Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA DOMINGO 17 s 2 s 2008 ABC Un matrimonio, en prisión tras ingresar su bebé de tres meses con muerte cerebral SUSANA NEIRA OVIEDO. Un matrimonio de etnia gitana de la localidad asturiana de Soto del Barco ha ingresado en la prisión de Villabona por un supuesto delito de malos tratos contra su hija de tres meses. El bebé, en situación de muerte cerebral a consecuencia de los golpes recibidos, se encuentra ingresado en el Hospital Universitario Central de Asturias, en Oviedo. La pareja reside en una vivienda de protección oficial de Soto del Barco con sus tres hijos. Uno de ellos, gemelo de la niña, ha ingresado también en un centro hospitalario para recibir atención de posibles golpes. El mayor, de 17 meses, fue internado en un centro de protección de menores dependiente de la administración autonómica. Según fuentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que llevan la investigación del caso, el matrimonio formado por J. H. y E. G. H. acudió al hospital de San Agustín, en Avilés, con su hija el pasado martes. Dada la gravedad de las heridas que la pequeña tenía en la cabeza, los médicos decidieron evacuarla a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de referencia en Asturias. El equipo sanitario se percató al atenderla de que los golpes eran fruto de una paliza. Los agentes detuvieron a los padres en la propia sala de espera del hospital y tras prestar declaración ante el juez, éste decidió su traslado a la prisión asturiana. Hacía apenas dos meses que los Servicios Sociales de Avilés habían investigado la situación del matrimonio y sus hijos. Varios vecinos los habían denunciado por un posible maltrato en el ámbito familiar. Existen varias versiones, muchas de ellas contradictorias, sobre lo ocurrido en el domicilio familiar y sobre el autor de la presunta agresión. Fuentes cercanas al caso indicaron que el matrimonio desmiente las acusaciones que recaen sobre ellos. Los padres sostienen que su hijo mayor es quien presuntamente golpeó a la pequeña contra el cabecero de la cama. Se trata de la misma versión que ofrecieron a los Servicios Sociales durante la investigación realizada en diciembre, cuando los gemelos ya presentaban numerosos moratones. Hasta ahora no se habían adoptado medidas de protección. Condenan a un colegio por la muerte de un alumno que se suicidó en su casa La Audiencia considera negligente al centro porque el suceso ocurrió en horario escolar S. C. BARCELONA. Una escuela de Barcelona deberá indemnizar a los padres de un niño de 13 años que en 2004 se fue del centro antes de concluir el horario escolar, llegó a su casa y se arrojó desde el balcón a la calle, donde encontró la muerte. Un tribunal hace responsable al centro escolar del triste suceso porque considera que no se hubiera producido de haber pemanecido (el alumno) en el centro escolar La Audiencia de Barcelona ha condenado a la Fundación Abad Oliva, propietaria del colegio Cardenal Spínola de la Ciudad Condal, a indemnizar con 26.801,29 euros a los padres de un niño que falleció tras caer al vacío desde el balcón de su casa, al considerar que el centro desatendió su deber de cuidado del menor porque el hecho se produjo en horario lectivo. El menor, de 13 años y que cursaba segundo de ESO en este centro de la capital catalana, se precipitó desde el balcón de un ático situado en la calle General Mitre de Barcelona el 9 de noviembre de 2004 a las 13.22 horas, cuando debía haber estado en el centro escolar. El colegio tendrá que pagar 26.801 euros a los padres del niño, de trece años 26.801,29 euros por haber desatendido su deber de cuidar al menor. El juez destaca que el horario lectivo del niño era de 9 a 17 horas, y que ese día debía comer en el colegio, pero que, por falta de control por parte del centro, salió antes, durante la hora de comer, sin autorización alguna por parte de sus padres El niño se fue a su casa, donde en aquellas horas no había nadie, y minutos después se precipitó desde el balcón. Por ello, el magistrado considera que la escuela desatendió su deber de cuidado al menor al permitir que saliera del centro antes de las 17 horas. YOLANDA CARDO Especialmente sensible Su gemelo, hospitalizado El niño era especialmente sensible y estaba en tratamiento psicológico, recomendado por el propio centro escolar, con el fin de potenciar su autoestima, y horas antes de los hechos había sido castigado por una maestra del centro por lanzar un objeto por la ventana de la clase. En su sentencia, a la que tuvo acceso Efe, la Audiencia condena a la escuela a indemnizar a los padres del menor con La víctima estaba en tratamiento psicológico, había protagonizado peleas y fue castigado el día en que murió Asimismo, decreta que existe un nexo causal entre la actuación negligente del colegio y el fallecimiento del niño, dado que no se hubiera producido de haber permanecido en el centro escolar La Fundación Abad Oliva, propietaria del colegio Carde- Interceptan un velero cuando sacaba de Ceuta a cinco inmigrantes C. E. CEUTA. La Guardia Civil de Ceuta interceptó ayer por la mañana un velero cuando se disponía a abandonar el puerto deportivo de la ciudad con cinco inmigrantes en su interior, dos de ellos mujeres, en una operación en la que fue detenido el patrón del barco, de nacionalidad española. Los hechos, según informaron fuentes del Instituto Armado, se produjeron en el puerto deportivo cuando los agentes del Servicio Marítimo, tras sospechar del velero, interceptaron la embarcación, patroneada por un joven natural de Barcelona. En el interior del barco estaban escondidos cinco inmigrantes- -tres varones y dos mujeres de entre 25 y 35 años- todos marroquíes que carecían de documentación para estar en el territorio nacional. Los agentes sospechan que el patrón, único tripulante, tenía previsto trasladar a los sin papeles a un punto del litoral español. El joven ha sido detenido, mientras que los inmigrantes fueron trasladados a dependencias policiales para ser entregados a Marruecos. nal Spínola, defendió durante la celebración del proceso judicial que el desgraciado incidente podría haber ocurrido incluso habiendo familiares en el domicilio y en horario no escolar. Ese extremo- -señala el magistrado en la sentencia- nunca se podrá comprobar pero sí consta que el suceso se produjo en unas circunstancias que fueron propicias por la negligente actuación del colegio al permitir que un menor de 13 años estuviera solo en su casa, lo que sus padres no habían previsto Se da la circunstancia de que horas antes del incidente, sobre las 11.30 horas, el adolescente, que había protagonizado ocasionalmente algunas peleas con sus compañeros de clase, había sido castigado por tirar por la ventana un transportador de ángulos que fue a parar a una joven del vecino instituto Joan Brossa. Tras esa actuación, el niño fue conducido hasta el centro escolar vecino para que pidiera disculpas a la adolescente, en medio de su clase, y posteriormente, al jefe de estudios. La familia considera que ese castigo pudo tener relación con el trágico suceso, pero la Audiencia ha determinado que no existe relación causaefecto por la naturaleza voluntaria del acto del niño de quitarse la vida.