Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Precampaña electoral s Los nacionalistas se radicalizan DOMINGO 17 s 2 s 2008 ABC EL ALARIDO No creo que el mundo de la cultura esté investido de una autoridad especial en política. Ni saludable que los partidos se introduzcan en el territorio de la creación con Carlos Herrera el jueves pasado. Zapatero habló de que se había trasladado una crítica preventiva o algo por el estilo, a la dirección del PP. La exégesis del presidente causa pasmo. Para empezar, lo de Cuerda no fue una crítica sino un insulto. Además los insultos, dirigidos a un partido que representa a diez millones de personas, salpican, fatalmente, a estas últimas. Imaginemos que un habitual de las concentraciones franquistas de la Plaza de Oriente, aseverase de la directiva de Ferraz que es una turba, que miente, y que es imbécil. Sostener que el improperio no alcanza a los votantes socialistas, resultaría absurdo. Más difícil es determinar si los excesos de Cuerda reflejan o no el pensamiento de la plataforma. Estoy persuadido de que muchos de los firmantes del manifiesto se sentirán incómodos. Pero existen continuidades en el tiempo. Los rostros más visibles son los quienes se desmelenaron hasta el paroxismo contra la derecha hace 4 ó 5 años. El tono de Cuerda, encaja en el cuadro. No lo hacen quienes, de buena fe, se han dejado introducir en él. Pero esto no es lo más importante. Lo importante es que Zapatero, de nuevo, se negó a reprobar el alarido de Cuerda. Lo lamentó pero no quiso reprobarlo, a despecho de que Herrera le invitó a hacerlo. Imprimen gravedad al caso algunos factores añadidos. El primero es retrospectivo: a principios de legislatura, Zaplana instó tres veces al presidente para que condenara las manifestaciones violentas que ante las sedes populares tuvieron lugar el 13- M. Sorprendentemente, Zapatero se negó a emitir una condena. Seguimos, a lo que se ve, en las mismas. No acaba aquí la cosa. Dos días antes de la entrevista con Herrera, María San Gil había sido objeto de una agresión por nacionalistas radicales en Santiago. La plataforma PAZ no tuvo nada que ver, faltaba más, con el hecho deplorable. Lo normal, sin embargo, es que el presidente de todos los españoles se hubiera marcado el detalle de resaltar su censura a la violencia poniendo en su sitio a Cuerda. No está ocurriendo eso. En su mano a mano con Gabilondo, el presidente comentó, a micrófono cerrado, que le convenía que hubiera tensión y que iba, sí, a dramatizar un poco. Me parece que el país tiene otras prioridades. Álvaro Delgado- Gal ace ochos días, la plataforma PAZ celebró un acto de apoyo a Zapatero. De momento, todo en orden. Pero hubo más. José Luis Cuerda, portavoz de la plataforma, se refirió a una turba mentirosa e imbécil no se sabe si aludiendo a los cuadros del PP o también a sus electores. Esto es ya otra cosa, por decirlo suavemente. Conviene advertir que Cuerda hablaba a título personal. A continuación leyó el comunicado, del que se puede discrepar, pero que no se salía del género convencional del manifiesto combativo. A las pocas horas, Rajoy respondía apretando a los artistas de PAZ por donde más duele, que es el canon. El presidente popular les acusó de dejarse untar por el Gobierno y dijo que buscaría alternativas al nuevo impuesto. Sobre la réplica de Rajoy haré sólo dos observaciones. La primera, es que obedece a un cálculo racional claro: el jefe popular estima que el número de agraviados por el canon supera al de los beneficiarios, y por tanto, que el PP tiene más que ganar en la refriega, que el Gobierno. Expresado de otra manera: cuando las protestas contra la guerra en Irak, las vehemencias de los artistas iban a favor de la corriente y no afectaban al bolsillo del votante. Ahora no existe una causa clara, y muchos ciudadanos de a pie entienden que se ha producido un conflicto entre sus intereses, y los agravios laborales de los cantantes y artistas de PAZ. Es