Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ESPAÑA DOMINGO 17 s 2 s 2008 ABC El parricida de Tenerife mató con un arma blanca a su familia antes de suicidarse Era italiano, y su compañera, belga; los niños, hijos de él, tenían 4 y 7 años R. C. SANTA CRUZ. Asesinó a su mujer, a sus dos hijos, de cuatro y siete años, y después se suicidó. Esa es la hipótesis principal que manejan los investigadores sobre el espeluznante caso ocurrido en la noche del viernes en Adeje, un municipio del sur de Tenerife. Fue el impacto de un cuerpo al caer desde un segundo piso lo que alertó a los vecinos, que llamaron a la Policía sobre las ocho y media de la noche, cuando se encontraron con que Pascuale M. C. italiano, de 49 años, yacía sobre la acera, con sangre manando de las muñecas. La misma sangre que, en principio, aparece todavía en el exterior del segundo piso de la vivienda, en una pared alrededor de la puerta que da al balcón desde el que se habría arrojado tras acabar con la vida de su familia. En pocos minutos, acudió al lugar una patrulla de la Guardia Civil y otra de la Policía Local adejera, que comprobaron que el cuerpo, envuelto en un albornoz y ya sin vida, presentaba importantes golpes en la cabeza y varios cortes en las muñecas. También supieron en ese momento que vivía junto con su mujer y sus hijos, según el relato de los vecinos. Dado que no contestaban tras haber llamado a la puerta, los agentes escalaron por un balcón y alcanzaron a ver que en el interior de una de las habitaciones había manchas de sangre. Al forzar la puerta de entrada, se encontraron con otros tres cadáveres, el de su pareja, una mujer belga de 44 años, y el de los dos hijos de Pascuale M. C. también italianos y de cuatro y siete años. Los niños sólo eran hijos de Pascuale, no de su compañera. La principal conjetura hacia la que se dirigen las investigaciones señala que se trata de un caso de violencia familiar, a pesar de que, según los datos policiales, el presunto autor no contaba con antecedentes de denuncias por malos tratos. Al mismo tiempo, existe casi la certeza de que la muerte de la mujer se produjo por una agresión con un objeto cortante. En cuanto a los niños, ayer se aguardaba el informe de los médicos forenses encargados de realizar la autopsia, aunque los primeros indicios, según informó la Guardia Civil, apuntan a que su muerte también se produjo por arma blanca. Si bien Adeje es un municipio cuya economía gira en torno al turismo, el barrio de Los Olivos- -donde residía la pareja desde hace dos años, en la urbanización El Vesubio- -tiene una población estable, de familias establecidas o extranjeros residentes, como era el caso de estas cuatro personas. Los vecinos, barrera lingüística me- diante, no tenían trato frecuente con la pareja. Ella trabajaba como telefonista en el hotel Ocean Pacific de Tenerife y el presunto parricida regentaba una tienda de muebles de cocina en Adeje. Al margen de la ausencia de denuncias, nada indujo tampoco al vecindario a pensar que en la vivienda de la familia italo- belga se viviera una situación de violencia familiar. Los vecinos, según los agentes de la Benemérita, nunca habían oído gritos ni peleas. La casa permanecía ayer precintada, al igual que el coche familiar, un Citröen Xsara aparcado en la calle que aún conserva, como mudas testigos, las bicicletas de los pequeños asesinados. Fotogramas de las carreras de los dos motoristas detenidos en León por la Guardia Civil de Tráfico EFE Detenidos en León dos motoristas que grababan sus carreras ilegales a 300 kilómetros por hora S. E. VALLADOLID. La Guardia Civil de Tráfico ha detenido en León a dos jóvenes como supuestos autores de un delito continuado contra la seguridad vial, ya que al parecer han participado en carreras ilegales de motos grabadas en vídeo mientras circulaban a 300 kilómetros por hora. Según informó la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil en un comunicado, la investigación se inició a primeros de este mes cuando un testigo informó de la existencia de motos que circulaban a altísima velocidad por la carretera CL- 631, en concreto entre las localidades leonesas de Ponferrada y Villablino. La misma persona que alertó de esta situación entregó una grabación en DVD que le habían hecho llegar, en la que se observan diversas motocicletas circulando en algunos puntos a velocidades cercanas a los 300 kilómetros por hora. Especialistas de la Guardia Civil adscritos al Grupo de Investigación de Accidentes de Tráfico (GIAT) de León y del Destacamento de Tráfico de Ponferrada, analizaron las imágenes en las que se consiguió identificar a J. C. V R. y L. C. A. de 31 y 24 años, respectivamente, a los que se detuvo como presuntos autores de delitos contra la seguridad vial. La Guardia Civil informó también de que uno de los detenidos había realizado grabaciones que han permitido comprobar que en algunas ocasiones circulaban a 200 kilómetros por hora en travesías limitadas a 40. El análisis de la grabación realizado hasta el momento por los especialistas de la Guardia Civil ha permitido corroborar la existencia de cerca de 30 delitos e infracciones graves que pueden suponer el descuento de más de 400 puntos en el carné de conducir para cada uno de los implicados.