Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17 s 2 s 2008 Empresa ECONOMÍAyNEGOCIOS 49 recido ante el empuje asiático. Sin cuotas, Asia ha promovido el dumping (producir por debajo del coste) aseguran varios empresarios españoles. Países como China o India quieren exportar a cualquier precio pero no han podido barrer a Marruecos por los costes asociados explica Juan Canals, presidente de Pulligan, presente en el vecino del sur desde 1990. China es más barato por la política de dumping descarado, además allí sólo se fabrican productos básicos y todos iguales en fábricas enormes se defiende José Miguel Zaldo, presidente del comité empresarial hispano- marroquí, que recuerda la existencia de aranceles para traer productos de Asia. El gigante chino, donde un minuto de operario cuesta diez veces menos que en Europa frente a seis veces menos en Marruecos, no puede hacer frente a la cercanía geográfica que tanto interesa al mercado español y que resulta vital para abaratar esos costes asociados a los que se refiere el presidente de Pulligan. El país magrebí se encuentra a día y medio en camión y una hora de vuelo de Barcelona, lo que permite reaccionar con pedidos en una semana- -a diferencia de seis meses con Asia- señala Canals. Además la estabilidad, la seguridad jurídica y la cercanía cultural- -mucha gente habla castellano- -es mucho mayor añade. Cambios necesarios Dumping chino Tienda de Stradivarius, marca del grupo Inditex, en Rabat El textil marroquí sobrevive La presión de Asia, incrementada con la eliminación de cuotas a nivel mundial, no puede por el momento con el textil de Marruecos, que depende en gran medida de de las importaciones de España, su principal cliente TEXTO Y FOTO: LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. ¿CómolograelgrupoZara cambiar sus escaparates prácticamente cada semana? Los empresarios lo saben muy bien: con el modelo de producción textil aplicado en Marruecos. Inditex, la casa madre de la popular tienda de ropa, tiene su producción repartida por todo el mundo y Asia absorbe gran parte de ella, pero solamente la cercanía y la experiencia marroquí permiten mantener en pie lo que tantos éxitos les ha hecho cosechar: el pronto- moda o fast- fashion Los gallegos trabajan con un centenar de industrias marroquíes que han multiplicado por tres su producción desde el año 2004, hasta llegar a generar el 10 de los suministros. En 2006, España sobrepasó a Francia y se convirtió en el primer cliente de productos textiles y de confección marroquíes al adquirir el 32 El sector cuenta en el país magrebí con 1.673 empresas, que dan trabajo a 205.000 personas y generan 2.600 millones de euros al año. Pero la liberación total de las cuotas en el mercado mundial textil desde este año sembró dudas sobre la posible supervivencia de Marruecos, al que muchos daban por desapa- Con Marruecos los riesgos son también mucho menores porque, a diferencia de Asia, se pueden enviar desde España hilos, tejidos y diseños así como I+ D. En Marruecos todo es más fácil afirma el presidente de Pulligan, con cerca de 300 trabajadores en el país norteafricano. Pero la guerra se ha desatado a largo plazo y para que los camiones de Inditex sigan cruzando el estrecho de Gibraltar cada semana, Marruecos deberá afrontar cambios. El reino alauí no lo tiene todo solucionado con su proximidad geográfica y está obligado a diversificar su producción e incrementar su eficacia como señala un informe del pasado verano de la Oficina Económica y Comercial de España en Marruecos. El vecino del sur, añade el informe, sufre una excesiva concentración de sus exportaciones hacia la Unión Europea (principalmente España y Francia) debe pensar en ser competitivo más allá de la gama baja que controla Asia y tiene que remodelar un sistema de transporte y logística ineficiente, de baja calidad y obsoleto Marruecos no ha ganado la guerra pero mantenerse es importante sentencia el presidente de Pulligan. Excesiva concentración El sector cuenta en el país magrebí con 1.673 empresas, que dan trabajo a un total de 205.000 personas