Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID LUNES 18 s 2 s 2008 ABC Pequeños comerciantes piden bajar a ocho los domingos abiertos Alegan destrucción de empleo, que no es recuperado por las grandes superficies JOSÉ MARÍA CAMARERO MADRID. Más de 200 propietarios de pequeños y medianos establecimientos de la región, convocados por la Federación de Comercios del Sur (Fecoesur) se concentraron ayer en la Puerta del Sol para protestar por los permisos concedidos por la Comunidad para que los comercios del área de Sol y aledaños puedan abrir los 365 días del año. Para evitar esta situación, los comerciantes exigieron a Esperanza Aguirre que limite, como máximo, a ocho, el número de aperturas dominicales posibles en todo un año, frente a las 22 que existen en estos momentos. Desde hace meses, los pequeños comerciantes vienen alzando la voz contra la liberalización de horarios comerciales. Estiman que esta medida provoca pérdidas millonarias y una fuga constante de clientes. Según los datos de las organizaciones convocantes- -apoyadas por representantes del PSOE, IU y sindicatos- en el pequeño comercio se cierran cada día dos establecimientos, y se destruyen seis puestos de trabajo. Ante la aparente demanda de parte de la población que está dispuesta a realizar sus compras en jornadas festivas como la de ayer, los comerciantes alegan que no pueden hacer frente a los gastos de personal e impuestos que supondría una apertura total. Yo tendría que contratar a otras dos chicas, aparte de las que tengo, sólo para los domingos, y eso cuesta demasiado dinero explicaba Iván, comerciante de Getafe. Además, critican al gobierno de la Comunidad por llenarse la boca de conciliación familiar, y luego permitir que la gente trabaje de lunes a domingo sin descansar afirmaba Juan, tendero del distrito de Chamartín. Para evitar un mayor ahogamiento del que, dicen, ya se está produciendo, reclamaron que la región se sitúe en la media nacional de aperturas. No es normal que aquí se abran 22 festivos al año, y, en la región más cercana por aperturas, sólo sean nueve explicaba Julio Los participantes aseguraron que su estrategia pasa por mejorar las ventas de lunes a jueves CHEMA BARROSO Vallejo, presidente de Fecoesur. Además, desde esta organización exigieron una moratoria de cinco años para la apertura de nuevos grandes centros comerciales, así como la derogación del Plan de Afluencia Turística, que es el que ha permitido abrir los comercios en Sol y en Arroyomolinos (Centro Comercial Xanadú) durante todo el año. Lo que se está consiguiendo es que las grandes superficies se hagan con más cuota de mercado, y al final se cree un oligopolio entre dos o tres, y, el resto, a echar el cierre explicaba enojada Purificación, de Alcorcón. Nuestra estrategia pasa ahora por mejorar las ventas de lunes a jueves afirma José Luis, porque incluso a partir de los viernes, ya comienzan a decaer Comerciantes como él estiman que por cada domingo que abren los centros comerciales, son dos días de ventas que pierde el pequeño comercio de la región. Sin embargo, algunos asistentes se quejaban ante la falta de apoyo que tienen este tipo de manifestaciones. Mañana, todo el mundo se quejará, pero hoy aquí apenas hay gente, porque es muy cómodo quedarse en casa, y porque es un sector muy desunido afirmaba uno de los convocantes. Mientras tanto, y ajenos a la protesta, desde las 11 de la mañana, los grandes centros comerciales de la zona de Sol abrieron sus puertas, con importante presencia de clientes. La Comunidad dice que se han creado 500 empleos La Comunidad recordó ayer que la liberalización de horarios es una medida consensuada con las pequeñas tiendas, agrupadas en Cecoma, y con las grandes superficies, de Anged. En la Consejería de Economía no se explican por qué se protesta ante esta situación, pues apuntan que, sólo en los tres primeros domingos de apertura, se han generado más de 500 puestos de trabajo.