Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Precampaña electoral s El PSOE sigue tensando SÁBADO 16 s 2 s 2008 ABC El candidato por Sevilla dice que los obispos están enfadados porque antes tenían una situación predominante que ahora no tienen De la Vega sostiene que con el Vaticano no hay problemas pero sí discrepancias por algunas actuaciones de la Conferencia Episcopal Rajoy parafrasea a Indalecio Prieto: Lo que no soporta un país es el desgaste de su poder público y de su vitalidad económica al mantener el desasosiego, la zozobra y la intranquilidad Rodríguez Zapatero, junto a Bernat Soria, saltando a petición del público en un mitin celebrado ayer en Alicante JUAN CARLOS SOLER Guerra tensa la crisis con la Iglesia al calificar de ayatolás a los obispos Secunda la estrategia de tensión de Zapatero s Rajoy: La función de un político o gobernante no es tensar, ni dramatizar ni excitar bajas pasiones P. CERVILLA S. SANZ MADRID. No es una movilización del electorado, como intentó justificarse Rodríguez Zapatero, es una estrategia de tensión en toda regla lanzada con premeditación para agitar a los ciudadanos y sacar réditos electorales de una situación extrema. Se le deslizó al presidente en una conversación a micrófono, en teoría, cerrado y no ha tardado ni un día es ser seguida por los candidatos socialistas. Y nadie mejor que el que fuera vicepresidente de los gobiernos de González, Alfonso Guerra, para atizar el fuego de la tensión y abrir la veda de las descalificaciones, a una semana de la campaña electoral. Alfonso Guerra lo tenía ayer fácil con la Iglesia católica, que siempre ha sido objeto de sus dardos envenenados, y no lo desaprovechó. Mientras Zapatero intenta limar asperezas con el Vaticano (reunión con el Nuncio la víspera) Guerra se lanzó en tromba contra los obispos, a los que comparó con los ayatolás ya que pretenden lo mismo que ellos cuando deciden tachar a miles de candidatos a las elecciones. De otra manera, es lo que quieren los obispos aquí comentó en una entrevista en la Ser. Pero no se paró ahí el candidato socialista por Sevilla. Fue a más y afirmó que los obispos, a semejanza de los ayatolás, quieren que el Gobierno haga de policía vigilante de que sus fieles no le cumplen. Si no le cumplen, qué le vamos a hacer En su ataque a la Iglesia, intentó desprestigiar su papel y su pérdida de influencia, al subrayar que los obispos deben estar más bien enfadados porque antes tenían una situación predominante que ya no tienen Además, Guerra ironizó sobre los principios que defiende la Iglesia: El problema es que la Iglesia dice los católicos no se pueden divorciar y los católicos se divorcian; los católicos no pueden utilizar los preservativos y los católicos lo utilizan. La sociedad ya va por otro lado, aunque vaya a misa Esta ofensiva anticlerical coincidió con los intentos de la vicepresidente primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de quitar hierro a la polémica relación que mantiene el Ejecutivo con la Iglesia católica y que tuvo un primer acercamiento en la cena que mantuvieron la noche del jueves el presidente José Luis Rodríguez Zapatero con el Nuncio, monseñor Monteiro de Castro. Este encuentro, a juicio de Fernández de la Vega, fue muy cordial y se enmarca dentro del diálogo y el entendimiento que presiden las relaciones entre ambos estados. La vicepresidenta se cuidó muy mucho de diferenciar la relación que mantiene el Ejecutivo con el Vaticano y con la Conferencia Episcopal Española. Respecto a la primera, insistió en la cordialidad y en que no hay ningún problema sin embargo, de la jerarquía eclesiástica sí que afirmó que mantienen discrepancias con algunas actuaciones de la Conferencia Episcopal Española La crisis no derivará en ninguna revisión de los acuerdos que mantienen ambos Estados, como así lo confirmó Fer- nández de la Vega, ya que no se expuso ningún planteamiento de que fuera haber modificaciones en la política del Gobierno Pero esta afirmación entró en contradicción con lo que Guerra también se atrevió a decir ayer, al asegurar que los obispos, con su actitud, van a forzar la revisión de los acuerdos entre la Iglesia y el Estado. Por su parte, desde el principal partido de la oposición, su presidente, Mariano Rajoy, contrapuso ayer la sensatez y la cordura a la tensión que parece promoverse desde las filas socialistas. La función de un político o gobernante no es tensar ni dramatizar ni excitar bajas pasiones, sino hacer propuestas para su país y mirar al futuro señaló Rajoy durante la presentación del libro Apuesta por España cuyo prólogo lleva su firma. Asimismo, el líder del PP quiso trasladar a los españoles que si en el mandato del ex presidente José María Aznar se consiguió un progreso económico de verdad también se puede repetir la historia tras el 9- M. España no se puede permitir un gobierno que no atiende las necesidades reales de la gente apuntó. En este sentido, parafraseó a Indalecio Prieto, un socialista profundamente español quien afirmaba que lo que no soporta un país es el desgaste de su poder público y de su propia vitalidad económica al mantener el desasosiego, la zozobra y la intranquilidad Sensatez y cordura Dos detenidos de los siete identificados por la agresión a María San Gil La Policía detuvo ayer a los estudiantes Sergio Piñeiro, de la Facultad de Económicas de la Universidad de Santiago de Compostela, y Santiago Barros, de la de Derecho, este último miembro de AGIR, una organización estudiantil de la izquierda independentista, por su participación en el intento de agresión a la presidenta del PP del País Vasco, María San Gil. Además de estas dos detenciones, la Policía ha identificado a cinco radicales más de los que, al menos tres, mantienen una vinculación con AGIR. El delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, confirmó a Ep que podrían producirse más arrestos a raíz de la toma de declaración a varios jóvenes que fueron conducidos a la Comisaría de Santiago de Compostela.