Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15- -2- -2008 GENTE www. abc. es gente 109 La herida luminosa de Ana Locking El penúltimo día de Cibeles concluyó con la ilusionante presentación de Ana González, antigua mitad de Locking Shocking. Antes habían brillado las chicas ligeritas de ropa pero finísimas de Andrés Sardá y el lujo contenido de Juanjo Oliva POR ROSA BELMONTE FOTOS ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. A primera hora, humo. Y como si salieran de Lluvia de estrellas las modelos de José Miró. Una extravagancia futurista perfecta para el vestuario de una película de ciencia ficción. Vaqueros extrapitillo, ponchos de plumas o una falda pantalón (tejano con una capa por encima) que hizo caerse a Madelaine Hjort. Y va la gente y aplaude (vale que lo hacen para animar pero es raro) Pantalones con branquias, escafandras, antenas. Bichos raros que se van quedando entre el público. Daba la impresión de que nos iban a tomar a todos de rehenes para darnos en ofrenda comestible a la araña reina de patas peludas. Contaba Dior que en sus desfiles las maniquíes iban calibrando la reacción del público. La modelo France volvía y le decía: ¡Formidable! Los he deslumbrado Me imagino a una de las modelos de José Miró: Los he dejado muertos Del espacio al salón. Chicas, al ídem. Para un desfile de invierno, la colección de Sardá es corsetera corsetera. No es lo mismo salir en biquini que en sujetador y bragas. Para arropar a las modelos, para que se sientan más protegidas, se cubren con abrigos de zorro (terminado en o, no en a) O con superbatas de encaje negro y marabú. La colección se plantea como una girls night out ¿Pero a dónde vas así vestida? O desvestida. También había un casto vestido negro de terciopelo con encaje en la espalda o un divertido minivestido de flecos verde. Y en el terreno de lo impactante, un body de cuerpo entero color carne en cristal fabric con bordado de Swarovski. O un vestido hecho con cadenas. Ahora sí, Vivan las caenas Y como regalo (casi iba envuelta) la novia de luto. Andres y Nuria Sardá vuelven a demostrar que en putiferio fino sacan muchas cabezas a Cavalli y Dolce Gabbana, esos aficionados. La primera novia de Juanjo Oliva (porque había más) iba de blanco y era una que se le quedó colgada en su anterior colección. Lo propuesto ayer es una especie de Episodio Segundo. Y una propuesta sin concepto, llevada a cabo con la mayor libertad. Para el día, destacan las hombreras entre años 40 y Blade Runner Más que constructivas, decorativas. En la segunda serie (con posado de las chicas en grupo) un brillante traje pantalón en arpillera negra con hilo de lúrex. O una chaqueta tipo coraza en jacquard hecho por el tejedor de Chanel. Y en la noche, mucho colorido y brillo (el proporcionado por los pedruscos de Swarovski bordados en vestidos de raso doble) Verdes lima, morados azules caza (uno impresionante con plumas de gallo) o negros con capa. Juanjo Oliva es casi sinónimo de lujo, esa necesidad que comienza allí donde termina la necesidad, como diría Mademoiselle Chanel. Así no extraña a nadie que Juanjo Oliva se haya hecho un nombre en Kuwait. Hasta el punto de que el diseñador ha llegado a ir Kuwait con el look book y se ha traído 31 encargos (además de la clientela que ya tenía) Kina Fernández cumple diez años en Cibeles. Sus modelos llevaban pelucas bob Mireille Mathieu repetida hasta el infinito. La ropa, abrigos de lana y cachemir, vestidos de viscosa, otros de rayas en punto finísimo y punto gordo, uno de los éxitos de esta pasarela. Con Antonio Alvarado llegó la procesión. Y las mantillas, las peinetas, los minimantones de Manila al tobillo, los cíngulos, las modelos descalzas, los tíos en calzoncillos, los sombreros con teja, los plisados Fortuny transparentes, el pañuelo pirata con peineta de (Pasa a la página siguiente) La primera novia de Juanjo Oliva iba de blanco y era una que se le quedó colgada en su anterior colección Un sugerente modelo de lenceria de la colección Girls night out de Andrés Sardá