Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES Baloncesto s Copa del Rey LUNES 11 s 2 s 2008 ABC Un Rudy estratosférico salta la banca en Vitoria El escolta mallorquín se fue a los 32 puntos para darle al Juventud su octavo título Tau Cerámica DKV Juventud 14- 13 14- 13 1 c 2 c 3 c 80 82 25- 25 58- 55 22- 27 80- 82 4 c 19- 17 33- 30 Tau Vitoria: Prigioni (8) Rakocevic (16) Teletovic (17) Splitter (12) Mickeal (11) -cinco inicial- García (0) Vidal (1) Planinic (0) Fernández (0) Jasaitis (0) Muoneke (5) y McDonald (10) DKV Juventud: Rudy Fdez. (32) Ricky Rubio (9) Jagla (9) Hdez. -Sonseca (6) Laviña (3) -cinco inicial- Pau Ribas (0) Barton (0) Popovic (6) Tomas (0) Moiso (2) y Mallet (15) JAVIER HERNÁNDEZ VITORIA. Acaba el encuentro y Edu Hernández- Sonseca atrapa el balón de la victoria, de la Copa número 8 en la historia del DKV Juventud. Acababa de caer el rey del torneo en su versión más moderna (con 5) un anfitrión al que le van los años pares: 2002, 2004, 2006... Pero era el turno del espectáculo en sentido puro. Sobre todo, de la versión más eléctrica de Rudy Fernández. Ya tenía un título de los que dan prestigio y corrió a celebrarlo a la grada, con sus padres, con los que se fundió en un sentido abrazo. Nadie como él capitaliza los éxitos de la Peña O quizá algún día Ricky Rubio, que también está llamado a las cotas más altas de este deporte. Pero ayer era el día del escolta mallorquín. En realidad, no empezó muy fino desde el perímetro, una de sus especialidades. Pero en su lugar, cogió el testigo Jagla, que aprovechó la caraja con la que había salido el Tau para enlazar dos triples seguidos. Fue el primer aviso de que el DKV Juventud, el eterno subcampeón, iba muy en serio. Spahija no acababa de dar con la tecla para hacer funcionar el juego interior, donde Hernández- Sonseca superaba a un Thiago Splitter bastante descentrado ayer. Spahija empezaba a mover el banquillo sobre todo sustituyendo a un Mirza Teletovic que cometía la segunda falta muy pronto. El Tau vio la luz con la sali- da de Muoneke y Mickeal. El juego interior ya era otra cosa. Bien distinto fue la actuación de Planinic, superado por Ricky Rubio en todo momento. No obstante, el juego interior era el que primaba en el partido, momentos en los que la zona atascó al equipo verdinegro, que se acercaba en el marcador con las decisiones arbitrales: Hernández- Sonseca le saca a Muoneke una antideportiva en la zona y Pete Mickeal, poco después, una técnica para poner a los de Aíto García Reneses a dos puntos, que se convirtieron en tres al descanso (33- 30) tras el primer triple de Teletovic. En este tiempo, Rudy falló los tres intentos que hizo desde el perímetro. Faltaba lo mejor. Tras la ducha, Rudy, como si quisiera resarcirse de esos males, apretó el acelerador a fondo. El partido necesitaba un cambio de ritmo si el equipo verdinegro quería derribar la fortaleza vitoriana. Facturó diez puntos sólo en ese periodo, entre ellos dos triples e incluso un 2+ 3 para poner a la Peña a un punto (47- 46, min. 26) Pero al Juventud le seguía costando el Tau, que seguía percutiendo en la zona aprovechando la debilidad de Moiso (Splitter y las ayudas de Mickeal) Prigioni, por su parte, intentaba sacar de sus casillas a Ricky Rubio. El último cuarto fue definitivo para la eclosión del escolta del Juventud. El Tau conservaba una mínima ventaja, pero el mallorquín acabó de redondear su estadística, al tiempo que cundían los nervios en el anfitrión con varias pérdidas y ese triple de Teletovic con el 77- 78. Fue inútil. Vitoria encumbró al espigado escolta de la Peña al cielo de la Copa. Rudy Fernández corta las redes de una de las canastas para llevárselas de recuerdo Aíto: Espero que este título sirva para que el club crezca también J. H. VITORIA. Si el joven escolta verdinegro se llevó ayer los elogios por su gran actuación en la final, el otro foco de atención era su técnico. Aíto García Reneses alzó ayer su quinto título copero, algo al alcance de muy pocos. Además, rompe una sequía de once años sin llevarlo a las vitrinas de Badalona, una ciudad que vive por y para el baloncesto. Por eso, en la tarde de ayer estaba henchido de satisfacción. El título dijo en rueda de prensa con una media sonrisa, es maravilloso y hay que aprovecharlo para sacar el máximo rendimiento de él. Hay que adecuarse a las posibilidades del club y espero que sirva para que el Juventud crezca también. Cada vez hemos jugado mejor y espero que podamos dar un paso más grande en todos los aspectos, con el apoyo de todos y también tener un mayor presupuesto aseguró el madrileño. Respecto al desarrollo de la final, Aíto explicó que el inicio de su equipo fue bueno pero luego se les puso cuesta arriba porque el Tau defendió muy agresivo y duro. Mejoramos- -añadió- -en el segundo tiempo y el equipo mantuvo la ilusión de luchar hasta el final, además porque mis jugadores llegaban con hambre de ganar relató. Por eso, reconoció estar muy contento. Primero por clasificarse y por llegar a la final ante el Tau en su campo, que para nosotros es un orgullo. Más aún porque todo el mundo está diciendo que hemos ganado con un baloncesto espectacular y bonito. Es para estar muy contento reiteró, subrayando que parte del mérito está en su defensa; requiere trabajo y convencimiento de sus jugadores. Por su parte, Neven Spahija, técnico del Tau, criticó la labor de los colegiados, a los que culpó por dos decisiones arbitrales. Eso no me parece bien dijo en medio de un tono de cierto nerviosismo, lo que le llevó a volver a hablar en inglés, cuando había prometido que en este torneo ya hablaría en español después de medio año de estancia en Vitoria. Falló los tres primeros intentos desde el perímetro, pero tras el descanso emergió el mejor tirador de la Liga El inicio fue bueno pero luego se les puso cuesta arriba porque el Tau defendió muy agresivo y duro