significativo que el PP haya renunciado a buscar una componenda con el mundo de la cultura. Personalmente, celebro la decisión. No creo que el mundo de la cultura se encuentre investido de una autoridad especial en materia política. Ni me parece saludable que los partidos se introduzcan en el territorio de la creación. Estas complicidades, inauguradas en los años treinta, remiten a un ambiente anacrónico y poco hospitalario. Vuelvo al episodio del día 9. Se ha procurado neutralizar el exabrupto de Cuerda por dos procedimientos. Ambos fueron ensayados por el presidente en la entrevista que sostuvo H Estado de una de las dos furgonetas atacadas en Vitoria por terroristas de la kale borroka EFE El PNV introduce la consulta de Ibarretxe en su programa Los nacionalistas pretenden imponerla a cambio de un pacto con el partido que necesite su apoyo para gobernar M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Siguiendo su costumbre de no rendirse ante una respuesta negativa, el PNV volverá a esgrimir la propuesta de Ibarretxe de convocar a la sociedad vasca a una consulta en el caso de que el PSOE o el PP le pidan apoyo para gobernar. La propuesta figura en el programa electoral del partido, presentado ayer por el candidato al Congreso por Vizcaya, Josu Erkoreka. El PNV pide el voto para utilizar su fuerza parlamentaria para lograr un acuerdo político entre los gobiernos vasco y central que contribuya a un desarrollo normalizado del autogobierno vasco, desde la asunción del respeto a la voluntad de la sociedad vasca Rechazada la propuesta de Ibarretxe por el Congreso, el PNV pretende utilizar sus escaños para forzar un acuerdo político que incluya el referéndum final y el compromiso de respeto a la decisión de la sociedad vasca. Para el PNV el plan del lendakari es un activo institucional, que por el amplio respaldo de que goza, no puede ser obviado a la hora de abordar una solución al conflicto vasco Según Erkoreka, el eje central del programa electoral ró que su partido no tiene ninguna preferencia respecto a la formación que dirija el próximo Gobierno de España, aunque reconoció que una (en referencia al PSOE) será más proclive al diálogo que la otra En todo caso, aclaró que el PNV se guarda las preferencias personales El cambio del marco jurídico vasco para hacer posible el ejercicio efectivo del derecho del pueblo vasco a decidir su futuro se considera en el programa del PNV una cuestión urgente. Ese cambio, que PSOE y PNV planificaron como punto final de una negociación primero del Gobierno con ETA y después entre los partidos vascos, es reclamado ahora en el programa del PNV con el argumento de que no podemos dejar en manos de ETA la capacidad de decretar cuándo y cómo plantearnos la resolución del conflicto vasco El rechazo a la Ley de Partidos y a los mecanismos del Estado de Derecho que permiten apartar de las instituciones a quienes colaboran con ETA también figura en el programa del PNV en el que se apuesta por revisar la legislación restrictiva de derechos fundamentales dictada durante la última década bajo la coartada de la lucha contra la violencia Admitida la demanda de Aguirre contra su expulsión del PSOE B. T. MADRID. El Juzgado de Primera Instancia número 18 de Madrid ha admitido a trámite la demanda de Antonio Aguirre, vocal de la directiva del Foro de Ermua, contra su expulsión del PSOE, decisión que Ferraz basó en que Aguirre participó en las querellas del Foro contra Patxi López y otros dirigentes del PSE por reunirse con la ilegalizada Batasuna. Así, esta extrema medida disciplinaria ha salido del ámbito del partido y será estudiada por los tribunales ordinarios. del PNV es lograr un acuerdo político con el Gobierno que salga de las urnas el próximo 9 de marzo, sea del color que sea para sentar las bases de la normalización política vasca que cree cada vez más necesaria. El candidato del PNV asegu- ABC. es Participe en los blogs electorales de ABC, Entieda de campaña en abc. es