Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID SÁBADO 16 s 2 s 2008 ABC Tres ideas que nunca vieron la luz Hubo un proyecto para construir una enorme Esfera Armilar en el barrio de Valdebernardo; un alcalde y un ministro presentaron una red de autopistas subterráneas para recorrer Madrid; se quiso comprar el Soto de Viñuelas y hacerlo público... Nada cuajó SARA MEDIALDEA MADRID. Todos los gobernantes tienen sus proyectos fantasma: ideas en muchos casos buenas, pero que no terminaron de cuajar por distintas circunstancias. Igual que Ruiz- Gallardón llegó a la Casa de la Villa proponiendo estudios para que los taxis sólo pudieran tomarse en paradas predeterminadas- -nada de levantar la mano en cualquier calle- y nunca más se supo de la idea, hay otras que llegaron a dar algunos pasos para su ejecución, pero finalmente fueron abortadas. Esta es la historia de tres de ellas a 23 días de las elecciones y del bombardeo de programas y promesas electorales. El Soto de Viñuelas, en la imagen, es una enorme extensión verde que en su día el Ayuntamiento quiso adquirir para Madrid to de las estrellas alrededor de la Tierra o el Sol. Pues bien: hubo un proyecto para situar una enorme esfera armilar, de 80 metros de diámetro y 92 de altura total, en Valdebernardo. Incluso se llegó a poner la primera piedra, a iniciativa de la Sociedad Estatal para la Celebración del V Centenario del Descubrimiento de América y la gestora de cooperativas PSV La esfera armilar de Valdebernardo tenía ocho meridianos y cinco paralelos, y se apoyaba en una base formada por ocho atlantes, que sostenían sus 7.000 toneladas de peso. Varios ascensores panorámicos permitirían a los visitantes acercarse hasta los trópicos o los círculos polares. Cuando la Sociedad Estatal se retiró del proyecto, se perdieron los 2.000 millones de pesetas de ayuda oficial. PSV se quedó sola para financiar los más de 6.500 millones de pesetas en que se valoraba la construcción. Estaban dispuestos: el monumento, decían en la PSV iba a ser comparable con la torre Eiffel o el Atomiun de Bruselas. Los autores del proyecto eran el ingeniero José Antonio Fernández Ordóñez (ya fallecido) y el escultor Rafael Trenor. Veintitrés mil madrileños votaron sí a este proyecto durante su exposición. En abril de 1991, Carlos Sotos, director de PSV firmó los contratos de adjudicación de las obras con ocho de las principales empresas del país. La primera piedra se colocó el 17 de junio de 1991. A final de ese año, se paralizaron los trabajos. La Esfera Ar- JAIME GARCÍA milar quedó en suspenso, hasta que en 2004, Francisco Camps, presidente de la Generalitat, habló de recuperar el proyecto para la Copa América. Tampoco cuajó. Autopistas subterráneas Madrid bajo tierra El alcalde José María Álvarez del Manzano y el entonces ministro de Fomento, Rafael Arias- Salgado, presentaron el 23 de noviembre de 1998 un estudio sobre la construcción de au- Esfera armilar Primera (y última) piedra Una esfera armilar es un modelo de la esfera celeste, que se utiliza para mostrar el movimien-