Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 14- -2- -2008 CULTURAyESPECTÁCULOS 79 Gilberto Gil: La dimensión económica de la cultura es irrecusable Se hizo de rogar (su avión llegó con bastante retraso a Madrid) y fue recibido en el pabellón VIP como una estrella. En realidad lo es, pues es más conocido como músico que como ministro de Cultura de Brasil. Vestido de negro riguroso, y luciendo rastas, apenas se distinguía su menuda figura del negro que predomina en el espacio VIP de ARCO. Negro sobre negro, muy Malevich. Calificó a Brasil como una potencia dulce por su diversidad étnica y cultural, por su grandeza territorial, por su protagonismo en Iberoamérica y su inserción mundial Más que un gran mercado de arte contemporáneo, tildó a Brasil de un gran centro productor de cultura. El arte contemporáneo brasileño es cada vez más apreciado en todo el mundo como cultura y como valor en el mercado. La adquisición de obras no es una prioridad para nuestro Ministerio. Hay otras como arreglar los museos En su opinión, la dimensión económica de la cultura es irrecusable. En Estados Unidos el arte es el primer ítem de exportación, por delante de las armas o la industria. También en Europa es cada vez más importante. Por eso, el Ministerio de Cultura brasileño está cada vez más interesado en establecer políticas que favorezcan el mercado ¿Cómo ve que la Bienal de Sao Paulo se vacíe de arte? Aún no sé. No quiero opinar Arriba, la obra ¡Viva Fidel zombie! de Eugenio Merino, en el stand de la galería T 20 de Murcia. A la izquierda, una de las piezas más polémicas de la feria. Son nueve obras de la serie Naked Truth de Blue Noses, que cuelgan en el stand de M J Guelman Gallery de Moscú El ministro de Cultura de Brasil, ayer en ARCO cio, 174.000 euros) También políticamente incorrectos, Juana de Aizpuru (con un primerísimo plano de un sexo masculino en la fachada de su stand obra de Wolfgang Tillmans, y dentro con un vídeo de Valeriano López en el que el mismísimo Caballero de la mano en el pecho de El Greco mete su mano- -la que no tiene en el pecho, claro- -en la bragueta de un joven) y T 20, que ya nos tiene acostumbrados a dar que hablar. Esta vez convierte a Fidel Castro en un zombie por obra y gracia de Eugenio Merino. La feria se ha profesionalizado; está más madura que nunca. Vemos fotos y pinturas. Y mucha instalación. Como nunca. Tampoco faltaron ayer los grandes coleccionistas. Pudimos ver a Norman Foster y Elena Ochoa (incondicionales de la feria; no en vano cedieron su casa para la presentación londinense) Plácido Arango, Pilar Citoler, Pepe Barroso y Bernardo Paz, que por la noche recibía el premio al mejor coleccionista internacional. Muy merecido, pues basta acercarse a su museo brasileño, Inhotim, para enrojecer de envidia. No faltaron los directores de museos: tramos, por ejemplo, en la estupenda galería portuguesa Mario Sequeira. A falta de Damien Hirst (gran sensación de ARCO 07 en la galería mexicana Hilario Galguera) buena es Louise Bourgeois, de quien ofrece una amplia selección la galería Karsten Greve, que nunca defrauda. Se hablará en esta edición de Blue Noses, y su polémica serie Naked Truth en la galería más políticamente incorrecta de ARCO 08, la rusa M J Guelman Gallery, que también crucifica a Stalin y fotografía a dos policías rusos gays besándose. Y de la estupenda y complejísima instalación con gatos de Jan Fabre en Espacio Mínimo, que ya estuvo en la Bienal de Venecia (su pre- Manuel Borja- Villel ¿quién dijo que el Reina Sofía no iba a comprar en ARCO? y Juan Ignacio Vidarte, quien nos cuenta que anda buscando lugar para instalar Double Bind de Juan Muñoz. Sus 30 metros de altura no caben en cualquier sitio. Podría ir, dice, a un espacio industrial de Zorrozaurre. Y mucho, mucho VIP. Tantos que en la Sala VIP no daban abasto. ¿Quién dijo crisis? Los no VIP llegan mañana... Pero ésa será otra historia. Más información sobre la feria: http: www. arco. ifema. es