Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13- -2- -2008 El Gobierno turco se plantea proteger a las mujeres que asistan con velo a la Universidad Recep Tayip Erdogan 33 ELECCIONES PRESIDENCIALES Sondeo nacional Las dos hipótesis de contienda electoral McCain- Clinton y McCain- Obama, según Real Clear Politics McCain 46,6 Hillary Clinton 45,4 McCain 43,7 Barack Obama 47,4 Campaña en familia Ante el arrollador entusiasmo que Barack Obama genera entre el voto joven, Hillary Clinton recurre a su hija Chelsea para intentar conectar con los más bisoños votantes de Estados Unidos, sin que falte la correspondiente dosis de polémica POR P. RODRÍGUEZ persuasión telefónica se han trasladado incluso a presentadoras de televisión de programas con mayoritaria audiencia femenina. Todas estas actividades de campaña, para las que Chelsea se ha tomado una especie de año sabático de su trabajo en un fondo de inversiones de Nueva York, han venido acompañadas de la correspondiente polémica. La semana pasada, un comentarista del canal MSNBC se atrevió a lanzar la cuestión retórica de si Chelsea no estaba siendo como chuleada por su madre para conseguir votos. El periodista, David Shuster, se ha visto forzado a pedir perdón y ha sido suspendido temporalmente de su trabajo. Pero el molesto equipo de campaña de Hillary Clinton ha llegado a amenazar con negarse a aparecer en un futuro debate auspiciado por ese canal de pago. La controversia, no obstante, ha servido para comparar los grandes esfuerzos que los Clinton han venido realizando desde los tiempos de Arkansas por proteger la privacidad de su hija con esta nueva fase de protagonismo electoral. Pero, como ha explicado Philippe Reines, portavoz de la campaña de su madre, Chelsea es la única persona en el mundo que puede hablar de la candidata como mi madre y esa perspectiva única es la que hace de Chelsea una voz tan efectiva y persuasiva La batalla del Potomac Maryland DELEGADOS EN JUEGO Demócratas Distrito de Columbia Republicanos 63 37 19 ABC Virginia Maryland Distrito de Columbia 103 99 37 Virginia La senadora por Nueva York pugna por no acabar febrero con diez derrotas consecutivas frente a Barack Obama toral para lo que queda del mes de febrero tampoco favorece sobre el papel las perspectivas de la ex primera dama. Barack Obama está ganando posiciones en Wisconsin y su nativo Hawai, Estados que se pronunciarán el próximo martes y que plantean la dura posibilidad de diez derrotas consecutivas para la candidatura de Hillary Clinton. Esta fuerza dinámica de entusiasmo a favor de Barack Obama también se estaría reflejando en la recaudación de donaciones electorales. Se estima que el senador por Illinois estaría juntando aproximadamente un millón de dólares al día, mientras que Hillary sólo estaría alcanzando la mitad de esa financiación política. Una ventaja que habría permitido al equipo de Obama empezar a poner anuncios en Ohio y Texas desde este lunes. Por lo que respecta al bando republicano, la atención se centra en el empeño de Mike Huckabee de no retirarse y dejar el camino libre al senador John McCain. Al ex gobernador de Arkansas, que obtuvo significativos resultados en las consultas electorales de ayer, no Un millón de dólares al día parece importarle mucho que matemáticamente su candidatura haya dejado de ser viable. Con ironía, el reverendo baptista antes que político republicano recuerda que él no estudió en la universidad matemáticas sino milagros Para algunos republicanos, la contumaz posición de Mike Huckabee no hace más que dificultar los esfuerzos por unificar al partido en torno a McCain y rebajar la desconfianza que el senador por Arizona genera entre sus correligionarios más conservadores. Pero Huckabee insiste en que sólo se retirará cuando su rival alcance los 1.191 delegados necesarios para ganar la nominación presidencial republicana. Un listón que McCain puede no alcanzar hasta las votaciones previstas en Pensilvania para el 22 de abril. Ante este reto, McCain, que ya cuenta con 729 delegados, se ha visto obligado a reconocer que Huckabee tiene todo el derecho a permanecer en esta carrera hasta que él considere necesario Aunque no faltan análisis políticos que apuntan a los riesgos de esta situación de pugna sin sentido, citándose como antecedentes desastrosos el daño que Ronald Reagan hizo a Gerald Ford en 1976 o los problemas creados cuatro años después por Ted Kennedy a Jimmy Carter. WASHINGTON. Aunque en Estados Unidos impera una iconografía política muy familiar- -donde la esposa y los hijos de cada candidato forman parte obligatoria de la tramoya electoral- de todas las campañas que este año se disputan la Casa Blanca, con diferencia la más dominada por lazos de sangre es la de Hillary Clinton. Desde Iowa a Carolina del Sur, su marido tuvo un protagonismo que terminó por resultar desmedido y casi perjudicial. Hasta el punto de que el ex presidente ha sido destinado a un papel de retaguardia dejando el proscenio a Chelsea Clinton. Dentro de su nuevo y activo papel, la ex primera hija de Estados Unidos ha llegado durante estos días tan reñidos a protagonizar mítines en solitario por diversos Estados de la Unión a favor de su madre. Este significativo nivel de implicación es atribuido sobre todo a los esfuerzos de la campaña de la sexagenaria Hillary Clinton para contrarrestar el arrollador entusiasmo que Barack Obama genera entre el voto joven. Como papá y mamá ABC. es Obama, favorito en las primarias del Potomac, en abc. es internacional En estas apariciones a solas, organizadas sobre todo en centros universitarios, Chelsea Clinton está demostrando que es una joven de 27 años bastante articulada y con algunas de las habilidades políticas de sus progenitores. En los turnos de micrófono abierto, esta graduada de Stanford y Oxford y usuaria de algo de cirugía plástica ha formulado respuestas que mezclan los detalles y la lógica deliberativa de su madre, junto a la espontaneidad más sonriente de su padre. Además de estas comentadas intervenciones, Chelsea también ha estado trabajando los teléfonos a favor de su madre. Haciendo llamadas a algunos de los llamados superdelegados altos cargos del Partido Demócrata, que ante una situación de empate técnico con Barack Obama podrían constituirse en una última y decisiva instancia. Estos esfuerzos de Chelsea Clinton, durante un mitin en Brunswick, Maine AP