Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13 s 2 s 2008 CULTURAyESPECTÁCULOS 83 FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE BERLÍN Un guionista de La pasión de Cristo denuncia a Mel Gibson por fraude ABC LOS ÁNGELES. Uno de los guionistas de la película La pasión de Cristo dirigida por Mel Gibson, ha demandado al actor y realizador al considerar que éste le había negado negó una justa compensación por su labor en la cinta. Según informa Efe, que cita a la edición digital de la revista People, Benedict Fitzgerald, que escribió el texto de la cinta junto a Gibson, reclama a su director cinco millones de dólares en la demanda interpuesta ayer en la Corte Superior de Los Ángeles. En el documento, de una veintena de páginas, Fitzgerald acusa a Gibson de fraude, incumplimiento de contrato y prácticas de negocio injustas. Ben ha sido una víctima monetaria de Gibson, quien se ha aprovechado de la pasión desenfrenada por el proyecto y las creencias personales y espirituales de Ben indica la demanda. Fitzgerald sostiene que sufrió un engaño y tácticas conspiratorias por parte de Gibson, quien le aseguró que se trataría de un proyecto pequeño, que costaría entre cuatro y siete millones de dólares y que daría pocos beneficios. La pasión de Cristo sin embargo, resultó ser una de las películas que más dinero recaudó en el año 2004, con más de 600 millones de dólares amasados en la taquilla de todo el mundo. Sólo en España, según datos del Ministerio de Cultura, la película fue vista por casi 2,5 millones de espectadores, y su recaudación superó los 11 millones de euros. Fitzgerald dice que cobró por su trabajo 75.000 dólares y que tuvo que pedir prestados a Gibson 200.000 más en concepto de gastos. El director británico Mike Leigh, ayer durante la rueda de prensa de presentación de su película AP Contra la comedia de Mike Leigh, la tragedia de Abu Ghraib El esperado y decepcionante documental de Errol Morris Estandar Operating Procedure se presentó ayer a competición en Berlín E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL BERLÍN. El menú que ofrecía ayer el festival era para comilones: película coreana de Hong Sangsoo que duraba 145 minutos, película británica de Mike Leigh de 118 minutos y documental británico de Errol Morris sobre ese feo asunto de la cárcel de Abu Ghraib, que duraba otros 118... Es decir, 381 minutos de cine a competición, con sus intervalos, sus esperas, sus altos y sus bajos... Más luego, una vez tragados, viene el digerirlos, el trasladarlos, el asumirlos y el olvidarlos... Igual que la película de los Coen, no parece éste un oficio para viejos. El primero en digerir y en olvidar será el documental Estandar Operating Procedure del oscarizado Errol Morris, un lince para mezclar material original y material modelado alrededor de unas cuantas entrevistas y de unas fotos que dieron la vuelta al mundo. Los entrevistados son algunos de aquellos personajes que salían riéndose junto a presos encapuchados, desnudos y vejados, algunos de los cuales fueron condenados y pasaron un tiempo en prisión. Fotos, vídeos, declaraciones, impresiones... y unas reconstrucciones en ficción con el aliño de una música para bailar lento que daban aún más ganas de vomitar. ¿Que para qué se hace esto? Desde luego, para aclarar algo las cosas, no. Los que hacían las fotos y los que salìan en ellas se consideran ante la cámara de Morris víctimas del sistema, y lo único que queda probado en todo ese documental con truco es que, en efecto, cuanto más requetemalo seas más sales en la foto. La película de Mike Leigh se tragaba y se digería bien, siempre y cuando templara uno el primer golpe visual y emocional de su protagonista, alguien con el mismo atractivo que una escobilla de baño, una joven cuya única gracia- -y es la que subraya ese gran señalador que es Mike Leigh- -consiste en que es muy optimista, algo completamente ajeno, por otra parte, al cine con púas de este hombre. Se titula HappyGo- Lucky y ella se llama Poppy (Sally Hawkins) un portento de ingenuidad y encanto oculto que se dedica a darle clase a niños y a hacer chistes entre regulares y malos a absolutamente todo el mundo, incluido el proyecto de psicópata que le enseña a conducir o a la profesora de flamenco, sevillana de Eton, en una de las escenas más bochornosas y graciosas de todo el festival. El público, literalmente, se partía de risa, aunque hubo algunos, probablemente de parentela flamenca, a los que no les acabó de hacer gracia el topicalispanis Esta película de Leigh tiene menos metralla y pasiones que otras suyas, pero a cambio trae la novedad del buen rollo Será que también se está haciendo mayor, el hombre. La coreana era todo lo contrario: juvenil, pretenciosa, inane... Se titula Night and Day y trata de un pintor que deja Seúl y se planta en París, y allí es donde lo encuentra el espectador; está narrada por Sangsoo con el sistema nunca visto del diario fecha y situación, fecha y situación. Todo ocurre en la pensión del tipo, en las calles de al lado y en el apartamento de las chicas a las que persigue. El pintor, por supuesto, no coge ni un pincel y la historia se conforma con darnos esa relación de sus días de agosto, luego los de septiembre... Naturalmente que se le puede encontrar interés a las minucias que cuenta este hombre en su diario, o a esos planos transparentes y aromáticos del verano de París... Pero si alguien no consigue fijar la atención en todo eso y se aburre como un lapón en enero, que no se preocupe porque no hay nada anormal en ello. Esta película de Leigh tiene menos metralla y pasiones que otras suyas, pero a cambio trae la novedad del buen rollo Más información sobre el festival: http: www. berlinale. de