Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 14 s 2 s 2008 MADRID 51 Botella señala que la capital no tiene muros para prestar a los graffiteros Una línea de minibuses eléctricos recorre las calles de Lavapiés desde hoy ABC MADRID. La delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, participó ayer en el informativo de Onda 6 Televisión, donde se refirió a la propuesta socialista de habilitar cuarenta muros en Madrid para uso y disfrute de los graffiteros La edil rechazó la idea, y emplazó a Pedro Santín, concejal de Medio Ambiente del PSOE, a que encuentre a alguien que quiera prestar un muro a estos artistas Botella apuntó que el graffitero lo que busca es transgredir y desafiarse para pintar trenes o edificios públicos, por lo que la opción de los socialistas no sería la salida al problema. Los madrileños- -dijo- -preferirían gastarse los seis millones de euros que cuestan los graffitis en la construcción de escuelas públicas La edil de Medio Ambiente realizó un llamamiento a la calma y señaló, en relación a los niveles de contaminación, que estamos dentro de todos los parámetros establecidos por la legislación Además, calificó de vergonzosa la obsesión de Narbona por fijarse sólo en los índices de Madrid, y no de Cataluña, País Vasco o Andalucía. ABC Intervención en Onda 6 Gallardón, ayer en uno de los nuevos minibuses que darán servicio a Lavapiés Respetuosos con el medio ambiente son los nuevos minibuses eléctricos que recorren desde hoy el barrio de Lavapiés. Se trata de una nueva línea, denominada M 1, que ha puesto en marcha la EMT para adecuarse a las características de la zona, con calles estrechas en las que no caben los autobuses normales. Los minibuses, con capacidad para 25 perso- nas- -7 sentadas y 18 de pie- cubrirán una distancia de 4,5 kilómetros desde Sevilla hasta la glorieta de Embajadores, de lunes a sábado, de 8 de la mañana a 9 de la noche. AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano EL ACENTO E l madrileño que quiera tomarse su vasito de agua clara, que es como Pemán llamaba a la lengua de Peret, ya no tendrá necesidad de ir a la fuente, que ahora sería el cordobés Montilla, sino al colegio bilingüe que la Comunidad de Madrid acaba de abrir en Madrid con el nombre de Tarradellas, que por algo dijo Ja sóc aquí La inauguración del centro ha coincidido con la revelación ciertamente sensacional de que Pau Gasol se entiende con Kobe Bryant en español. ¿Qué hace un madrileño estudiando catalán, si luego, para jugar al baloncesto en los Lakers, hay que hablar español? No lo sé, y, como no lo sé, pongo el asunto en el montón de los prodigios electorales, como el de los dentistas de balde o el de la liebre albina de Cuenca, que también tiene su gracia. ¿De gracia, hablamos? Un grande catalán, el grande Rusiñol, decía que los españoles nunca habían sido humoristas mas que con las palabras. Nues- tros humoristas le parecían a Rusiñol unos hombres tristes que hacen juegos de palabras como podrían hacer cuentas o partidas de dominó. A la observación la sustituyen con el chiste y, más que reírse de lo que han observado, se ríen de lo que han dicho O de cómo lo han dicho, porque, al final, toda la gracia española reside en el acento. Por eso los catalanes, según Camba, lo perdonan todo, menos el que les hagan bromas acerca del acento: En el fondo, la cuestión del acento les interesa mucho más que la misma cuestión de la autonomía La autonomía, al fin y al cabo, la tienen hasta los murcianos, pero para hacerse con un acento catalán que le permita a uno ganarse la vida como humorista de TV hay que ir a un colegio como el Tarradellas. De acuerdo: Esto de poner en el acento la gracia o la desgracia tiene, como diría Unamuno, algo de mongólico y de tibetano- -pensaba Camba- Es un fetichismo más, de los varios que nos adornan Claro que mejor el fetichismo del acento que el del ministro Bermejo, que ha tenido el fetichismo de meterle doscientos cincuenta mil euros en obras a un ático de lujo. ¡Y yo que lo he visto auparse para llegar a las bandejas altas, las de los canapés buenos, en el palco del Bernabéu! Luego, hablando, es un gran humorista.