Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11- -2- -2008 Primera división s Vigésima terecera jornada DEPORTES 87 El don de marcar tantos decisivos Xavi camufla en las últimas dos semanas la sequía azulgrana en ataque con dos goles que valen cuatro puntos s No está concebido para aparecer en la lista del Pichichi pues lleva 31 dianas en nueve cursos, pero siempre anota cuando más se necesita E. YUNTA BARCELONA. Hace justamente una semana se llenaron líneas hablando de ese don extraño que acompaña a Xavi Hernández, salvador ante el Osasuna con un gol para recobrar la fe. Su tanto le valió al Barcelona para reengancharse a la Liga y el 6 azulgrana asumió encantado los múltiples piropos. Pero lo ha vuelto a hacer, ha vuelto a emerger de la nada y, aunque su tanto ante el Sevilla sólo vale un punto y el Madrid se escape hasta los ocho de ventaja después de golear ayer al Valladolid, Xavi ya se ha consagrado como un artista capaz de marcar tantos cuando más se necesitan. En sus nueve temporadas como jugador del primer equipo del Barcelona- -sumará 400 partidos en Zaragoza- el centrocampista egarense acumula 31 goles, a cuál más importante. Su misión es otra, pues Xavi está concebido para asistir, para crear y para dar equilibrio a la medular azulgrana. Pero ya empezó con buen pie en su debut en el primer equipo, el 18 de agosto de 1998. Jugaba el Barcelona en Son Moix la ida de la Supercopa de España ante el Mallorca y Xavi, recién cumplidos los 18, firmaba su primer tanto. De él guarda un buenísimo recuerdo, pero no se puede equiparar al que marcó, ese mismo curso, en Zorrilla. Con la soga al cuello, Louis van Gaal acudía a Valladolid con la obligación de sumar los tres puntos y se los dio precisamente Xavi con un chicharro de cabeza. Fue el inicio de una remontada espectacular que terminó con la segunda Liga consecutiva del entrenador holandés. Ahora bien, el 25 de abril de 2004 Xavi anotó el tanto que más le gusta de su colección. Fue en el Santiago Bernabéu, escenario ideal para un jugador de la cantera tan implicado con el club como lo es él. Era la primera temporada de Rijkaard y la cosa no iba del todo bien en Can Barça Alejadísimo de la cabeza desde el inicio de la campaña, el Barcelona sumó la victoria en el feudo blanco merced a la diana de Xavi en el minuto 86, una vaselina en una posición forzadísima que hizo buena una asistencia genial de Ronaldinho. Raúl se dispone a disparar a portería en uno de los ataques del Real Madrid EFE Xavi celebra un gol REUTERS LA VINDICACIÓN DE ROBBEN EL DÍA QUE CAYÓ ROBINHO El holandés volvió a ser titular en la Liga, marcó un gol y dio dos. El brasileño sufrió un pinchazo en la musculatura abdominal y hoy le harán pruebas JULIÁN ÁVILA MADRID. Una máxima de Schuster es que para entrar hay que dejar salir. Y los tres de arriba se han agarrado al césped con todo. El triunvirato Raúl- Robinho- Van Nistelrooy cerraba las puertas a muchos futbolistas. Entre ellos a Robben, el fichaje estrella del verano. Por culpa de la competencia y de las lesiones, el holandés no era titular en Liga desde el partido frente al Recreativo, el 7 de octubre del año pasado. Un vía crucis para este futbolista que llegó con la vitola de los mejores extremos europeos. Hasta ayer, su hoja de servicios pesaba en la cabeza del jugador. Se había perdido catorce partidos por lesión en tres fases distintas, más los dos de la Supercopa porque no había sido fichado, y en otro más no fue ni convocado. Sus números eran mediocres. Cinco encuentros como titular (los de la Copa ante el Alicante, Lazio, en la Champions y Getafe y Recreativo en la Liga) y un gol en la Copa. El resto, migajas en forma de minutos. Ayer, la lesión de Van Nistelrooy le sirvió para aparecer en Guti lleva diez pases de gol y participó en todos los tantos; Raúl, con el doblete, es pichichi nacional con 11 tantos la foto inicial. Schuster le ubicó en la banda derecha, a pie cambiado. Ahí lo pasó mal hasta que llegó el percance de Robinho. Entró Drenthe y permutaron las posiciones. Robben se acomodó en el costado izquierdo y ahí aprovechó un pase de Guti para plantarse ante Asenjo. Tiró un amago y el portero se acostó a la izquierda. Apuntó al otro lado y el balón entró. A correr como un poseso se fue al Fondo Sur para celebrar el tercer tanto local. El golpe certero rehabilitó al jugador. Desde ese punto fue de menos a más. Cogió confianza y estuvo más suelto, aunque acusó la inactividad. Disfrutó haciendo de las suyas en la banda y animó el festival con un pase medido a Guti para que se anotase el sexto en la cuenta. Antes había dado el pase con el que Baptista abrió el marcador. La recuperación del tulipán es una buena noticia para Schuster porque Robinho se puede haber lesionado en el momento más inoportuno, con la Liga de Campeones a la vuelta de la esquina: sufre un pinchazo en la musculatura abdominal y hoy le harán pruebas. En las últimas dos semanas, Xavi ha camuflado la sequía azulgrana con dos goles que valen cuatro puntos, aunque los datos son alarmantes. Insiste Rijkaard en que lo importante es generar peligro, pero que tome nota: el Barcelona no es capaz de marcar más de un gol en un partido desde el pasado 12 de enero, en el cierre de la primera vuelta de Liga ante el Murcia (4- 0) precisamente el último encuentro que disputó Samuel Eto o antes de viajar con Camerún. En total, siete encuentros consecutivos sin anotar más de un tanto, cifras inapropiadas para un candidato al título. Y mientras, el barcelonismo espera a Eto o al tiempo que reza después de ver cómo ayer se lesionaba en la final de la Copa de África. Necesitan al africano como agua de mayo. Salvó la cabeza de Van Gaal en Valladolid y marcó un gol crucial en el Bernabéu en el primer año de Rijkaard