Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID MARTES 12 s 2 s 2008 ABC Desolación entre los familiares de los tres ecuatorianos muertos en un brutal accidente La Guardia Civil investiga el exceso de velocidad tras el testimonio de los testigos LETICIA TOSCANO MADRID. Los familiares y amigos de los tres ecuatorianos muertos en el trágico accidente de tráfico que tuvo lugar el pasado domingo en la avenida de Andalucía de la capital comenzaron ayer a tomar consciencia de la magnitud de lo ocurrido. Los cuerpos de los fallecidos- -Wilson Gancino de 45 años y su hija Jessica de 19, y una niña de 3 años hija de una pareja de amigos- -permanecieron ayer en el Instituto Anatómico Forense a espera de que se realizaran las autopsias correspondientes. Hasta allí, se desplazaron a lo largo del día medio centenar de amigos y familiares impactados por lo ocurrido que intentaban animar a los más allegados a los fallecidos. Los cadáveres fueron trasladados sobre las seis de la tarde de ayer al tanatorio de Getafe, donde permanecerán hasta las 13.00 de hoy, cuando está previsto que tenga lugar el entierro. Según explicó Edison, un amigo de las dos familias afectadas, la mujer de Wilson Gancino, el conductor de la furgoneta siniestrada, estaba ayer completamente destrozada ante la pérdida de su marido y de su hija: Está totalmente sedada comentó Edison, quien pasó toda la jornada acompañando a sus amigos. Al parecer, la familia Gancino llegó a España hace unos 9 años desde la ciudad de Santa Cecilia, en Ecuador, para intentar mejorar su vida y estaba completamente integrada. Tenían tres hijos, una joven de 21 años que trabaja como camarera y también estaba ayer destrozada, aunque más entera que su madre; Jessica, que perdió la vida con motivo del siniestro; y un joven de 17 años que milagrosamente resultó ileso. La madre había decidido no acudir a las pistas deportivas a jugar al volley- ball como solían hacer cada semana y todavía ayer no había asimilado que un accidente truncara su familia: Estamos todos rotos reconocía sus amigos. La misma situación se vivía entre los familiares de Arolde Acosta y su pareja Susana Miquinga, quienes han perdido a su hija de tres años. Tanto Arolde como Susana permanecieron ayer ingresados en el hospital Doce de Octubre como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico. Arolde recuperó ayer la consciencia y fue informado del fallecimiento de su pequeña de tres años, mientras que su mujer permanecía ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro en estado de coma. La pareja llevaba unos diez años en España, Se conocieron aquí hace unos cinco años. Arolde vino siguiendo a su familia que se había trasladado previamente y Susana se decidió a cruzar el océano para dar estudios a sus hijas, de unos 20 años, a las que ha criado como madre soltera y viven en Lima. De la unión de la pareja nacieron dos niñas, una pequeña de tres años que falleció en el acto tras el siniestro y tuvo que ser excarcelada por los bomberos y una niña de tan sólo tres meses que resultó ilesa por ir entre los brazos de su madre. El cabecilla de la banda fue detenido por la Policía a finales de enero EFE El joven que quemó viva a su novia dirigía una peligrosa banda Asaltaron más de 60 viviendas y locales comerciales en varios puntos de España s La Guardia Civil detiene a 23 personas de nacionalidad rumana ABC MADRID. La Guardia Civil ha detenido a 23 personas de nacionalidad rumana en el transcurso de una operación que ha llevado a la desarticulación de una banda organizada dedicada al robo de viviendas y locales comerciales en diversas provincias. Según informó ayer la Dirección General de la Guardia Civil, los detenidos son los presuntos autores de más de 60 robos cometidos en viviendas y comercios de las provincias de Madrid, León, Palencia, Jaén, Toledo y Burgos. Asimismo, uno de los arrestados, considerado por la Guardia Civil como uno de los cabecillas de la banda (Constantin Vamanu, de 21 años) fue detenido el pasado mes de enero por la Policía como presunto autor del asesinato de su novia, una joven rumana de 22 años de edad, a la que prendió fuego en un descampado de Alcalá de Henares. El autor manifestó que acabó con la vida de su novia porque sabía que le iba a dejar. El crimen, según creen, fue perfectamente planificado. Vamanu compra el combustible en una gasolinera antes de recoger a la víctima para, posteriormente, llevarla hasta el descampado para prenderle fuego. La operación, denominada Pallozas se inició en octubre de 2007, cuando la Guardia Civil de León detectó un incremento de robos en viviendas y locales comerciales de Castilla y León, cometidos por el procedimiento del butrón (abertura en paredes o techos) o forzando las vías de acceso a los lugares. Los autores materiales de los robos integraban un grupo organizado de ciudadanos rumanos, asentados en su mayoría en localidades del Corredor del Henares de la provincia de Madrid, sobre quienes se estableció un dispositivo de vigilancia hasta que se logró identificar a la totalidad de los integrantes de la red, así como sus lugares de residencia. Posteriormente varias Unidades Especiales de Intervención de la Guardia Civil accedieron simultáneamente a 10 domicilios del grupo, sorprendiendo en su interior a 23 de sus integrantes, que fueron detenidos. El modus operandi de esta banda consistía en distribuirse en grupos de 4 ó 5 personas que, a bordo de uno o dos vehículos en algunas ocasiones sustraídos, se desplazaban a poblaciones de diversas provincias para cometer los robos. Tras efectuar un reconocimiento previo del lugar elegido para la comisión del robo esperaban hasta altas horas de la madrugada para acceder a las viviendas y locales a través de butrones en paredes o tejados, o forzando con palanquetas otras vías de acceso. Después, con el botín en su poder, emprendían el regreso a sus lugares de residencia. A la mañana siguiente, el grupo se movilizaba para dar salida a los efectos sustraídos, que en muchos casos eran trasladados a su país de origen a través de empresas clandestinas de transporte de mercancías. Durante la operación han sido detenidos 22 hombres y una mujer, de nacionalidad rumana, y se han practicado un total de 10 registros en las localidades de Madrid- capital, Boadilla del Monte, Coslada, San Fernando de Henares, Alcalá de Henares (todas de Madrid) Guadalajara, Ubeda (Jaén) y La Solana (Ciudad Real) También se ha intervenido gran cantidad del material robado (televisores de plasma, ordenadores portátiles, teléfonos móviles, gafas y perfumes de marca, joyas y dinero) La pareja de uno de los fallecidos permaneció todo el día completamente sedada Investigando las causas Ninguno de lo ocupantes de la furgoneta llevaba el cinturón de seguridad y todavía se desconocen las causas que motivaron el brutal accidente. La furgoneta era de cinco plazas y viajaban ocho personas de nacionalidad ecuatoriana- -las dos familias afectadas y un amigo- -se salió de la calzada, voló unos 15 metros y volcó. Según explicaron los testigos el vehículo iba muy rápido, como desbocado y la Policía investiga el exceso de velocidad y la posibilidad de que el conductor hubiera bebido, ya que en la furgoneta había un fuerte olor a alcohol. Sin embargo, Arolde comentó ayer a sus allegados que en el coche notaron como la rueda derecha fallaba, lo que provocó que Wilson perdiera en control en cuestión de segundos Modus operandi Los detenidos establecieron en la capital su sede para, después, actuar en poblaciones limítrofes