Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 VIERNES deESTRENO VIERNES 15 s 2 s 2008 ABC QUERIDO PAUL... Me gusta ese rol tuyo de tostadora, de coger cualquier género y devolverle la consistencia crujiente CARTA AL DIRECTOR dor reste indiferente ante tal espectáculo, retrato de una época de piedra y fuego que pocas veces hemos visto con tanta nitidez grasienta, como si uno se bañara en petróleo y saliera del cine oliendo a los pozos que quemaban no hace tanto en Irak. Esos arranques continuos de genialidad compensan esa tendencia tuya a la grandilocuencia, y por una vez- -a Dios gracias- -la épica tiene su contrapartida artística, y no se queda sólo en el palo de la bandera. También me ha parecido deliciosa la banda sonora (que me consta que puso nerviosos a muchos de mis congéneres) porque me suena a mecánico, a industrial. Me suena rara, Paul, deliciosamente rara, y te cito al decir que parece que los músicos están haciendo cosas que no deberían hacer con sus instrumentos Espero que los demás sientan la misma fascinación que yo por esta película, una muestra más de todavía no se ha dicho en el mundo del cine la última palabra, por mucho que algunos se empeñen en que sea así. En fin amigo Paul, tu insultante juventud no sería un problema si no te saliera el talento por las orejas. Combinar los dos factores va a ser siempre fuente de conflicto (los mayores no son indulgentes con los que se pasan de listos) pero si te sirve de consuelo- -y de cara al futuro- -creo que acabas de parir un clásico. Con C mayúscula. Toni García Amanda Goldberg y Ruthanna Hopper conocen Hollywood desde que nacieron DANIEL G. LÓPEZ Celebutantes la alfombra roja de los Oscar, al desnudo Son jóvenes e hijas de famosos, pero en lugar de dedicarse al petardeo, como otras con nombre de hotel, escriben sobre él FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. Celebutantes es una foto nada fija de las pasiones y los egos que se desplazan cada año sobre la alfombra roja que conduce al Oscar. Amanda Goldberg (hija de Leonard, productor de películas como Los ángeles de Charlie y Durmiendo con su enemigo y Ruthanna Hopper (que lleva los genes del celebérrimo Dennis) han escrito esta sátira al alimón, aunque aseguran que su libro no es nada ácido. La novela, que ha tenido una espléndida acogida en el mercado estadounidense (en España está editado por Suma de letras) agita a enorme velocidad una coctelera en la que multitud de personajes reales cohabitan con unos pocos de ficción. En el primer capítulo desfilan por sus páginas desde Francis Ford Coppola a Penélope Cruz, de quien se preguntan qué tratamiento ha seguido, porque nadie se levanta pareciéndose a Sofia Loren La acción (si hay persecuciones, el destino es casi siempre el catre o algún lavabo) transcurre en esa semana de locos previa a los Oscar en la que es más importante elegir el vestido correcto que ganar la estatuilla. Algún lector agradecerá el consejo de comprarse una Polaroid, porque con un vestido de fiesta nunca sabrás el aspecto que tienes hasta que te veas en una foto Estás en un grave error si piensas que un espejo te dirá la verdad Goldberg y Hopper niegan que su texto sea autobiográfico, aunque se han basado en historias reales, cambiando los nombres Amanda cuenta el caso de una actriz que se depila la línea de bikini con Coca- cola y la de un intérprete que habla de sí mismo en tercera persona, utilizando el yo mayestático como Maradona. Pese a tanta indiscreción, ambas aseguran que todavía no han tenido problemas con padres, amigos ni conocidos. Es muy divertida y esperamos que le guste a todo el mundo. No es una crítica salvaje ni oscura dice la rubia. O quizá fuera la morena, porque estas dos chicas lo hacen casi todo juntas. Nunca dividimos el trabajo dicen. Nos reunimos y primero creamos los personajes. Pensamos en los que harían, cómo visten, qué comen... Luego hacemos que interactúen ¿Quién tiene la última palabra? Ninguna, es una decisión compartida responden al unísono, aunque la hija del protagonista de Easy rider parece un pelín más contundente en su respuesta. Con sus antecedentes, está claro que la novela ha nacido para ser llevada al cine. Esperamos que sí admiten. Lleva una semana en el mercado y ahora empezaremos a mantener conversaciones al respecto Viéndolas, es imposible no preguntarse si serán personas normales, después de crecer en la jungla que tan bien describen. Yo me crié en Hollywood comenta Amanda. Mi padre era productor y hasta sus amigos eran famosos, pero para él siempre fue muy importante que lleváramos una vida normal. Fue un trabajo extra, pero demostró que es posible Ruthanna creció en San Francisco. Iba a Los Angeles a visitar a mi padre y es verdad que veía cosas raras, pero tenía la suerte de poder volver después a mi entorno ¿Pero realmente es tan desquiciado el mundo de Hollywood? Es mucho peor sentencian. Hay una fiesta detrás de otra y de otra y de otra más. Te pone a prueba constantemente Si se quedan con ganas de más, la segunda parte transcurrirá en Cannes. a semana pasada me salté a los hermanos Coen con total impunidad así que es lógico que en esta ocasión me centre en lo mejor de la cartelera (aunque te hayan caído algunos palos. Ya sabes, gajes del oficio) Debo decirte en primer lugar que There will be blood ¿Pozos de ambición? me parece fabulosa... excepto por ese final con bolera. Aun así, no tengo nada que objetar a los 130 minutos que van por delante del citado desenlace y que me parecen de lo mejor que se ha visto en esta Berlinale. Me gusta ese rol tuyo de tostadora, de coger cualquier género y devolverle la consistencia crujiente, de hacer que al espectador le salga humo de la cabeza sin llegar a quemarse. Es obvio que tener a un tío con piel de marmol y cuerpo de espadachín debe ayudar, porque lo de Daniel Day Lewis es de Oscar, de Grammy y de Pulitzer. Pero dejando eso a un lado, porque ya se ocuparán de recordártelo en los próximos días, creo que ese afan tuyo por trascender, por esculpir, por devolver al cine la belleza de los días en que una imagen valía más que mil palabras, es francamente maravilloso. No creo que ningún especta- L En Hollywood hay una fiesta detrás de otra y de otra y de otra más. Te pone a prueba constantemente ABC. es Primer capítulo de la novela en abc. es cultura Paul Thomas Anderson, ayer en Berlín REUTERS