Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16 s 2 s 2008 DEPORTES 103 BALONCESTO La era Laporta es un despilfarro económico sin resultados deportivos Heredó el equipo que logró Copa, ACB y Euroliga en 2003 y desde que está en la poltrona sólo suma dos títulos, un gasto multimillonario y cinco técnicos ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Ha ido dando tumbos hasta acabar estrellándose. El Barcelona de baloncesto atraviesa una etapa decepcionante y crítica y el jueves, con el despido fulminante de Dusko Ivanovic, vivió el penúltimo capítulo de este serial que empezó a torcerse desde que Joan Laporta asumió la presidencia y quiso reestructurar algo que parecía funcionar más o menos bien, siendo lo único salvable de la etapa anterior. Hace cuatro años, Laporta consideró oportuno realizar una serie de cambios sin obtener jamás los beneficios esperados, pues se supone que era para mejorar lo presente. Básicamente porque heredó un superequipo que en el curso 2002- 03 logró la triple corona Copa del Rey, Liga ACB y la única Euroliga que tiene el club azulgrana en las vitrinas, conquistada en una mágica Final a Cuatro disputada en el Sant Jordi. Durante su primer año al frente del club, Laporta optó por dar continuidad a Svetislav Pesic, pero nombró director general a Valero Rivera, ex entrenador de balonmano y que desde el principio chocó frontalmente con el técnico con consecuencias desastrosas. Ahora bien, para que Rivera asumiera el cargo Laporta se cargó a Salvador Alemany y a Antonio Maceiras, dos hombres de sobrada experiencia y que contaban con el aval de unos resultados más que dignos como responsables de una sección que presentaba una plantilla excepcional por aquel entonces. Para hacer memoria, basta con recordar el quinteto que se proclamó campeón de la Euroliga: Jasikevicius, Navarro, Bodiroga, Fuc- Mónica Seles Ex jugadora de tenis LA NIÑA PRECOZ SE VA CON LA HERIDA ABIERTA Mónica Seles deja el tenis a los 34 años con un brillante palmarés y el recuerdo imborrable de un navajazo rastrero POR JOSÉ MANUEL CUÉLLAR A los 17 años ya era número uno del mundo, fenómeno poco conocido incluso en el tenis, donde las jugadoras destacan a una edad precoz. Sin embargo, Seles fue siempre la primera en todo, en llegar a la elite, en mantenerse ganando ocho títulos del Grand Slam con sólo 19 años, y también la primera en caer del pedestal tras una puñalada (textual) trapera. Seles fue pionera en todo: en dar el revés a dos manos y en lanzar gemidos en cada golpe, mucho antes de que Sharapova molestase a todo el mundo con su histrionismo galopante en cada raquetazo. Mónica llegó a conseguir 53 títulos individuales y alcanzó el número uno con sólo 17 años. Podía haber estado mucho más tiempo si no llega a ser porque el ciego amor de Gunter Parche por Steffi Graff no pudo soportar que Seles oscureciera el brillo de su amada. Así que nada mejor que acuchillarla por la espalda aquella nefasta tarde de abril del 93 en Hamburgo. Más de dos años le costó a la balcánica recuperarse del navajazo y, aunque lo hizo con bastante fulgor (llegó a la final de Estados Unidos en 95 y ganó el Open australiano en el 96) ya no fue la misma, tenía la herida mental abierta siempre me vuelve a la memoria. Jamás podré olvidar esa realidad dijo) y no pudo mantenerse, alcanzada por la voracidad de las nuevas generaciones. Además, la edad ya no la perdonaba. Llegó aún a disputar finales de torneos importantes, pero acusaba lesiones en el pie izquierdo y no tuvo continuidad. Sin embargo, deja una estela brillante: cuatro títulos del Open australiano, tres Roland Garros y dos Abiertos de EE. UU. Un bagaje desolador Liga ACB: Ganó la temporada 2003- 04, pero en los últimos cuatro años sólo ha llegado una vez a la final. Copa del Rey: Se proclamó campeón el año pasado, pero las otras veces no paso de cuartos con eliminaciones impensables. Euroliga: Después de ganar en 2003, llegó a las semifinales en la campaña 2005- 06. Ha perdido el contrato con la competición. Entrenadores: Pesic, Montes, Flores, Ivanovic y ahora Pascual. Lleva tres secretarios técnicos- -Maceiras, Flores y Savic- -y tres directivos responsables- -Bartomeu, Ferrer y Cubells- La era Ivanovic es de asustar a la afición llegó Dusko Ivanovic y ahora, de forma provisional, maneja como puede la nave Xavi Pascual. La Directiva todavía no sabe si darle la oportunidad de finalizar la actual campaña o poner una tirita para frenar la hemorragia, pero lo que queda claro es que el próximo ejercicio se verá una cara nueva en el banquillo del Palau. Ettore Messina es el nombre que más suena y el que más gusta. Llegue quien llegue, tocará otra vez rascarse el bolsillo. Le SALVADOR SALAS La primera limpieza ka y Dueñas. No queda ninguno de estos cinco y tampoco ninguno de los suplentes. Con la marcha de Rodrigo de la Fuente y de Navarro a la NBA el pasado verano, el Barça ha prescindido en tiempo récord de un cuadro histórico. Así, con Laporta en la poltrona, el Barcelona de baloncesto ha tenido cinco entrenadores. Después de Pesic llegó Joan Montes, quien no supo aguantar la presión y cedió su puesto a Manolo Flores. Luego Divorcio absoluto entre la Directiva y el Palau, que no tolera ni una al presidente El público del Palau es especial, nada que ver con el del Camp Nou. Es tan pasional como crítico cuando toca, pero siempre está al lado del equipo. Sin embargo, en las últimas fechas arrastra un enfado considerable con la Directiva del Barcelona, en especial con Joan Laporta. Se le censura por su dejadez con el equipo, pues consideran que no basta con poner millones, y no se le perdona aquella maniobra polémica en la que obligaba ser socio para acudir al pabellón. En marzo de 2005 se le dedicó la primera gran pañolada al presidente después de relevar al directivo Josep Maria Bartomeu- rosellista -en su cargo de responsable de la sección de baloncesto. Le pidieron a gritos que dimitiera, al igual que el jueves antes de que empezara el duelo contra el Unicaja. Tal ha sido el deterioro de la sección que las cifras hablan por sí solas. En los últimos años, la afluencia de público en el Palau se ha reducido casi un 25 por ciento. está saliendo cara la broma a Laporta, pues en los dos años y medio de la era Ivanovic el club se ha gastado la friolera de casi 60 millones de euros, que se dice pronto. El primer año, después de prometer el oro y el moro con el tándem Ivanovic- Savic, desembolsaron 17 millones para fichar a Marconato, Basile, Kakiouzis y compañía. En la temporada 2006- 07, los Kasun, Lakovic, Ukic y Vázquez salieron por unos 23 millones, siendo el presupuesto más alto de Europa. Y en la presente, 18 kilos de inversión con los resultados ya sabidos. Viendo la trayectoria, uno puede afirmar que no se han empleado con acierto. Con lo que tengo, mejor no lo puedo hacer dijo Ivanovic apuntando a los despachos, más concretamente a Savic. Se verá ahora si es cuestión de equipo o de entrenador. Último esplendor Cinco años después de tocar el cielo con la primera y única Euroliga, no queda ni rastro de aquel equipo Con Ivanovic en el banquillo, la sección se ha gastado unos 60 millones sin apenas obtener resultados