Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL MARTES 12 s 2 s 2008 ABC Amago de crisis en el entorno de Sarkozy a menos de un mes de las municipales El presidente francés no acepta la dimisión de su portavoz por una disputa en las listas, mientras baja al 39 en los sondeos JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El rostro de Nicolas Sarkozy comienza a crisparse. Sus consejeros íntimos le encuentran irritable e imprevisible Su felicidad conyugal con Carla Bruni contrasta con su caída en los sondeos- -el último, de ayer, ya sólo con un 39 de apoyo- Una ministra ha amenazado con dimitir. Algunos diputados lo critican en voz baja. Muchos alcaldes temen ser víctimas de esa meteorología presidencial. Y el microcosmos político de una barriada acomodada humilla a su portavoz personal, David Martinon, a quien Sarkozy no le aceptó ayer su dimisión. Todos y cada uno de tales nubarrones tienen explicaciones propias. Pero la ventisca invernal de los sondeos hace temer a muchos candidatos a importantes alcaldías que las elecciones municipales de los próximos 9 y 16 de marzo puedan terminar con una tormenta de granizo municipal. Hecho insólito en la historia de la V República el presidente tiene peor cota en los sondeos que su primer ministro, François Fillon, percibido como un conservador partidario de la ruptura prometida con veintitantos años de demagogia de izquierda (Mitterrand) y derechas (Chirac) Novedad no menos significativa, Christine Lagarde, ministra de Finanzas (liberal con pocas concesiones) ha presentado en dos ocasiones una dimensión siempre rechazada. La ministra forma parte de un grupito de ministros y diputados que contemplan con inquietud cómo Sarkozy hace concesiones menudas pero reales. calde socialista, Bertrand Delanoé, que aspira a convertir París en maquinaria de guerra para la conquista del PS y el lanzamiento de una campaña de usura contra el Elíseo. En ese campo de movedizas arenas municipales, la batalla fratricida en una minúscula alcaldía muy burguesa, Neuilly, al oeste de París, se ha transformado en otra tormenta en un vaso de agua municipal, que la marea negra audiovisual ha transformado en un campo de minas. Sarkozy hizo toda su carrera política en esa alcaldía, que sólo ha votado conservador, muy conservador o ultraconservador desde que los alcaldes son elegidos a través del sufragio universal. Pugnando por una carrera política, David Martinon, portavoz oficial del Elíseo, el más brillante de los Sarkozy boys pidió permiso al presidente para presentar su candidatura a esa alcaldía, que consideraba ganada de antemano. Sin embargo, gran sorpresa, la clase política de Neuilly, un diminuto microcosmos, rechazó inmediatamente al portavoz oficial de Sarkozy, que se apresuró a tomar buena nota. Martinon se vio ayer forzado a retirar su candidatura, en beneficio de otra lista conservadora, de la que forma parte Jean Sarkozy, uno de los hijos del presidente... La importancia política nacional de Neuilly roza la insignificancia casi absoluta. Pero las idas y venidas de Martinon y Sarkozy jr. tienen un costo audiovisual alarmante, cuando el presidente aparece en las pantallas de televisión con un rostro francamente demacrado. A un mes corto de la primera vuelta de las elecciones municipales, ninguno de tales problemas es forzosamente catastrófico. Pero algunos especialistas en meteorología municipal piensan que esa superposición de nubarrones locales puede precipitar tormentas de granizo. El presidente Sarkozy saluda a los habitantes de la aldea de Camopi, en la Guyana francesa AFP En la Asamblea Nacional el megagrupo conservador es víctima de ataques de nervios no siempre controlados, cuando el presidente insiste en su política de fichajes, comisiones e informes encargados a disidentes socialistas (Attali, Rocard, Hubert Vedrine) pisando el terreno de la acción política tradicional, cuando arrecia el cuerpo a cuerpo de las elecciones municipales, en bastiones emblemáticos, París, Lyon, Burdeos, Marsella y un largo etcétera. En su día, Sarkozy anunció un proyecto municipal de Gran París El proyecto no ha prosperado. Y la lista conservadora se enfrenta a un al- Bastiones emblemáticos Tadic y Kostunica anuncian que Serbia anulará la secesión de Kosovo SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. El reelegido presidente serbio, Boris Tadic, y el primer ministro, Kostunica, anunciaron ayer su decisión común de anular la independencia unilateral de la provincia de Kosovo, que la autoridades de la mayoría albanesa se disponen a anunciar en los próximos días. Tadic ha convocado para hoy una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, que debe estudiar los planes de acción a nivel estatal cuando llegue el momento. La decisión común no oculta, sin embargo, las difíciles relaciones entre los partidos de Tadic y de Kostunica, que se acentuarán cuando se anuncie la independencia unilateral de Kosovo. Unos dos mil estudiantes universitarios protestaron ayer en Belgrado exigiendo que el primer ministro serbio firme el acuerdo político y económico propuesto por la UE, capture a los criminales de guerra y cumpla con todas las obligaciones internacionales que el país ha contraído. Kostunica y su Partido Democrático de Serbia (DSS) se oponen a ello y condicionan la adhesión de Serbia a la UE al rechazo de Bruselas a la independencia de Kosovo. Postura que ha provocado un enfrentamiento en el seno de la coalición de gobierno entre el DSS y el sector proeuropeo que representa el Partido Democrático (DS) del presidente Boris Tadic. Éstos consideran el problema de Kosovo y la política de adhesión a la UE como dos cosas separadas. El Gobierno sobrevivirá sólo si el DS desiste de firmar el acuerdo político propuesto señalo ayer el ministro para Kosovo Slobodan Samardzic (DSS) La polarización política en Serbia aumenta y su primera consecuencia ha sido la caída en pocos días del dinar respecto al euro en un seis por ciento. La crisis paraliza la gestión del Gobierno y se teme que la independencia de Kosovo (anunciada para el próximo domingo) encuentre a Serbia con un gobierno dimisionario y un presidente del Estado sin poder jurar su nuevo mandato. Los analistas y diversos líderes de partidos ven como única salida política la convocatoria de comicios anticipados.