Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15 s 2 s 2008 La lacra de la violencia en los hogares s Informe del CGPJ ESPAÑA 31 La violencia doméstica y de género rompe las estadísticas con 118 víctimas El año pasado fueron asesinadas 99 mujeres, 75 por su pareja o ex pareja; once niñas y cinco niños s Siete de cada diez casos nunca habían sido denunciados CRUZ MORCILLO MADRID. El perfil que prevalece en la violencia de género sigue casi inamovible: Mujer, mayor de edad, española, que en el momento de ocurrir el crimen estaba o había estado unida a su agresor por vínculo matrimonial, relación de hecho asimilable o relación afectiva estable Ese retrato con matices elocuentes fue presentado ayer por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en el informe de 2007 sobre muertes por violencia doméstica- -la que se produce entre miembros de una misma familia siempre que exista convivencia- -y de género- -en relaciones de pareja o ex pareja- Los datos son demoledores: 118 víctimas, un 22, 9 por ciento más que el año pasado. Desde que hay estadística judicial- -año 2002- -nunca se había tocado ese techo; todas las tipologías se han incrementado, pese a la ley integral y el despliegue de medios. Noventa y nueve asesinadas eran mujeres y a 75 las mató su pareja o ex pareja, incluida una a manos de su compañera sentimental. Sesenta víctimas vivían aún con quien las pasó a cuchillo, las estranguló o les disparó hasta acabar con ellas. Además perdieron la vida dieciséis menores de edad, once niñas y cinco niños. Es cierto que no todos los imputados en los 110 casos calificados por los juzgados son hombres, pero sí la inmensa mayoría (el 83,6 por ciento o lo que es lo mismo 92 agresores) Casi uno de cada diez decidió suicidarse tras cometer su crimen. En doce casos la que mata es la mujer y en cuatro hay de ambos sexos. Cerca de la mitad de las víctimas no habían cumplido los treinta años, otra circunstancia que se repite machaconamente, y lo que resulta aún más preocupante: ha crecido doce puntos el tramo de matones de entre 18 y 30 años. A treinta y cinco mujeres las mató su marido; a seis su novio y en otros veintidós casos eran pareja de hecho; catorce ya habían tirado la toalla y habían dejado una relación nociva que acabó costándoles la vida. Entre ellas hay ex esposa, ex compañera, ex novia o alguna en la fase inicial de los trámites de separación. En el resto de parentescos (41 víctimas) la galería es casi completa: 15 padres y madres, tres padrastros, dos suegras, once hijos y cuatro hijas... Otro apartado analizado con exhaustividad en el informe anual del Servicio de Inspección del CGPJ es la distribución territorial. Esta violencia que mata de muros para adentro no tiene frontera y aquí sí que se dan variaciones cada año. Durante 2007 fueron Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía las regiones con más muertes. Si nos atenemos a la tasa por cada cien mil habitantes, en cambio, la lista negra la encabezan Castilla la Mancha, Canarias y Murcia. Junio acabó como el mes más sangriento con 16 muertes violentas, seguido de mayo con 12 y febrero con once casos. Otro de los matices que alteran el perfil presentado al principio se basa en la procedencia tanto de víctimas como de agresores. La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Montserrat Comas, ya había mostrado su preocupación por el espectacular incremento de mujeres extranjeras asesinadas y, de hecho, el PSOE ha anunciado un plan especial que recoja lo que son hechos consumados. Sólo el diez por ciento de la población es extranjera, pero el año pasado aparecieron como víctima o agresor en un 38,4 por ciento de los casos de maltrato. El incremento anual fue de 12 puntos. Hubo 40 víctimas que no nacieron en España y acabaron muriendo aquí. Siete de esos asesinos son españoles y al margen de los nacionales, los rumanos encabezan la lista de agresores. Las nacionalidades con mayor número de mujeres víctimas de la violencia machista son Rumania, Ecuador y Brasil y las de los asesinos Rumania, Marruecos y Ecuador. De los siete que se quitaron la vida tras acabar con la de su pareja, cinco eran españoles, uno chino y otro ecuatoriano. Niños que no habían cumplido cinco años Desde el año 2002 cuando el Consejo General del Poder Judicial empezó a sistematizar los datos de violencia doméstica y de género- -incontrovertibles en cuanto a la fuente por cuanto proceden exclusivamente de órganos judiciales- uno de los apartados más penosos es el que estudia y detalla los crímenes en los que las víctimas son menores. El informe de 2007 da cuenta de dieciséis muertes por ambos tipos de violencia en quince casos, dado que en uno de los examinados dos menores perdieron la vida. Más del 62 por ciento de los niños asesinados por algún familiar o bien por la pareja de uno de sus progenitores no había cumplido aún los cinco años. A seis los mató su propia madre, a tres su padre; en dos de los crímenes participaron ambos progenitores; en otros dos casos fue el compañero sentimental de la madre el que decidió acabar con la vida de las criaturas, hubo una cuñada asesina y otra madre en connivencia con su pareja. El CGPJ destaca que también en el caso de los menores se ha disparado la cifra de extranjeros como agresores y como víctimas (en el 26, 7 por ciento) En tres de los hechos el adulto se suicidió. RELACIÓN DE PARENTESCO En separación Abuela Hermana cuñada Suegra Madre Hijastra Hija Ex pareja de hecho Ex cónyuge Ex novia Pareja de hecho Cónyuge Novia 6 1 21 34 2 7 1 10 1 2 2 8 4 Parentesco de la mujer muerta con su agresor durante 2007 VÍCTIMAS 120 110 100 90 80 70 60 50 118 103 100 90 91 74 62 52 2003 2004 2005 2006 2007 68 52 2002 65 69 Violencia doméstica Violencia de género Hombres, hombres NACIONALIDAD DE LAS MUJERES MUERTAS Ucrania Rusia Rumania Reino Unido Rep. Dominicana Paraguay Nicaragua Marruecos Holanda Ecuador China Colombia Brasil Bolivia 2 1 3 2 1 4 1 1 2 1 2 1 1 6 Por violencia de género en ámbito de pareja o ex pareja durante 2007 ABC Fuente: Consejo General del Poder Judicial Españoles que matan Casi la mitad de las mujeres muertas no habían cumplido treinta años; a 35 las mató su marido y 40 de ellas no habían nacido en España El silencio sigue rodeando buena parte de este drama. Pese a las campañas, y el dinero invertido, siete de cada diez mujeres fueron asesinadas sin que los juzgados tuvieran conocimiento de su calvario y aun así la cifra ha bajado dos puntos. Cuando sí se sabe que hay malos tratos previos casi siempre es por denuncias en comisa- ría (68,6 por ciento, frente al dos por ciento ante el órgano judicial) La inspección ofrece también una panorámica sobre la a veces cuestionada respuesta judicial: el 83 por ciento de los procedimientos se abren en menos de 24 horas tras conocerse el caso; la víctima comparece en cuatro días como máximo y las medidas cautelares son inmediatas (al día siguiente por lo general) Los jueces acordaron el año pasado medidas de protección en el 52 por ciento de los asuntos de violencia de género. Sólo en uno de los casos el juez se equivocó y no adoptó cautelar. La mujer fue asesinada un año después. Más de la mitad de las víctimas contaron con asistencia de abogado y un 43,4 por ciento renunció a continuar el procedimiento. ABC. es Informe del Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial en abc. es