Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16- -2- -2008 El Real Madrid pierde durante un mes a Sneijder por una fractura de costilla 99 La España que me encontré en el 53 era triste. Se veía mucho negro en la calle; ahora es lo mejor de Europa Cuando estuve los tres días secuestrado en Caracas pensé que me liquidaban, que me daban un tiro y adiós La Copa de Europa de verdad era la de antes. La Champions la puede ganar el cuarto de una Liga, no es serio La Saeta Rubia en la actualidad, en el graderío de un Santiago Bernabéu donde se forjó su leyenda negra por las calles. Ahora, sin embargo, me parece que es el mejor país de Europa. Entonces era un muy distinta a Argentina. Allá estábamos más adelantados. Ahora, no. Entonces España vivía un poco de espaldas a Europa. A partir del 60 todo comenzó a cambiar. Se veía más movimiento. Más industria. Más albañil. La gente comenzó a salir de noche. Vine para un año y fíjese, llevo más de cincuenta. Ya había estado en Madrid antes, cuando vine con el Millonarios. Me pareció una ciudad gris, pero me recibieron muy bien. Y eso que el mismo día que llegué de Barcelona jugué por la tarde. 23 de septiembre de 1953. No se me olvidará nunca. El calentamiento lo hice con el traqueteo del tren. Toda la noche con mi mujer, Sara, y mis dos hijas pequeñas, Nanette y Silvana. Daba lo mismo que estuviera bien o mal, había que jugar y jugué. Tenía que corresponder cuanto antes a la confianza que habían depositado en mí. Siempre tuve muy claro que en el fútbol hay que trabajar para el que paga la entrada. El público es el mejor entrenador. El que quita y el que pone 6 La guerra Real Madrid- Barcelona Es una historia larga y difícil de resumir. El Millonarios de Bogotá tenía mis derechos hasta 1954 y después mi ficha volvía a ser de River. El Real Madrid negoció con el Millonarios, mientras el Barcelona llegó a un acuerdo con los argentinos, pero no con los colombianos. Y el presidente azulgrana decía que era capaz de tenerme una temporada sin jugar. Al final, el Real Madrid sí pagó al Millonarios el 1.350.00 pesetas que pedía por la cesión de ese año, por lo que yo pasaba a ser jugador del Madrid hasta octubre del 54, pero sin embargo el Barcelona ya había pagado al River dos millones, el 50 por ciento de mi pase. Al final, cuando vine a España era para jugar en el Barcelona. Al principio podía entrenarme con ellos porque no podía jugar, pero al final tampoco me dejaban entrenarme porque la Delegación Nacional de Deportes congeló todo hasta que decidiera el caso. Decidió que jugase un año en cada equipo. Fue un fallo político que nadie se creyó. Me tenía que venir a Madrid, pero yo ya no quería regresar a Barcelona. Antes hubiera cogido un barco y hubiera vuelto a Buenos Aires. En qué cabeza cabe, hubiera sido un gili del fútbol si hubiera aceptado 7 Secuestrado tres días en Caracas Era la madrugada del 26 de agosto de 1963, el Real Madrid estaba de gira por Venezuela y estábamos en el hotel Potomac de Caracas. Subieron a la habitación y se presentaron como policías. Me enseñaron la placa. Eran tres o cuatro. Me metieron en un coche y me dijeron que era un secuestro. Me vendaron los ojos. En un piso no estuve más de una hora. Después en una furgoneta me llevaron a una finca. Me dieron un zumo y dos paquetes de tabaco. Y vuelta al coche y me llevaron a un apartamento que por los ruidos debía estar en el centro de la ciudad. Me metieron en una habitación minúscula, sin cama. Siempre había un hombre vigilándome, noche y día. Se quedaba dormido y yo le tenía que despertar y decirle: pero quién es el vigía, usted o yo La primera noche llegaron tres más con metralletas. Yo no dormía. Me sentaba y me pasaba las horas muertas mirándome los zapatos blancos. Pensé que me iban a liquidar, que me iban a matar. Mi cabeza se rindió antes que mi cuerpo, creía que me iban a dar un tiro en cualquier momento. Era un primer piso y tuve tentaciones de tirarme por la ventana. Estuve tres días, setenta horas encerrado. Se portaron bien conmigo. Decían que eran estudiantes, luego me enteré de que eran del Frente de Liberación Nacional. Jugaba a las damas, al ajedrez. Me ponían la radio. Me daban periódicos. Hasta me ofrecieron paella, pero sólo comía perritos calientes. Del miedo tenía cerrado el estómago. A la tercera mañana vi que me iban a liberar. Me cambié de ropa y me dieron un sombrero para que no me reconocieran. Les dije que me dejaran cerca de la Embajada de España y allí agarré un taxi. Les prometí que nunca diría nada contra ellos. Cuando llegué a la Embajada vi un cartelito que decía: abierto de 10 a 2. Eran las 2,15. Metí el dedo en el timbre hasta que me abrieron 8 La Copa de Europa y el fútbol de antes Cuando comenzó la Copa de Europa se pensó que sería un torneo de chichinabo y luego ha sido apoteósico. El madrid se brindó al mundo por la Copa de Europa. Descubrimos su grandeza. Conquistamos Europa y el mundo, porque todos querían ver al Real Madrid. Aquella era la Copa de Europa de verdad, la Copa de campeones como dicen los italianos. La Champions no es la verdadera Copa de Europa. El cuarto de una Liga puede ganarla. Los entrenadores dicen ahora a ver si salimos cuartos Es como lo de las tácticas. Antes jugábamos un 5- 5. Todos atacábamos y todos defendíamos, la táctica era subir y bajar, correr, velocidad, movimiento. El 11 era el primero que defendía y el 1, el primero que atacaba. Ahora algunos se esconden detrás de los números. Se habla de la delantera y se habla de uno y ese uno viene a defender los córners de cabeza. Antes, cinco: Kopa- Rial- Di Stéfano- Puskas y Gento (Pasa a la página siguiente)