Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 DEPORTES Liga de Campeones s Octavos de final LUNES 18 s 2 s 2008 ABC Todo lo que tiene este equipo de temible en el ruidoso Celtic Park lo pierde cuando le toca jugar domicilio Los escoceses se la juegan en cualquier lance, como Jan Vennegoor of Hesselink en este gol al Hearts REUTERS Católicos que pegan duro El Celtic, con el impasible Strachan al mando, mantiene la esencia del fútbol británico ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Temible en Celtic Park y prácticamente inofensivo a domicilio, el rival del Barcelona anda con paso firme en la poco competitiva liga escocesa, en la que dos equipos llevan toda la vida alternando en el poder. Ahora, el Celtic es el que va a la caza del Rangers, que se enfrentó al Barça en la fase de grupos dando una imagen despreciable, por decirlo suavemente, con un fútbol ultradefensivo en el que lo de menos era la pelota. Cuestión de estilos. Y si el Rangers va por delante, cómo será el Celtic, pensará la mayoría, que da por sentada la clasificación de los catalanes para los cuartos de esta Champions De tradición católica y nacionalista, el Celtic vive en Europa gracias a su fortaleza como local. Fuera, lejos del Celtic Park, es un equipo justito que basa su juego en la fortaleza física. Apañado en la retaguardia, aunque con escasa salida de balón desde atrás, la medular es la línea más compacta y variable. Se encarga de la creación el italiano Massimo Donati- -o Brown- el mejor escudero para el veterano Paul Hartley. El japonés Nakamura es un peligro a balón parado y Jan Venegoor of Hesselink y McDonald son la referencia ofensiva. En la portería está Boruc, internacional polaco que destaca por su agilidad y por un don especial para detener penaltis. Sin embargo, tiene cantes sonados, fruto de sus errores de concentración. El Celtic es ahora un equipo algo menos defensivo desde que Gordon Strachan relevó al irlandés Martin O Neill. Strachan es impasible, de mano dura, y ha heredado el fútbol de Alex Ferguson, a quien tuvo como técnico en el Aberdeen y en el Manchester United. Prefiere hacer rodar el balón por el piso, pero mantiene la esencia del fútbol británico. El empuje continúa siendo una de las características del Celtic, que suele jugar con un sistema 4- 4- 2 que alterna con un 4- 5- 1. Este año, el Celtic superó la ronda previa de la Champions al vencer al Spartak de Moscú en la tanda de penaltis y la liguilla tras ganar en casa al Milán, al Benfica y al Shakhtar. Fuera, sin embargo, perdió contra los tres. El equipo escocés se enfrentará al Barça por tercera vez en la época Rijkaard. El primer duelo, en los octavos de final de la UEFA (2003- 2004) se lo llevó el equipo británico. En los otros dos enfrentamientos, al año siguiente y en la pasada liguilla europea, el Barça salió como vencedor. El infierno turco a ritmo de samba E. YUNTA BARCELONA. Con Zico en el banquillo, se presupone que un equipo busca el fútbol elegante y de calidad. No es este Fenerbahçe el típico conjunto turco que da palos hasta la saciedad y que basa su juego en la garra y en la furia. No. El próximo rival del Sevilla es un combinado en el que priman las individualidades y en el que vale más el ataque que la defensa, teniendo una dosis de anarquía que puede convertirse en su punto débil. Sin embargo, es agradecido de ver. El Fenerbahçe tiene muy buena plantilla en la que se mezcla nombre y experiencia. El primer jugador que viene a la cabeza es Roberto Carlos, que está de nuevo en forma y que se ha convertido en un ídolo para la ruidosa afición turca. El uruguayo Lugano, que precisamente estuvo a un paso del Sevilla, es uno de los mejores centrales del fútbol europeo- -apunta a un grande- -y el mediocentro Marco Aurelio marca el ritmo, todo el fútbol pasa por él. No brilla tanto como los delanteros pero de él dependen muchas de las opciones de su equipo. A su lado, y por detrás de las estrellas, trabajadores como el zurdo Ugur o Selkuc. Zico implanta su huella en este equipo en el que, junto a Roberto Carlos, juegan cuatro brasileños más Roberto Carlos, en forma y todo un ídolo para la afición turca AP El talentoso Alex mantiene el nivel de los últimos años, e incluso ha crecido desde que fracasó en el Parma para luego deslumbrar en el Cruzeiro. Con una media de veinte goles en las tres últimas temporadas, es el mejor extranjero de la liga turca. Y arriba, jugones como Deivid, Semih o Mateja Kezman, sinónimo de gol. El conjunto turco quedó segundo en el Grupo G de la anterior ronda, a cuatro puntos del Inter, primero, y a cuatro del PSV Eindhoven, tercero. Tres victorias, dos empates y una sola derrota- -de forma contundente ante los milanistas- -fue su bagaje. La estrategia del cuadro de Zico pasa por contagiarse de los 52.000 ruidosos espectadores que llenan siempre el Sükrü Saraçoglu y plantarse con opciones een el Sánchez Pizjuán. No hay precedentes de un duelo entre el Sevilla y el Fenerbahçe, pero los equipos españoles siempre han superado a los turcos.