Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID II Centenario de la Guerra de la Independencia MIÉRCOLES 13 s 2 s 2008 ABC Los Príncipes viajaron a 1808 Un desfile militar con trajes de época y homenajes a los caídos de los cinco países que participaron en el conflicto abrió ayer los actos conmemorativos de la Guerra de la Independencia POR ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS FOTOS ERNESTO AGUDO MADRID. En el mismo lugar en el que el pueblo se alzó en armas hace dos siglos contra la invasión francesa, Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias presidieron ayer el desfile conmemorativo de la Guerra de la Independencia. Uniformes de época, pasodobles, redobles de tambor, toques de corneta, himnos e izadas de banderas ayudaron a olvidar, a ratos, el intenso frío de la mañana invernal. Pero lo más llamativo fue el afán del Ministerio de Defensa, organizador del acto, por destacar lo unidos que nos sentimos ahora a los que entonces, en 1808, fueron nuestros contendientes. No se trata de enaltecer victorias ni sublimar derrotas- -dijo el ministro de Defensa, José Antonio Alonso- sino de honrar con respeto a quienes nos precedieron Los que antes eran contendientes, ahora son aliados y amigos añadió. Así comenzaron ayer los actos conmemorativos de la Guerra de la Independencia (1808- 1814) un acontecimiento que costó la vida a cientos de miles de españoles, pero que situó a nuestro país, de nuevo, en el primer plano de la historia universal. No sólo se venció al Ejército más poderoso del mundo (el de Napoleón) con la ayuda británica, sino que se puso en marcha la revolución liberal que pronto cruzó nuestras fronteras. Pero en el acto militar de ayer se evitó hablar de victorias y derrotas, de patriotas o de invasores. Imbuidos por los principios de libertad, igualdad y fraternidad se rindió homenaje a los caídos de los cinco países que participaron en la contienda: España, Francia, Reino Unido, Portugal y Polonia, que estuvieron representados por sus ministros o secretarios de Estado. Sonaron los himnos nacionales de estos cinco países, se izaron sus banderas, desfilaron soldados de ca- Soldados con uniformes de época desfilaron ante Don Felipe y Doña Letizia frente al Palacio Real Lo más llamativo fue el afán de Defensa por destacar lo unidos que estamos hoy a nuestros antiguos contendientes Caídos de cinco países da uno de ellos con uniformes de época y se colocaron coronas de laurel a pie de cada mástil mientras sonaban los acordes del himno fúnebre de La muerte no es el final Antes, un batallón compuesto por tres compañías de los tres Ejércitos rindió honores de ordenanza a Don Felipe que, vestido con el uniforme de comandante del Ejército de Tierra, pasó revista a las tropas acompañado por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Félix Sanz Roldán. Junto a los Príncipes, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón; el director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, y el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González, entre otras autoridades civiles y militares. En los alrededores, unos pocos cientos de madrileños y turistas seguían el desfile desde los reducidos espacios que dejaban libres las tribunas, detrás del cordón policial que acotaba esta zona de Madrid que ayer rindió honor a su historia y a sus protagonistas. Los Príncipes contemplan una bandera histórica ante José Antonio Alonso y Alberto Ruiz- Gallardón El interés de Don Felipe por La nación en armas Algo más de una hora dedicaron ayer los Príncipes de Asturias a contemplar los 200 objetos reunidos en la exposición España, 1808- 1814. La nación en armas organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales en el Teatro Fernán Gómez de Madrid, en colaboración con el Ayuntamiento y con el patrocinio de BBVA. Y durante todo este tiempo Don Felipe no cesó de preguntar datos y detalles históricos al comisario de la muestra, el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Complutense, Juan Francisco Fuentes Aragonés. Los Príncipes observaron los uniformes, mapas, grabados, planos, retratos y manuscritos que reúne la exposición, así como algunos objetos curiosos, entre ellos el neceser de campaña del duque de Wellington, una colección de instrumentos quirúrgicos empleada en la contienda, un cañón de 1813 o la bandera de las milicias de Cabeza del Buey de Badajoz. También contemplaron varios carteles del bando republicano de la Guerra Civil en los que se animaba a luchar con el mismo tesón que se combatió contra los franceses.