Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17- -2- -2008 En portada s Los efectos colaterales de la crisis del ladrillo ECONOMÍAyNEGOCIOS 47 ADELGAZAMIENTO Toca gestionar sin perder competitividad ni márgenes, y abrir nuevos mercados para hacer frente a la recuperación de demanda cuando cambie la coyuntura manda nacional y para abrirse a los mercados internacionales. Lo uno trae lo otro casi inevitablemente. Así que estamos ante una industria que cuenta entre las más expertas y avanzadas del mundo. Ferias tan específicas como, por ejemplo, la de la piedra natural en Ifema evidencian liderazgo y empresas muy al día, entre las mejores del mundo. Ahora los empresarios de esos sectores tienen que volver a dar el triple salto mortal, pero al revés. Si a lo largo de lo que llevamos de siglo superaron con muy buena nota las exigencias de una demanda insaciable, ahora les toca lo contrario, ajustar sus capacidades y sus costes a una demanda reducida y tan exigente como cuando iba con el acelerador a tope. Con simpleza irritante algunos desdeñan un sector empresarial tan amplio y complejo como el de la construcción, calificándole como el de los ladrilleros una expresión que ha hecho fortuna y que se repite sin meditar. ¿Sabrán la tecnología y la complejidad que hay detrás de cada uno de los ladrillos más elementales? ¿Reparan en la investigación, diseño e innovación que requiere producir un paramento cerámico o una puerta? Las industrias auxiliares del automóvil instaladas en España compiten con las mejores del mundo. Otro tanto ocurre en los auxiliares de la construcción, cada vez más globales, más multinacionales. El caso de Roca, ya no es excepcional, se repite en otros muchos sectores especializados, hecho en España o hecho por empresas españolas es sinónimo de calidad y de modernidad. El reto ahora es gestionar el adelgazamiento, sin perder competitividad ni márgenes, y para ello abrir nuevos mercados y prepararse para hacer frente a la recuperación de demanda cuando cambie la coyuntura. El ajuste no ha sido una sorpresa, se venía anunciando desde hace años, aunque el lobo no siempre llega cuando avisa el vigilante. La caída de la demanda empezó antes del verano y aún no ha tocado fondo, aunque si ha hecho buena parte del recorrido sin más destrozos de los previsibles en algunas de las mejores hipótesis. GESTIONAR EL Fernando González Urbaneja El parón inmobiliario ha tocado muy seriamente a todas las industrias auxiliares ROBER SOLSONA La cerámica sortea la crisis gracias a la diversificación y la internacionalización Algunos empresarios, que supieron ver a tiempo lo que podía ocurrir, decidieron cambiar sus estrategias centrando su producción en la diversificación e internacionalización. Es el caso del sector de la cerámica. que durante 2007 creció un 3,5 lo que demuestra que no se está viendo afectado en absoluto por el parón inmobiliario. Esto se debe, sobre todo, a la diversificación de mercados, a la internacionalización de la industria, y a que de las ventas totales, el 56 son ventas a nivel internacional apunta una portavoz de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer) Según esta asociación, la evolución positiva de las exportaciones (que crecieron cerca del 6,7 a cierre del ejercicio pasado) se sustenta principalmente en el incremento en el precio medio de venta de productos y en la incorporación a la UE de nuevos países, en especial Rumanía. su producción dentro de sus colecciones. ¿Y el propio ladrillo? ¿Cómo está viviendo el parón? Las cifras de ventas de ladrillos y tejas, por ejemplo, están cayendo. Las cifras de facturación, que ya habían caído u n 3 hasta junio, sufrieron un parón importante en la segunda mitad del ejercicio pasado. La Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas (Hispalyt) da más datos: El crecimiento se ha reducido a cero, algo que creemos se mantendrá durante todo este año, o irá a peor, lo que provocará, sin duda, parones temporales de producción en algunas empresas, para adaptar el nivel de actividad a la demanda. Si esto se mantiene por mucho más tiempo, el cierre de muchas fábricas será inevitable Y como en este sector, en muchos otros. El cerrajazo generalizado se está expandiendo. Y la sombra del desempleo se está haciendo notar. La época de las vacas gordas en la construcción y aledaños se ha acabado. Ahora toca agudizar el ingenio para sobrevivir. Diversificar o morir. Los ladrillos, mal parados estionar eficazmente las subidas es tan complejo como administrar bien las bajadas. Lo saben los aficionados a la montaña: para subir, para crecer, hay que desplegar talento y audacia, y para bajar, para reducir, otro tanto; porque tan complejo es administrar la largueza como la estrechez. La explosión inmobiliaria de estos años ha exigido a las industrias auxiliares de la construcción a crecer y a invertir para atender una demanda insaciable, con magnitudes inimaginables años atrás. Casi un millón de nuevas viviendas al año y crecimientos semejantes también en planta para oficinas y centros comerciales, significa un volumen de construcción que casi dobla el de algunos de los mejores años de la anterior década. Desde el cemento a los ladrillos, de los prefabricados a la puertas, de los materiales cerámicos a los pavimentos de madera... todos sometidos a máxima tensión, con oportunidades inmediatas, pero también con riesgos a medio y largo plazo. Un festín al que no se podía renunciar, demasiado tentador, pero indigesto para los inmoderados. Esa industria auxiliar, muy modernizada a lo largo del último cuarto de siglo, ha crecido sin pausa para atender la de- G EVOLUCIÓN EXPORTACIONES Datos en millones de euros 2,5 2,0 1,5 1,0 0,5 1,988 2,059 1,939 1,977 2,041 1,872 2,183 2,300 Ahora los empresarios de esos sectores tienen que volver a dar el triple salto mortal, pero al revés. Si a lo largo de lo que llevamos de siglo superaron con muy buena nota las exigencias de una demanda insaciable, ahora les toca lo contrario