Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 9 M LUNES 18 s 2 s 2008 ESCÁNDALOS EN LA CAMPAÑA ESPAÑA 15 La red electoral del PSOE, al desnudo Las confesiones de una ex agente electoral socialista que viajó con dinero público a Argentina para hacer campaña descubren un entramado turbio que salpica a la cúpula del PSOE gallego POR JOSE LUIS JIMÉNEZ FOTO MIGUEL MUÑIZ SANTIAGO. A pocas horas para que comience oficialmente una nueva campaña electoral, el PSOE gallego libra otra batalla: intentar tapar sus vergüenzas internas ante el escándalo destapado la pasada semana por el PP, que reveló el pago con fondos públicos de un viaje de una agente electoral socialista a Argentina durante las pasadas municipales. Pero más allá del caso genérico, que el PSOE intenta sin éxito desactivar, trasluce un entramado casi perfecto y encajado dentro de una aparente legalidad que la ex agente explica a ABC. María B. R. gallega retornada de Argentina tras vivir media vida en Buenos Aires, es contratada en diciembre de 2006 por la Asociación Unión de viticultores del Castro con sede en Orense, para trabajar en las oficinas del sindicato Uniones Agrarias, vinculado al PSOE, en el otro extremo de Galicia, en Vimianzo (La Coruña) En su contrato de administrativa- -por un año de duración- -se especifica que éste tiene lugar gracias a una subvención recibida por la Asociación de la Consejería de Trabajo de la Xunta, dirigida por el secretario de organización del PSOE gallego y mano derecha del presidente de la Xunta, Ricardo Varela. No obstante, el entonces responsable comarcal del sindicato, Félix Porto- -a la sazón candidato del PSOE a la alcaldía de Muxía y hoy primer edil de esta localidad- especificó a María B. R. en febrero de 2007 que en realidad fuiste contratada para mi candidatura política en Buenos Aires según relató la ex agente electoral. Para ello le proporcionó irregularmente el Censo de Españoles Residentes Ausentes (CERA) de Muxía y dinero en efectivo para adquirir tarjetas telefónicas con las que llamar a Argentina e ir manteniendo un primer contacto con los emigrados censados en el municipio, a los que posteriormente visitaría en persona. El secretario de Organización del PSOE gallego, Ricardo Varela (a la derecha) habla con José Blanco antes de un mitin, ayer Pese a que Porto pidió discreción a su agente, en verdad todo el personal de la oficina sí sabía que yo llevaba su campaña en Buenos Aires, e incluso me ayudaron a conseguir por internet teléfonos María B. R. dejó de asistir a su puesto de trabajo por las mañanas, ya que por el cambio horario, de noche me dedicaba a llamar a Argentina Para evitar cualquier responsabilidad futura, María B. R. militante socialista, responde únicamente ante Porto, su jefe por partida doble, en el sindicato y como candidato. Éste le proporciona además una hoja con instrucciones sobre qué hacer a la hora de pedir el voto y será su único contacto con el PSOE. No asistirá a ningún encuentro oficial en Galicia del partido ni tendrá más identificación que su palabra. De ese modo, ahora todos pueden asegurar que no la conocen. El siguiente paso fue conseguirle un billete de avión para hacer campaña en el propio país suramericano. El 20 de marzo de 2007, la parlamentaria socialista Marisol Soneira envía a la cuenta de correo de B. R. los datos de un billete electrónico comprado por la Secretaría General de Emigración de la Xunta, que ahora alega fue fruto de una ayuda humanitaria para que la agente electoral pudiera visitar a un familiar enfermo, dada su precaria situación económica como perceptora de un subsidio de desempleo. Eso es mentira, porque no hay un solo documento presentado, ni un solo papel firmado asegura esta persona. Yo cobré ese subsidio en el año 2002 durante cuatro meses, pero no en el momento del viaje, porque estaba trabajando No tuve ningún contacto con Soneira ni con Emigración, se limitaron a enviarme el correo electrónico con el billete Desde que salió a la luz este escándalo, el PP demanda que se haga público el expediente de tramitación de las ayudas, si es que existe. Ayer, desde Cuba, el secretario general de Emigración, Manuel Luis Rodríguez, se limitó a avanzar que en su momento se tomarán las medidas oportunas y anunció una respuesta contundente a la denuncia del PP gallego. Las mismas razones humanitarias son las que Porto esgrimió para concederle 50 días de permiso- -pero con sueldo- -a B. R. para su viaje, del que volvió el 22 de mayo, cuatro días antes de la cita electoral. Para su trabajo en Buenos Aires, Porto me entregó 1.500 euros en mano con los que contrató a otros dos colaboradores, y que tuvo que justificar con facturas posteriormente. Ahora, el PP pide las dimisiones de Soneira, Rodríguez y, sobre todo, Ricardo Varela, con la duda de si este entramado está generalizado y, como creen, el PSOE financia sus campañas electorales con dinero público Sin contacto con el partido LA FRASE Elena Salgado Número uno del PSOE por Cantabria A la hora de mentir son gente sin complejos y a la hora de hacer propuestas son gente sin corazón tir a regañadientes, acomplejados, casi casi forzándose. Y, en todo caso, con la mejor intención. Véase el presidente del Gobierno y sus contactos con la banda terrorista. Y en lo que atañe al corazón, ahí sí que no hay quien los gane. Todas sus propuestas están guiadas por un impulso positivo, afectuoso, cordial. Si el corazón, como afirmó hace siglos el bueno de Blaise Pascal, tiene razones que la razón ignora, el corazón socialista las tiene todas de esta naturaleza, o sea, inmunes a la razón. Y contra esto, sobra decirlo, no se puede luchar. A no ser que uno se convierta en el mismísimo diablo. Xavier Pericay Periodista y escritor L a candidata, claro está, se refería a los populares. Son gente mala, sin duda, capaz de lo peor. No tanto por lo que hacen como por lo que sienten. O por lo que no sienten, que este es el drama, en definitiva. No así los socialistas. Ellos, suponiendo que mientan- -que es mucho suponer- se entregan a la labor de men- ABC. es Especiales sobre las elecciones generales y los comicios al Parlamento andaluz en abc. es