Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12 s 2 s 2008 INTERNACIONAL 37 Una historia marcada por la ocupación de Indonesia y la independencia P. M. DÍEZ PEKÍN. Primero fueron los portugueses, que desembarcaron en la isla de Timor en 1520 y luego la partieron por la mitad para repartírsela en 1860 con los holandeses. Durante la Segunda Guerra Mundial, la dominación japonesa del sureste asiático se extendió a este apartado rincón del mundo hasta que el imperio del Sol Naciente fue derrotado en 1945. Una vez retiradas las tropas niponas, Portugal volvió a hacerse cargo de su antigua colonia hasta que, el 28 de noviembre de 1975, Timor Este declaró su independencia. Nueve días más tarde, el país fue invadido por Indonesia, que comenzó una brutal ocupación. Bajo las órdenes del corrupto dictador Suharto, fallecido el pasado 27 de enero, las tropas indonesias llevaron a cabo un auténtico genocidio que costó la vida a unas 200.000 personas. Tras la caída de Suharto en 1998, Timor Oriental celebró el 30 de agosto de 1999 un referéndum patrocinado por la ONU en el que sus habitantes votaron mayoritariamente a favor de la independencia. Un resultado que desató la violencia entre los paramilitares indonesios, quienes, apoyados por el Ejército de Yakarta, llevaron a cabo una cruel represión que se cobró 1.400 vidas. Pobreza e inestabilidad Así nació la independencia de la República Democrática de Timor- Leste, declarada el 20 de mayo de 2002. Con un PIB per cápita de 800 dólares y hundida en el número 142 en las naciones del mundo, Timor Oriental daba sus primeros pasos hacia la libertad. Los antiguos líderes del Frente Revolucionario por un Timor Este Independiente (Fretilin) se hicieron cargo de un gobierno presidido por Xanana Gusmao y con Mari Alkatiri como primer ministro. Asuntos Exteriores recayó sobre José Ramos Horta. La violencia volvió a estallar en el país en marzo de 2006 por el motín protagonizado por 600 militares y dirigido por Alfredo Reinado, que forzó la dimisión del primer ministro Alkatiri. Le sucedió Ramos Horta, quien fue elegido presidente en mayo de 2007. Pero no ha transcurrido ni un año hasta que el cabecilla rebelde Reinado ha vuelto a desatar la inestabilidad intentando asesinar al Premio Nobel de la Paz. Una paz que no termina de llegar a Timor Oriental. El presidente de Timor Oriental, José Ramos Horta, fue trasladado al Hospital Real de Darwin, en Australia, para salvarle la vida REUTERS El presidente de Timor Oriental, muy grave tras un fallido intento de golpe José Ramos Horta, Nobel de la Paz en 1996, recibió varios disparos y fue trasladado a un hospital de Australia. El Gobierno declara el estado de excepción PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. La paz y la estabilidad siguen sin llegar a Timor Oriental, el pequeño y pobre país del sureste asiático situado en el mar de Sonda al norte de Australia. Tras dos décadas bajo la brutal ocupación de Indonesia y un violento proceso de independencia que culminó formalmente en 2002, esta antigua colonia portuguesa vuelve a encontrarse en estado de excepción por el intento de asesinato de su presidente, José Ramos Horta. El veterano político de 58 años, galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1996 y elegido presidente en mayo de 2007, se hallaba anoche muy grave en un hospital de Darwin, la ciudad australiana a la que fue trasladado tras ser atacado a primera hora de la mañana del lunes (noche, hora española) en su residencia de Dili, la capital del país. Según la información oficial, Ramos Horta sufrió una herida de bala en el estómago y en el pecho al ser tiroteado por un comando rebelde liderado por Alfredo Reinado, un militar que se alzó contra el Gobierno hace dos años y que falleció en el asalto. Además, la caravana del primer ministro de Timor, Xanana Gusmao, salió ilesa de otra emboscada ayer por la mañana, lo que hace temer un nuevo rebrote de la violencia como el queasoló la isla en 2006. En marzo de ese año, 600 militares que habían sido expulsados del Ejército protagonizaron un salvaje motín que costó la vida a 37 personas, provocó la huida de 150.000 refugiados y acabó forzando un cambio de Gobierno. Al frente de la revuelta se hallaba Alfredo Reinado, quien desde entonces permanecía prófugo de la Justicia pese a que en los últimos meses se había reunido con Ramos Horta para negociar su entrega. ATENTADO EN TIMOR Presidente José Ramos- Horta Primer ministro Xanana Gusmao INDONESIA Dili Fue trasladado muy grave a un hospital en Darwin (Australia) Escapó herido ayer mismo de otro ataque Pante Makasar Ermera Maliana Los rebeldes asaltaron la casa del presidente en dos coches Los Palos TIMOR ORIENTAL Same Mqueque TIMOR Baucau Mar de Savu N TIMOR OCCIDENTAL Nunkolo Soe Kupang Mar de Timor PULAU ROTI República Democrática de Timor Oriental Población: Superficie: Idioma oficial: Religión mayoritaria: Moneda: 800.000 hab. (2002) 24.000 km 2 Portugués Católicos (30 Dólar de EE. UU. OCÉANO ÍNDICO 0 75 Km 150 Pero, en lugar de rendirse, ha dejado al presidente de Timor Oriental entre la vida y la muerte y al país en una nueva crisis. Ha fracasado el intento de golpe de Estado de Reinado, una operación bien planeada que pretendía paralizar el Gobierno y generar inestabilidad asegu- Golpe de Estado ró el primer ministro Gusmao, quien indicó que la situación está bajo control Cierto o no, las agencias de noticias informaban que ayer se respiraba una calma tensa en Dili, donde los principales edificios oficiales estaban custodiados por los 800 soldados australianos y los 200 neozelandeses que conforman el grueso de las fuerzas internacionales de la ONU desplegadas en esta isla. Para evitar que vuelvan a repetirse los disturbios de hace dos años, Australia enviará otros 200 militares a Timor Oriental. ABC. es Vídeo Atentado frustrado en Timor en abc. es internacional ABC