Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es MIÉRCOLES 13- -2- -2008 ABC Los escoltas de la dirigente popular, la seguridad privada y concejales del PP compostelano sirvieron de cordón para evitar las agresiones de los radicales EFE Radicales gallegos abren otra campaña de agresiones e insultos a dirigentes del PP La Universidad de Santiago de Compostela impidió que la Policía protegiera a María San Gil de sus agresores JOSE LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO. Varias decenas de jóvenes radicales independentistas gallegos intentaron ayer agredir a la presidenta del PP vasco, María San Gil, que pronunciaba una conferencia en la Facultad de Económicas de la Universidad de Santiago (USC) Tan sólo la intervención de los escoltas de la dirigente popular y tres guardias de seguridad de la universidad impidieron la agresión, que no obstante se saldó con contusiones leves en dos de los guardaespaldas de San Gil. Los agresores profirieron insultos y amenazas contra la parlamentaria vasca y el nutrido grupo de miembros del PP gallego que la acompañaban, tales como asesina fascista y terrorista llegando a gritar ojalá te peguen un tiro o a ver si os ponen una bomba bajo el coche al más puro estilo de las juventudes batasunas. Esta chispa que ahora prende en Galicia no es nueva en el resto de España, donde el PP viene haciendo frente a actos hostiles. Una de las primeras piedras de la crispación corrió a cargo del colectivo de actores y representantes del mundo de la cultura que expresaron su apoyo a Zapatero el pasado sábado, y que tildaron al PP y sus votantes de turba de mentirosos que piensa, desde su imbecilidad, que todos somos más imbéciles que ellos El lunes, un cartel de Rajoy en Madrid aparecía pintado con un disparo en la frente, y ayer se sumó a la campaña el dirigente de ERC Joan Puigcercós, que llamó a Manuel Pizarro sinvergüenza y provocador Esta espita de tensión contra el PP se abrió antes de las municipales de 2003, cuando con motivo de la guerra de Irak y el accidente del Prestige los candidatos y dirigentes populares eran increpados al grito de asesinos y mentirosos Espoleados por la manipulación mediática y política entre el 11 y el 14 de marzo de 2004, grupos descontrolados también hostigaron al PP frente a sus sedes. Se han producido situaciones especialmente virulentas en Cataluña, donde Ángel Acebes y Josep Piqué tuvieron que abandonar escoltados algunos actos, al margen de los ataques a sedes del PP. En el exterior de la Facultad de Económicas de Santiago aguardaban efectivos de la Policía Nacional, que no pudieron intervenir debido a la negativa expresa del vicerrector de la USC, Lorenzo Fernández Prieto, en contacto telefónico con la vicedecana de Económicas, Pilar Díaz. Desde el Decanato se insistió al vicerrector en la necesidad de la intervención policial para garantizar la seguridad de San Gil, a lo que se opuso Fernández Prieto porque no hacía falta Ante la imposibilidad de actuar de la Policía, la presidenta del PP vasco tuvo que ser protegida hasta la calle por sus guardaespaldas, tres guardias de seguridad de la USC y distintos concejales y simpatizantes del PP compostelano, que sirvieron de cordón ante los golpes de los exaltados. San Gil se negó a salir por la puerta de atrás, como se le llegó a proponer porque si no lo hago en el País Vasco ni lo hacen mis alcaldes y concejales amenazados, no lo voy a hacer yo comentó a quienes la rodeaban. No obstante, la presencia de esta treintena de radicales- -en un acto reivindicado en su web por la asociación estudiantil AGIR- -ya era conocida desde la noche del lunes, según fuentes del PP y la Universidad consultadas por ABC. Ni ante esta previsión de riesgo, el Rectorado de la USC vio oportuno autorizar el despliegue policial dentro de sus instalaciones. Un portavoz del Rectorado expresó a este periódico su repulsa por lo sucedido, si bien matizó que no está claro que los participantes sean estudiantes una afirmación desmentida por la decana de la Facultad de Económicas, quien aseguró que son personas identificadas con nombres y apellidos después de haber participado en otros actos de boicot a la Universidad. Entre los agresores se encontraban alumnos de las facultades de Políticas y Económicas vinculados a AGIR, una asociación Críticas al Rectorado Es el tercer acto de independentistas radicales en Galicia en menos de cinco días. Touriño guarda silencio