigración, seguridad y lengua. El PP podría recuperar los votos que fueron a parar a Ciutadans, un partido en fase de descomposición. Para ello, ha puesto al frente de las listas de cada provincia a conocidos dirigentes, como Dolors Nadal (Barcelona) José Ignacio Lloréns (Lérida) Alicia SánchezCamacho (Gerona) y Francesc Ricomà (Tarragona) En Esquerra ya dan por descontada una pérdida importante de apoyos y se fijan como objetivo que el nuevo candidato, Joan Ridao, mantenga el grupo propio en el Congreso, lo que implica llegar a los cinco diputados. De hecho, los últimos sondeos apuntan a seis escaños, tres por Barcelona y uno más por cada una de las provincias restantes, Los independentistas saben que la polarización provocada por el caso Carod les benefició en 2004, cuando ERC se resarció de las críticas a su líder por la entrevista de Josep Lluís Carod- Rovira con la dirección de ETA con un crecimiento electoral que les llevó a superar, por primera vez, el medio millón de votos. Esta vez, por contra, un candidato menos conocido, Ridao, debe luchar además contra la bipolarización PP- PSOE. La solución pasa por denostar al PP y recordar con insistencia las mentiras de Zapatero para presentarse como únicos garantes de los interese catalanes. Conservar el grupo propio El voto del miedo LA SOCIEDAD CIVIL OPINA David Giménez Carreras Director de Orquesta Raimon Belenes C. Delegado del Hospital Clínico Política de pactos Giménez sobrino de Josep Carreras Davidtitular de laCarreras, y director Orquestra Simfònica del Vallès, espera que el resultado de las elecciones contribuya al entendimiento ciudadano y que la cultura deje de ser la hermana pobre de nuestra sociedad. Toda acción cultural importante se apoya en una decisión política. Por eso es esencial que los programas electorales incidan en el apoyo a la cultura. Como director de una orquesta privada que cuenta con subvenciones públicas para funcionar, creo que es vital la sensibilidad en este sentido del Clínico. La sociedad reconoce que tenemos un sistema más que aceptable y existe una cierta coincidencia entre las propuestas de los partidos... y ninguna es rompedora. Sería muy útil un pacto de Estado para mejorar la cohesión y la coordinación con el objetivo de tener una mejor planificación de recursos humanos y desarrollar carteras de servicios que garanticen estrategias similares para todos El principio de equidad, en su opinión, debería ser una realidad. sanidad Ennoestas elecciones lase es una prioridad, lamenta uno de los responsables Más información sobre los resultados de 2004 en http: www. mir. es