Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18- -2- -2008 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 79 La mayoría de las estrellas como el sol pueden formar planetas terrestres Usando datos del Telescopio Spitzer, los astrónomos afirman que los mundos capaces de albergar vida son más comunes de lo que se creía J. M. NIEVES MADRID. Los astrónomos han descubierto hasta ahora alrededor de trescientos planetas alrededor de soles lejanos. Sin embargo, debido a la dificultad que supone observar cuerpos pequeños (mucho menores que las estrellas) no luminosos y a distancias de decenas o centenares de años luz, un número muy limitado de estos nuevos mundos tienen algún parecido con el que nosotros habitamos. La mayoría de los planetas descubiertos son gigantes gaseosos, como nuestros Júpiter y Saturno, y a menudo incluso mucho mayores que ellos. Solo un puñado comparten rasgos físicos con la Tierra, como el tamaño, la distancia del sol (decisiva para la existencia o no de vida) o la composición, rocosa en lugar de gaseosa. Ahora, dos grupos de investigadores de las universidades de Arizona y Utah y del Observatorio Astronómico de Cambridge, en Massachussets, han dado, por separado, un nuevo paso hacia el objetivo de encontrar mundos parecidos a la Tierra en otros lugares del universo. Y han descubierto que los planetas terrestres pueden formarse alrededor de muchas, quizá incluso de la mayoría, de las estrellas parecidas al sol que hay en nuestra galaxia. Lo cual indica, a su vez, que los mundos con las condiciones necesarias para albergar vida podrían ser mucho más comunes de lo que se pensaba. Michael Meyer, de la Universidad de Arizona, ha utilizado el telescopio espacial Spitzer, de la NASA, para determinar, primero, si los sistemas planetarios como el nuestro son comunes o no en nuestro entorno galáctico. Los resultados indican que sí. Como mínimo un 20 por ciento, y probablemente hasta más de un 60 por ciento de las estrellas similares al sol están en condiciones de formar a su alrededor planetas rocosos. Los resultados de Meyer se presentan hoy en la reunión anual de la Asociación norteamericana para el Avance de las Ciencias y se publicarán en la próxima edición de la revista Astrophisical Journal. des comprendidas entre tres y diez millones de años) hasta los muy veteranos, entre mil y tres mil millones de años de edad. Nuestro sol tiene actualmente alrededor de 4.600 millones de años. Queremos estudiar la evolución de las nubes de polvo y gas alrededor de las estrellas similares al sol- -afirma Meyer- -y comparar los resultados con lo que nosotros pensamos que debió ser nuestro propio sistema solar en sus primeros momentos de existencia y durante su evolución En un estudio separado, Thayne Currie y Scott Kenyon, del observatorio de Cambridge, en Arizona, también hallaron muestras de nubes de polvo formando planetas terrestres alrededor de estrellas de entre tres y 300 millones de años de edad. Nuestro trabajo- -asegura Kenyon- -sugiere que el polvo detectado por Meyer y sus colegas es un paso natural en la formación de planetas terrestres. Nuestros datos coinciden con los suyos María A. Blasco M. PONCE Seis grupos de estrellas Durante su investigación, los astrónomos observaron seis conjuntos diferentes de estrellas (agrupadas según su edad) todas ellas con masas comparables a la del sol. Los diferentes grupos incluían desde astros muy jóvenes (con eda- Científicos españoles hallan una técnica para localizar células madre ABC MADRID. Las células madre tienen los telómeros muy largos. Éste descubrimiento, realizado por el Grupo de Telómeros y Telomerasa que dirige María A. Blasco en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) es de gran interés para la medicina regenerativa ya que puede ayudar a la localización anatómica de las células madre. El hallazgo ha sido publicado hoy en la edición digital de la revista Genes Development. Los telómeros protegen los extremos de los cromosomas y son esenciales para mantener la capacidad regenerativa de los tejidos y garantizar el buen estado del organismo. La pérdida progresiva de telómeros causa el envejecimiento del organismo, al mismo tiempo que protege del cáncer. Ignacio Flores, Andrés Canela, Elsa Vera y Águeda Tejera, del Grupo dirigido por Maria Blasco, han desarrollado una nueva técnica de medición de los telómeros que los autores han denominado telomapping (del inglés, telomere topographic mapping) Esta técnica permite generar mapas de longitud de telómeros sobre secciones de tejidos humanos y de ratón. El resultado final es un atlas anatómico basado en la longitud telomérica. La identificación de los nichos de células madre es esencial en medicina regenerativa. Con el telomapping se podrían localizar células madre del cáncer en los tumores. Los investigadores estudiaron seis grupos de estrellas similares al sol, y las dividieron según sus edades Más información: http: www. spitzer. caltech. edu Ilustración que muestra los diferentes tipos de planetas terrestres conocidos hasta el momento ABC Más información sobre la investigación: www. cnio. es