Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DEPORTES Homenaje a Alfredo di Stéfano SÁBADO 16 s 2 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) Sólo le faltó disputar un Mundial. Estuvo con España en Chile 62, pero una lesión le impidió jugar. Estos son sus poderes: -5 Copas de Europa (1956, 57, 58, 59 y 60) -8 Ligas (54, 55, 57, 58, 61, 62, 63 y 64) -1 Copa Intercontinental (60) -1 Copa de España (62) -2 Copas Latinas (1955 y 57) -2 Ligas arg. (River 45 y 47) -3 Ligas colombianas (Millonarios 1949, 51 y 53) -1 Copa de Colombia (53) -5 veces máximo goleador de la Liga (1954, 56, 57, 58 y 59) -1 vez máximo goleador en Argentina (47) 27 goles. -2 veces máximo goleador en Colombia (1951- 31- y 52- 19- -2 Balones de Oro (1957 y 59) -6 int. Argentina (7 goles) -31 int. España (23 goles) -1 Liga (Valencia, 1971) -1 Recopa (Valencia 80) -1 Supercopa de Europa (81) -1 Liga argentina (Boca, 70) -1 Supercopa España (Real Madrid, 90) 9 Un palmarés privilegiado de aquella noche son que me iba, que me iba, me agarré a mi yerno, que fue el primero en llegar a la cama, y le decía que me moría, que me iba para siempre. Comencé a sentirme mal y no me acuerdo de nada más, parecía que iba de pared en pared. Casi no me acuerdo de nada de lo que pasó el mes siguiente que estuve ingresado. Tenía unas pesadillas terribles. Recuerdo pasajes. Como un día que la enfermera que me cuidaba, que era encantadora y que además había estado en el quirófano, me dijo que ni mi mujer ni nada, que la única que había tenido mi corazón en sus manos había sido ella. Sólo de pensarlo me pongo malo, ¡se le llega a caer al suelo cuando lo tenía en sus manos y a tomar por culo. Alfredo en el fútbol actual sería la leche... Son de su equipo, casi de su familia. A diario hacen tertulia en la Asociación de Veteranos y pocos le conocen como ellos. Zoco, Amancio y Pachín pormenorizan cómo es el Di Stéfano que conocen desde hace casi cincuenta años POR ENRIQUE ORTEGO FOTO CHEMA BARROSO MADRID. A pocos metros de su domicilio es la cita. Se trataba de hablar de Di Stéfano sin Di Stéfano. ¿Por qué? Para que don Alfredo no cortara por lo sano la conversación al escuchar hablar de él. Se ruboriza cuando los demás reconocen lo que ha sido, es y será para el fútbol mundial. Pachín, Amancio y Zoco acuden todos a una. Se trata de que hablen ellos sobre su amigo y compañero del alma. -Pachín. Le conocí cuando era yo aún jugador del Osasuna. Le marqué en la segunda parte y la verdad es que no le dejé tocar el balón. Además no le di una patada. Creo que fue clave para mi fichaje por el Madrid. La primera parte marqué, mejor dicho, no marqué a Puskas y tiré la toalla al descanso. El entrenador, Barinaga, me mandó a por Di Stéfano. Me venían mejor sus características. Al final del partido Alfredo me dijo: oye chaval, ¿te gustaría jugar en el Madrid? Me fui a casa dándole vueltas a la cabeza. Y a los pocos meses fiché. Luego, ya de compañero, me di cuenta de que él recomendaba jugadores al presidente. Sobre todo arriba, donde él jugaba. -Amancio. Conmigo también hay algo de eso y que nunca he sabido del todo. Alfredo iba al hotel Velázquez y allí tenía un amigo, Chas, que era de La Coruña. A su vez Bernabéu era muy amigo de Emilio Rey, con el que había estudiado en El Escorial, y que hablaba muy bien de mí cuando yo estaba en el Deportivo. Creo que hubo una conexión gallega. Después, cuando me quedé fuera del Mundial de Chile, Alfredo y otros me decían que no me preocupara, que no me preocupara... y es que sabían que iba a fichar más tarde por el Madrid. -Pachín. Alfredo se fijaba mucho en los contrarios y si pensaba que valían, los cogía. -Amancio. Cuando comencé a jugar con él fue un choque tremendo. Yo venía de Segunda, era un chavalito... y cuando un compañero daba un mal pase le llamábamos burro, malo... Aquí Alfredo te llamaba hijo de puta pero a su manera, como lo dicen los argentinos. Hasta que le conoces y sabes que no es un insulto. Pero eso me fue calando. Nunca tuve una bronca con él, pero con Pancho, sí- -Zoco. Es que Puskas era peor con la boca, y eso que era extranjero. Estaba todo el día igual. A mí me daban más rabia esos que te hacían un gesto con la mano de desprecio. La verdad es que Alfredo no dejaba libre a nadie. Como jugaba por todo el campo, allá por donde pasaba decía algo al compañero. Saltaba a la vista que era un ganador nato. No he visto nadie como él. Quería ganar hasta los viernes en los partidillos de baloncesto. -Pachín. No tiraba la toalla nunca... ni en las pachangas. -Amancio. Recuerdo que jugamos un amistoso en Stuttgart. Ganábamos 5- 1, el domingo jugábamos contre el Betis en Sevilla e