Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12- -2- -2008 Festival Internacional de Cine de Berlín CULTURAyESPECTÁCULOS 83 José Padilha le da a Johnny To una lección de dureza, tensión y violencia La alemana Doris Dorrie presenta Cherry Blossoms lo único honrado y ético que propuso el cine ayer E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL BERLÍN. Una violentísima película brasileña titulada Tropa de élite filmada por José Padilha en las tripas de las favelas y a la trepidante velocidad de un tiroteo, nos situaba ayer en el peor de los mundos, entre corruptos, degenerados y canallas camuflados entre la pobre gente; una película china del violentísimo Johnnie To, Sparrow nos sugería un mundo de pícaros, carteristas y granujas que, siempre en bandada, le tienen metida la mano al bolsillo del viandante, y la tercera en el palenque de la competición era alemana, de Doris Dorrie, Cherry Blossoms con un buen esqueleto moral sobre el amor, el respeto, los sueños y la vejez que devolvían, al menos, el paisaje ético a su justo lugar. Salvo la de Johnnie To (ya siempre entre nosotros Juani To el santón de la violencia y toda una reliquia entre la modernidad) que era un completo chasco, en el sentido de que no había ni sangre, ni tiros, ni tipos peligrosos... las otras dos tenían empaque. Sparrow y con esto ya nos la quitamos de encima, tenía pretensiones de comedia, con unos cuantos pickpokets y una chica mala, pero, francamente, se hubiera necesitado una finísima red para pillarle la gracia a esa mala comedia en un día como el de ayer, tan cargado de granujas. trapicheo criminal en las favelas antes de la visita del Papa Juan Pablo II en 1997, lo que originó una limpia tan sumamente sucia que deja tal vez la historia de José Padilha en poca cosa. El director juega con tres hilos narrativos y varios tiempos, convirtiéndolos en una bonita trenza: la vida familiar de un capitán de esa tropa de elite, la violenta mudanza moral en un novato que se debate entre su vocación policial y sus estudios de abogado y los enfrentamientos sanguinarios en las calles de ese enjambre caótico y mortífero. Y ahí, colgado de esa trenza, el espectador asiste a un espectáculo abrumador de violencia, tortura y muerte. El remedio para esta película era la de Doris Dorrie, no menos dura, pues su retrato generacional es demoledor, pero sí mejor situada en un plano de nobleza e integridad. La primera hora transcurre en Berlín, con un matrimonio anciano y la hebra que los une, o los separa, de sus hijos; un espasmo argumental (que no es preciso desvelar) lleva al anciano hasta Japón, donde también vive otro de sus hijos, y donde comienza otra película igual de sutil, de púdica y de íntegra, en un tono cercano a la comedia de situaciones con un viejo alemán en la jungla de Tokio y su propio lost in traslation En su conjunto, la obra de Doris Dorrie nos ofrece un pequeño catálogo de virtudes, como una interpretación muy compleja del actor Elma Wepper en el papel de abuelete de fidelidad intachable, o el ojeo perspicaz a dos culturas, a dos modos de entender la lealtad y el amor a los propios, o también las segundas lecturas de la danza Butoh, que explora en las sombras y en el más allá. Y, en fin, a la espera de que lleguen los grandes acontecimientos cinematográficos, pues iremos conformándonos con estos. Retrato generacional Penélope Cruz, el domingo antes de la presentación de Elegy en Berlín AP Poseídos por Penélope RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. No es sólo Ben Kingsley el poseído, el día entero pareció sometido a la fascinación por la actriz. Penélope Cruz puede haber sentado un hito cinematográfico con su interpretación en la película de Isabel Coixet, según el semanario Der Spiegel, que considera ésta como la Berlinale de las mujeres Tanto que Isabel Coixet ha transformado una literatura del macho como la de Philip Roth, en una mirada femenina Inconcebiblemente bella escribe Die Welt de la actriz, pero no una belleza colorista, turgente y almodovariana, sino oscura, silenciosa en cada imagen de su cuerpo está mostrando su alma Cruz se descubre en esta película y no sólo al dejar caer la ropa. El productor comentó tras la película que ésta no habría podido tener lugar sin Penélope, cuya actuación titula el Tagspiegel como un striptease del alma La realización ha renunciado a todo voyeurismo y ofrece una nueva mirada a Roth, los desenfrenos y fantasías masculinas más fuertes de la novela de Roth según el Spiegel, a cambio de una parábola a veces conmovedora sobre el amor, la belleza y lo efímero Tanto Cruz como Kingsley brillan en Elegy según Tagesspiegel. Parece la empresa de un comando suicida poner la literatura de un macho reconocido en manos de una mujer realizadora asume el Tagesspiegel, y el resultado tal vez sea inmaduro, pese a los buenos momentos para el Spiegel; la vis que le otorga Coixet es poco valiente para el Frankfurter Allgemeine Zeitung, pero rodar a Roth no es una obviedad y, para Die Welt, Coixet habría logrado una de esas raras adaptaciones conseguidas, en las que una visión decididamente masculina del mundo se transforma en una femenina totalmente nueva Para Coixet, no se trata del poder de los hombres, sino de la magia de las mujeres escribe el Spiegel. La realizadora no es lo que se podría llamar una feminista, pero hasta ahora ha contado sus películas siempre de manera consecuente desde el punto de vista de una mujer El comentarista de Tagesspiegel considera la puesta en escena de la directora catalana como una virtuosa pieza de cámara para dos amantes Pero el Frankfurter recuerda que el problema de Roth es siempre el punto de vista no hay descripción más que desde los propios ojos parciales del protagonista, sólo desde ellos es comprensible un extraño mundo que por fuera puede parecer ridículo. Ese riesgo no lo ha querido correr Coixet por tanto nunca habrá visto nadie sufrir a Penélope de modo tan bello. Nunca tampoco tan inútilmente Trapicheo criminal Tropa de élite es una película ejemplarmente dura y descarnada, que le enfoca con ansia casi documental a la corrupción policial en Río y al Tropa de élite es una película dura y descarnada, que le enfoca con ansia casi documental a la corrupción policial en Río de Janeiro Más información sobre el festival: http: www. berlinale. de