Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo DOMINGO 17- -2- -2008 ABC Preparados para el maratón electoral El próximo viernes a las 12 de la noche se dará el pistoletazo de salida a la campaña electoral. Será también el inicio de un maratón físico que pondrá a prueba la salud de los candidatos. ¿Cómo se preparan? ¿Cuáles son sus trucos para no agotarse? N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. En las maratones, los atletas deben dar lo mejor de sí mismos en 42 kilómetros y 195 metros. A Mariano Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero, Gaspar Llamazares o Rosa Díez les esperan unos cuantos kilómetros más. Tendrán quince días para cruzar España sin parar un solo minuto y conquistar afectos para la cita del 9 de marzo. Mítines y actos donde forzar la voz y poner a prueba su tensión arterial. Viajes tensos en los que cuesta mantener el cuello libre de contracturas y el organismo en forma. El cansancio, el estrés y la presión serán una constante durante dos semanas en las que se duerme poco, se come mal y se exige como nunca. Los políticos nunca se quejan porque se interpretaría como un signo de debilidad que resta votos. Lo cierto es que todos acaban las campañas con la necesidad de huir a un rincón perdido donde reponerse. Si la selección natural ha cincelado la evolución humana en miles de años, las campañas electorales actúan casi como un método de selección exprés, que pone a prueba la salud de los candidatos. Como si el que fuera capaz de superarlo estuviera avalado física y psíquicamente para soportar la presión de la presidencia. ¿Se preparan los principales actores para una prueba de resistencia tan especial? Y cuando están en ella ¿cómo la superan? ABC ha preguntado a los que mejor les conocen, a quienes acompañan a los candidatos de los principales partidos. Los médicos recomiendan deporte para hacer frente a la tensión electoral de los cambios de temperatura para no perderla en los mítines. Bebe mucha agua, se abriga el cuello y tiene siempre a mano caramelos balsámicos, de menta fuerte. La receta secreta del líder de la oposición es la vitamina C. Mariano Rajoy no recurre a suplementos artificiales. El redoxón no está hecho para él. A él le da alas un desayuno hipervitaminado en el que las frutas ganan la partida. Mucho kiwi, naranja, papaya... Un cóctel saludable acompañado de una tostada para arrancar el día. La comida, donde le pille, y la cena siempre muy ligera Como Zapatero, al líder del Partido Popular le gusta dormir en casa, una costumbre que procura mantener aunque esté en campaña. Su objetivo es asegurarse un descanso reparador de ocho horas y, sobre todo, reservar un espacio diario para su familia. Él encuentra un momento para desconectar, estar con sus hijos y no dejarse devorar por la obsesión. Ese es su bálsamo reparador. Sus colaboradores aseguran que no tiene tiempo para el deporte, salvo algún paseo furtivo. Ni para relajarse con un buen masaje. Por no tener, Rajoy no tiene tiempo para el estrés. O, al menos, eso dicen. En esta campaña, seguro que encuentra reposo en su mujer Viri Esta vez ha pedido permiso en su trabajo para acompañar al candidato popular. Otra vía de escape, menos políticamente correcta, son sus conocidos puros. El tabaco es poco saludable, aunque le calmará cuando se aleje de los espacios públicos. Por si acaso, a su lado siempre contará con la ayuda facultativa de Ana Pastor y Francisco Villar, colegas y médicos de profesión. Rajoy, el poder de la vitamina C Todos los candidatos superan los 45 años. Una edad crítica en el riesgo cardiovascular. El estrés de la campaña suma en contra La mejor receta para afrontar la carrera electoral es una dieta equilibrada y robar 30 minutos al día para hacer ejercicio Es un hombre tranquilo. Basta con mirarle. La presión parece no afectarle. Y no es una pose, aseguran en su partido. En la última campaña, le llevaron un fisioterapeuta para que le ayudara a rebajar la tensión de los mítines. Al llegar al hotel el fisio le estaba esperando, presto a suavizar unos músculos del cuello y la espalda que se preveían agarrotados. Apenas le tocó, reconoció humildemente que sus masajes serían inútiles. Sus músculos estaban tan elásticos que no necesitaban manipulación alguna. En esta campaña, dicen, no volverán a repetir la experiencia. A Zapatero no le acompañará un masajista, pero sí su médico personal. Dicen que no cambiará su alimentación. No hace excesos, come siempre muy equilibrado y tampoco bebe. Se toma muy en serio la importancia de comenzar el día con un buen desayuno: zumo de naranja, pan con aceite y jamón, acompañado de un café con leche. Suficiente para aguantar el tirón de la mañana. En la comida, mucha verdura, fruta y poca grasa. Y, en campaña, raciones extra de pasta que se autoreceta para contar con más hidratos de carbono que le ayuden en el esfuerzo físico. No toma suplementos vitamínicos ni cuenta con preparadores físicos. Le gusta mucho el baloncesto, pero para mantenerse en forma corre, sobre todo durante el fin de semana. Carreras por las cercanías del Palacete de La Moncloa que ahora interrumpirá en campaña. Y duerme. Su objetivo es dormir en casa siempre que puede, un mínimo de ocho horas. El avión privado le permite regresar a Madrid aunque haya estado por la mañana en Santiago de Compostela. El punto débil del presidente del Gobierno es la voz. La cuida mucho y la mantiene a salvo Zapatero, ¿quién dijo estrés? Rosa Díez, puro nervio Ni se cuida más estos días, ni lo necesita, aseguran. La candidata de Unión, Progreso y Democracia (UPD) tirará de su adrenalina. No se cuida especialmente, ni para la campaña ni para el día a día. Ella es hiperactiva, así que el gimnasio lo lleva incorporado cuentan en su equipo. Su único truco saludable es dormir bien. Por eso, esté donde esté, nunca se compromete con nadie. Cena en el hotel donde duerma y a descansar para afrontar el nuevo día.