Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 DEPORTES Homenaje mundial s El día de San Di Stéfano LUNES 18 s 2 s 2008 ABC José María Aznar charla con Enrique Múgica y Alberto Ruiz- Gallardón Santillana, Míchel, Pirri y Chus Pereda No merezco tanto, pero lo trinco Alfredo di Stéfano recibió ayer el premio de la UEFA y descubrió su escultura, en un homenaje del fútbol mundial JULIÁN ÁVILA MADRID. No me merezco tanto. Todo esto se lo dedico a todos mis compañeros. A los de antes y a los de ahora. Me parece que se han pasado. No me merezco tanto, pero lo tengo que aceptar. Siempre se dice lo mismo. Es demasiado, pero lo trinco Con estas palabras, Alfredo di Stéfano resumió el carrusel de emociones que vivió durante el homenaje que le tributaron ayer la UEFA, el Real Madrid y la familia del fútbol en general. Fue una mañana muy larga. Al mediodía, el presidente del máximo organismo europeo, Michel Platini, le entregó el premio Presidente UEFA por su trayectoria en el fútbol en el mejor de los entornos posibles para el jugador, el palco del Santiago Bernabéu. Ahí, Platini, en un castellano aceptable, se olvidó de los formalismos y le dedicó un discurso cariñoso, entrañable y muy cercano: Usted es un grande entre los grandes. No se puede imaginar la historia del fútbol sin su extraordinaria presencia. Fue un brujo del balón. Usted ha sido la personificación en el mundo del fútbol durante dos décadas Flaqueó, pese a su robusto carácter. Y se hundió definitivamente cuando se recordó una parte de su vida en su vídeo con un tango de música de fondo. Alfredo no aguantó. Retiró la vista de la pantalla y buscó en el suelo un hueco para esconder toda su emoción. Le traicionaron los sentimientos, rodeado de sus seis hijos y sus cuatro nietos. Tragó saliva como pudo, pero alguna lágrima furtiva se hizo visible en sus ojos. Medio atolondrado de felicidad, remontó el mal momento y subió al púlpito para dar las primeras gracias. En su primer envite anunció un partido duro en tono socarrón. Todos los allí presentes pudieron disfrutar del Alfredo di Stéfano más cercano, del bromista, del encajador, del amigo: Me he entrenado en las últimas semanas para que con la lógica de los sentimientos me resulte lo más llevadero posible. Pero el entrenamiento ha sido duro. He tenido que fortalecer los músculos de mi agradecimiento, que están en forma, para decir mis más sinceras gracias. Este premio tiene un significado especial por proceder de Michel Platini, que está ganando todos los partidos en los despachos Salvó la primera parte del partido. Quedaba la segunda, la de Valdebebas y la escultura. Allí llegó más relajado. En el estadio había saludado a una legión de viejos amigos como Kopa, Fontaine, Eusebio, Lucien Muller, Iribar, Del Sol, Fusté, Pereda, Adelardo, Iñaki Sáez, Pirri, Zoco, Santisteban, Gento, Manolín Bueno, Pachín, Antonio Ruiz, Marquitos, Amancio, Telmo Zarra, Del Bosque, Toni Grande... También a los representantes de las instituciones deportivas y políticas. Acudieron al acto Joseph Blatter, presidente de la FIFA; Ramón Calderón, presidente del Real Madrid; Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol; Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte; o Alberto Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid. Zidane, Aznar, Raúl A ritmo de tango Las palabras atenazaron los músculos del homenajeado. Luego, en el campo que lleva su nombre, continuó recibiendo agasajos. Se fundió en un abrazo con Zinedine Zidane. Recibió las felicitaciones del ex presidente del Gobierno José María Aznar y de los capitanes de la primera plantilla del Madrid, Raúl, Guti, Míchel Salgado y Casillas. Volvió a tomar la palabra, ya con la escultura, obra de Pedro Montes, al descubierto. Si se han fijado en la estatua, mis brazos aparecen alto y bien abiertos. Eso refleja el gran abrazo de gratitud que quisiera darle a todos ustedes. Muchas gracias