hice un comentario al respecto. Alfredo se volvió y me dijo que había que mantener el ritmo hasta el final ¡Era amistoso! En Alfredo se compendiaba todo. Era el carisma más el carácter... -Zoco. Y el juego, ¡cómo jugaba! En el fútbol actual sería la leche. Jugaría con la gorra. Y eso que nosotros llegamos ya en los últimos años. Pachín estuvo más con él... -Pachín. Lo mejor era que recibía y finalizaba. Ahora mismo se saldría, sería imparable. Cuando se fue al Español estaba entero todavía. -Amancio. Creo que le pasó factura la final que perdimos en Viena ante el Inter. Bernabéu tuvo que hacer la revolución y le tocó a él... Ahora, con las cámaras de televisión que cazan las patadas y los codazos, los balones que hay, los estadios que hay... no habría quien le frenara. Seguiría siendo lo que es. Además, jugándose en zona como ahora podría moverse por todo el campo a sus anchas sin que el equipo se descolocase. -Pachín. Pero era difícil cazarle. Sabía escabullirse, saltaba... Me acuerdo de que un día Duca, del Zaragoza, le sacó de quicio y le expulsaron. -Zoco. Era y sería ahora el nú- 11 El fútbol es de los equipos Palmarés entrenador: Fue en diciembre de 2005. Me había ido a Valencia a pasar las Navidades con una de mis hijas. Yo nunca había padecido del corazón. Tenía de todo menos eso. Sal, azúcar, vinagre, miel, pero el bobo no me había dado ningún susto. Le llamo el bobo porque siempre trabaja y nunca dice nada. Incluso me había hecho un chequeo los días antes y los electros no decían nada del corazón. Los recuerdos que tengo 10 La operación de corazón Me canso de repetir y nadie me cree que el equipo es lo más importante en el fútbol. Uno no hace nada. Se lo digo yo. Uno contra once... Ni loco. Un equipo no es un jugador, un equipo es un presidente, unos dirigentes, un técnico, una plantilla. Al Madrid no sólo vino Di Stéfano, vino Rial, Santamaría, Marquitos, Kopa, Gento y subían de las divisiones inferiores. Todo lo hemos ganado entre todos y los trofeos individuales que yo tengo, como los Balones de Oro o los Pichichi, los ganaba con el sudor de mi frente y con el sudor de los demás. Nosotros jugábamos para ganar todos juntos. Un lujo para las fotos no se le permitía a nadie. Queríamos los papelitos, el dinero. Y si no ganábamos, no cobrábamos. Éramos un equipo sencillo, con mucho carácter y genio. Bernabéu fue un adelantado a su época El fútbol mundial se cita en el Bernabéu y en Valdebebas para el gran homenaje En el Real Madrid se hacen horas extraordinarias para tener todo preparado mañana cuando el mundo del fútbol se dará cita en el Bernabéu, primero, y en Valdebebas, después, para ofrecer a Di Stéfano el reconocimiento que se merece por su extraordinario servicio al que ha sido su deporte desde su infancia bonaerense. En el palco del estadio, Michel Platini, presidente de la UEFA, abrirá el fuego con unas palabras de agradecimiento y la entrega de un premio que acaba de instaurar y cuyo primer receptor será don Alfredo. Después, los invitados se trasladarán a la Ciudad Deportiva que lleva su nombre y allí se inaugurará una estatua levantada para la ocasión y continuará el homenaje con la intervención del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, del secretario de Estado para el deporte, Jaime Lissavetzy, del presidente de la FEF, así como del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre. Los grandes clubes europeos han confirmado que tendrán representación en el acto y también River, donde creció futbolísticamente. Por supuesto estarán presentes todos los clubes españoles- -el Barça manda una expedición de cuatro personas con Fusté a la cabeza- -y no faltará prácticamente ninguno de los que fueron sus compañeros de fatigas, e incluso rivales porque allí estarán Fontaine, Eusebio... mero uno. -Pachín. ¡Pero si hasta paraba bien! Podía jugar en cualquier puesto. -Amancio. Algo hay en el dicho de que en todo equipo que quiera ser campeón hay que tener dos hijos de puta de argentinos. Son más ganadores que nadie. Y que conste que lo digo en el tono que lo decía Alfredo en el campo. Ja, ja, ja... Y encima éste es un argentino que se pasa de humildad. Que lleva toda la vida diciendo que era uno más en el grupo. -Zoco. Su pecado siempre ha sido la humildad. -Amancio. No hace falta haber vivido a su lado para saber que ha sido el hombre fundamental en la historia del Madrid. -Zoco. Y afortunadamente se le está reconociendo todo en vida. Y no sólo en España, sino en todo el mundo. Es un honor para nosotros estar mañana a su lado y haber sido compañeros suyos. Es algo que siempre podremos contar. -Amancio. Pero el reconocimiento le viene de hace ocho