Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 DEPORTES VIERNES 15 s 2 s 2008 ABC ¿Que el Real Madrid defiende mal? Si tiene unos animales atrás Luciano Spalletti s Entrenador del Roma En el país de la táctica por excelencia este técnico relativamente joven (48 años) ha hecho camino al andar. En Italia se le señala entre los cinco mejores entrenadores. Jugar contra el Madrid le permitirá ser conocido internacionalmente POR ENRIQUE ORTEGO ENVIADO ESPECIAL ROMA. Imposible siquiera intentar conocer a alguien por cuarenta minutos de charla y una exhaustiva inmersión en su biografía, pero la impresión que ofrece el técnico del Roma es la de un hombre atento, riguroso, que lleva toda su vida colgado del calcio y que como entrenador está encontrando lo que nunca tuvo como jugador. Llega a la cita un tanto a la defensiva y termina tan abierto como juega su equipo. -Cuando se juegan partidos contra clubes como el Real Madrid, estando en juego la clasificación para cuartos, es normal que haya más expectativa por parte de todos. Yo espero que cree estímulos, son importantes porque si hemos conseguido enfrentarnos al Real es porque nos lo hemos merecido. Los chicos saben que se han merecido esta competición, este teatro. cante de más o de menos. Para conseguir un buen resultado hay que ganar los partidos, para conseguir clasificaciones importantes hay que atacar, por lo que más allá de un atacante de más o de menos es el colectivo el que hace la diferencia en la búsqueda después del desarrollo del partido. -Si tuviera dos delanteros como Raúl o Van Nistelrooy, o como tienen el Milán, el Inter, ¿jugaría de la misma forma? -Cuando se va a ver un partido se extraen siempre noticias directas, verdaderas, Uno va a ver un partido porque quiere ver jugar a un equipo. Después no se puede decir que sea un buen o mal día, el objetivo es ver el partido. El discurso, en función de a lo que usted se refiere, es que el Real Madrid es un buen equipo, cosa que ya sabíamos, no se mira el resultado, lo dice la clasificación, el comportamiento, lo dice el mensaje que envía el Real Madrid, que dice que es una gran sociedad y un gran equipo que hace las cosas de forma seria y profesional. -El Madrid jugó un partido buenísimo bajo todos los puntos de vista. Se mereció un resultado importante como el conseguido. Después, no es siempre fácil y hay detalles y episodios que a veces ayudan en un sentido u otro, y no es el gol de más o de menos el que crea ventajas o desventajas sobre lo que tiene que ser nuestro modo de preparar el partido. -El domingo estuvo en el Bernabéu y vio la goleada (7- 0) al Valladolid, ¿fue un buen día para ver al Madrid o terriblemente malo? -De todas las derrotas se aprende. Las victorias generan víctimas y las derrotas crean presupuestos de felicidad. También en ese partido fue así. En el desarrollo, en el análisis, hemos tenido la posibilidad de remendar errores que después no se han vuelto a repetir en nuestro campeonato. Nos sirvió para el crecimiento general del equipo para los partido sucesivos. -La temporada pasada su equipo y usted ya disputaron un duelo de esta trascendencia y el Manchester les goleó (7- 1) en Old Trafford. ¿Qué aprendió esa noche? -Si tuviera jugadores con otras características quizá buscaríamos caminos diferentes para alcanzar el objetivo que pretendemos. La diferencia no es cuántos atacantes juegan, que según mi opinión es equivocado. Lo importante es cuántos goles se hacen. A veces se dice jugamos con cinco atacantes pero si pierdes todos los partidos es como si juegas con 18. Si en cambio haces gol, todo vale. Mi equipo hace muchos goles. También el año pasado, y el anterior. Este es el dato que hay que tener como referencia, lo otro depende de vosotros. -Su equipo juega un 4- 2- 3- 1, ¿es un sistema negociable? ¿Qué pensaba cuando veía caer un gol tras otro. -Es un equipo con cualidades y características bien precisas que unas veces es capaz de demostrar y otras no. Hay cosas que tenemos que mejorar, pero el juego colectivo y la búsqueda del grupo marcan la diferencia. Sólo siendo un equipo se puede sobrevivir a la falta del refuerzo de grandes campeones. El concepto de grupo hace posible que se pueda prescindir de la individualidad, que es un valor añadido. Tenemos también nuestras estrellas, que aportan algo suyo para alcanzar estos resultados. -Es lo que decíamos antes, es el razonamiento de todos, el creer en determinados conceptos más allá de lo que después puede ser el jugar con un ata- -Imagínese que tiene que presentar a su equipo al aficionado español, hágalo, presente en sociedad al Roma. -No, se puede cambiar. Alguna vez lo hemos hecho, después son siempre los equilibrios del equipo los que determinan. Lo que hemos cambiado más veces ha sido el vértice bajo del medio campo. Hacemos como hizo el otro día con Gago el Madrid, que le pone dos por delante que lleguen al área contraria. Nuestras alternativas son jugar con un medio centro y dos medios punta por delante, o con dos medios centro y un medio punta. Siempre con dos por fuera, que es lo más normal como usted sabe. -Y un equipo que siempre mira al frente, que juega al ataque. ¿A cinco días del partido, está notando sensaciones extrañas a las normales de otros encuentros menos trascendentes? -De jugador se definía como voluntarioso. ¿Y de entrenador? -Los jugadores a veces te ayudan para el comportamiento de equipo y a la hora de estructurar el juego hay que dejarles libertad. Sí, hay que darles conceptos, pero después es el jugador quien marca la diferencia. Tú le dices que hay que ir allí, y después cómo ir hasta allí lo hace el jugador porque él tiene la capacidad de dar una interpretación. Es él el que tiene la calidad técnica, yo no la tengo. -Al fin y al cabo los sistemas los terminan haciendo los jugadores con sus características... Spalletti vive con intensidad cada partido del Roma