Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11- -2- -2008 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo Cables submarinos 81 LAS CAÑERÍAS GLOBALES DE INTERNET Una red submarina de cables de fibra óptica de unos 10 cm. de diámetro transporta el 90 por ciento de los datos que circulan cada día en el mundo ¿PARA QUÉ SE UTILIZAN? Internet SECCIÓN DE UN CABLE Cable hilo de plástico Cubierta de cobre Fibras ópticas Núcleo protector Aislante de policarbonato Cubierta de polietileno 75 NORTEAMÉRICA ASIA Oc. Atlántico Blindaje de cables de acero EUROPA PAÍSES AFECTADOS ASIA Redes corporativas ÁFRICA ZONAS DONDE SE PRODUJERON LAS AVERÍAS El 30 de enero, dos cables responsables del 70 por ciento de las conexiones entre Oriente Próximo y Asia se rompieron al norte de Alejandría. El 1 de febrero, un tercer cable se partió en el Golfo Pérsico Oc. Índico 25 Océano Pacífico SURAMÉRICA AUSTRALIA Telefonía AUSTRALIA 2 ABC C. Aguilera Las arterias submarinas de internet Tres cables submarinos seccionados en tres días por causas no aclaradas, en el Mediterráneo y el Golfo Pérsico, reflejan la fragilidad de la comunicación en la era global s Los cortes han afectado a 80 millones de internautas desde Egipto hasta la India POR BORJA BERGARECHE MADRID. Tres buques especializados en la reparación de cables submarinos y decenas de técnicos trabajan sin descanso desde el pasado martes para restaurar el tráfico de datos en los tres super cables cortados, por causas aún desconocidas, en un intervalo de apenas tres días. El 70 por ciento de los internautas de la India y Egipto, y casi la mitad de los usuarios de internet de Arabia Saudí- -hasta un total de 80 millones de cibernautas desde el norte de África hasta el sureste asiático- -confían en que, entre hoy y mañana, terminen dos semanas de atasco informático y teorías conspirativas. El pasado 30 de enero, dos cables gigantes de fibra óptica, que aseguran entre ambos el 75 por ciento de las conexiones entre Oriente Próximo y el sureste asiático, se rompieron en unas pocas horas, 8 kilómetros al norte del puerto de Alejandría. De inmediato, 60 millones de usuarios de la India, un país que alberga los call center de numerosas compañías occidentales, 12 millones de internautas paquistaníes y seis millones en Egipto vieron cómo la velocidad de la conexión se resentía, obligando a las empresas de telecomunicaciones a dirigir el tráfico por otras rutas. dio de un ataque sugería. El viernes, Stephan Beckert, analista de Telegeography, una consultora de internet, rechazaba la teoría. Los propios militares de EE. UU. utilizan estos cables, por lo que sería un inconveniente también para ellos explicó a la cadena CNN. Otra hipótesis dirigía su sospecha a un atentado terrorista de Al Qaida. A no ser que Bin Laden tenga un submarino u hombres rana extremadamente fuertes, no sé cómo podrían hacerlo zanjó Beckert. Conspiraciones al margen, esta inusual sucesión de cortes, que se suma a los problemas que el mal tiempo creó en varios cables del Golfo Pérsico el fin de semana pasado, ha servido de llamada de atención sobre la vulnerabilidad de la telaraña submarina de fibra óptica por la que circulan el 90 por ciento de los datos digitalizados, frente a un diez por ciento que lo hacen vía satélite. Esto demuestra lo fácil que sería atacar estas redes vitales declaró a un diario israelí Mustafa Alani, jefe de seguridad y terrorismo en el Gulf Research Center de Dubai. Las principales sospechas recaen en el fenómeno de las algas errantes. Flag, la compañía británico- india que opera el cable Falcon afirmó el viernes que el ancla de seis toneladas de un buque abandonado era la culpable del accidente. La misma empresa es propietaria del Flag Europa- Asia un conducto submarino de 28.000 kilómetros que conecta Australia y Japón con Europa vía Oriente Próximo. El SeaMe- We 4 controlado por un consorcio liderado por France Telecom, está enterrado en paralelo al Flag Europa- Asia en la misma ruta entre Palermo y Alejandría. Este cable, que recorre ininterrumpido hasta Singapur, acaba de ser abierto tras un periodo de instalación de tres años y una inversión de 670 millones de euros, según el diario británico, The Guardian En el caso de estos dos cables, el Gobierno egipcio ha descartado la hipótesis inicial de un ancla como causa de este accidente también, tras comprobar que ningún buque pasaba por la zona afectada en el momento del incidente. Las sospechas del enigma siguen por tanto abiertas, a la espera de que los trabajos de reparación, en marcha desde hace ya una semana, aporten alguna información. En diciembre de 2006, un terremoto en Taiwán alteró las comunicaciones en Asia durante dos meses. La pesca es, sin embargo, la principal causa de este tipo de incidentes. Las operaciones de rescate de los cables las dirigen ingenieros de telecomunicaciones desde tierra, que son los encargados de averiguar la localización del corte. Una vez ubicado, se envía un buque equipado con vehículos anfibios operados por control remoto. Éstos se encargan de cortar el fragmento de cable averiado y de subirlo al buque para su revisión. Los dos barcos que trabajan en el Mediterráneo han visto su labor dificultada por el mal tiempo, y calculan terminar mañana sus trabajos. Se espera igualmente que otro buque de la compañía Flag restablezca estos días el tráfico en el cable averiado en el Golfo Pérsico, recuperando la normalidad de la red y de sus usuarios. Submarinos por control remoto Teorías de la conspiración El 1 de febrero, un tercer cable, el Falcon se partió a 56 kilómetro de Dubai (frente a la costa iraní) uno de los emiratos árabes bañados por el Golfo Pérsico. Las conexiones por internet de Qatar, Kuwait, Arabia Saudí Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos se ralentizaron, al mismo tiempo que se disparaban los rumores. El columnista on line del American Chronicle Ian Brockwell, apuntó a una escaramuza de guerra informática de Estados Unidos e Israel contra Irán: Quizás esto sea el prelu- Los tres cables cortados pertenecen a una red submarina global que transporta el 90 por ciento de los datos Más información en: www. telegeography. com