Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID VIERNES 15 s 2 s 2008 ABC Roban a mano armada Un falso técnico se apoderó de 9.000 euros de la oficina 43.000 euros en tres bancos de la discoteca Cool M. J. Á. MADRID. Nuevo atraco a punta de pistola en la capital. Ocurrió a primeras horas de la tarde de ayer, en pleno distrito Centro, justo detrás de la Gran Vía. Los autores: dos individuos, que circulaban en una motocicleta, provistos de los correspondientes cascos. Los hechos ocurrieron en el número 9 de la calle de Isabel II pasadas las 16.30 horas. Justo enfrente de la conocida discoteca Cool; en la oficina de la sala, del grupo FSM, del que dependen otros establecimientos de ocio similares de la capital- -Space, But, etc- Todo ocurrió en décimas de segundos. Uno de los dos sujetos entró en el local y, tras intimidar a las dos empleadas del mismo, y esgrimiendo la pistola que portaba, exigió que les entregaran el dinero. Así lo hicieron. Tras hacerse con el botín, abandonó el local, huyendo en la motocicleta que le esperaba en la calle. Así lo indicaron a ABC varios testigos. La Policía Nacional, por su parte, indicó que el montante de lo robado asciende a entre 8.000 y 9.000 euros. Se da la circunstancia de que ayer era el día en el que el grupo FSM pagaba a los relaciones públicas, bailarines y el personal que reparte los flyers -tarjetas de propaganda- -de las discotecas. El pago lo efectúan cada quince días y siempre por la tarde: de 17 a 19 horas, por lo que todo apunta a que los asaltantes eran trabajadores o ex trabajadores de las salas, o, alguien cercano a ese entorno que conocía esa rutina y que tenía la certeza de que habría dinero. Yo recibí a las 17.05 un sms que decía: No podemos pagar hoy. Nos han atracado a punta de pistola Ahora, ¿cuándo voy a cobrar? decía Natalia, relaciones públicas de la sala Cool. Se da la circunstancia de que en esa misma calle se produjo el brutal asesinato de un representante de joyería el 26 de septiembre de 2006. Iba disfrazado con el uniforme de mantenimiento de una empresa de seguridad s Hizo cinco intentos y lo logró en Alcalá, Retiro y Barajas s Está detenido M. J. ÁLVAREZ MADRID. Lo tenía todo muy bien pensado. ¿Quién iba a sospechar de un empleado de mantenimiento de seguridad de entidades bancarias? Oliver Alfredo S. R. de 34 años se hacía con el mono de la empresa de servicio técnico y el anagrama de la entidad financiera que iba a atracar. Esa era la carta de presentación de este ladrón. Por ello, cada vez que iba a una entidad, su presencia no levantaba la más mínima sospecha. Con la excusa de su falsa ocupación se podía pasar horas y horas observando y tomando nota de todos los movimientos del personal y de qué hacían con el dinero. De este modo, aprovechaba cualquier descuido para hacerse con el botín. Justo el día que pagaban Este modus operandi lo practicó en cinco ocasiones. De ellas, sólo en tres logró sus propósitos, apoderándose de más de 43.000 euros en dos sucursales. En la tercera aún se desconoce la cantidad que sustrajo, según la Jefatura Superior de Policía. El ladrón de bancos ya tenía tres delitos en su haber. La mayoría, contra la propiedad y en su lugar de residencia: Torrejón de Ardoz. Los delitos: estafa, reclamación judicial y robo con fuerza. Al final, la policía ha logrado detenerle por el tema de los asaltos a entidades bancarias, en Alcalá de Henares, en donde dio el último golpe Fue apresado por agentes del Grupo 2 de Policía Judicial, tras ser identificado como autor del robo en una agencia bancaria de la localidad. En esta ocasión se apropió de 18.000 euros. Ahí, volvió a repetir el mismo guión: el sospechoso había hecho varias visitas a la sucursal elegida en la ciudad complutense, con la excusa de llevar a cabo el mantenimiento de cámaras de seguridad, cajeros automáticos, etc. En esa supuesta labor, podía pasar todo el tiempo que considerara oportuno. E incluso, se da la circunstancia de que llegó a tener cierta confianza con el personal. Una vez identificado, los agentes comprobaron que el mismo individuo había intentado robar en dos bancos de Getafe y Madrid por el mismo método, pero había desistido cuando en las agencias bancarias le pidieron su D. N. I. Además, las investigaciones le señalan como presunto autor de dos delitos similares en dos distritos de la capital: Barajas y Retiro. En el primero logró apoderarse de 25.000 euros, y en el segundo, una cantidad aún por precisar, por lo que el montante de lo sustraído supera los 43.000 euros.