Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 s 2 s 2008 MADRID 53 Bienvenida al año de la rata Gran parte de la comunidad china en Madrid se reunió ayer para celebrar el año nuevo del país asiático, marcado por el signo de la rata. La celebración incluyó una demostración de artes marciales, actuaciones musicales y hasta baile flamenco LETICIA TOSCANO MADRID. Más de 2.500 personas se reunieron ayer en el Telefónica Arena de Madrid para dar la bienvenida al año nuevo chino que, según la cultura oriental, estará regido por el signo de la rata, símbolo de inteligencia, prosperidad y buena suerte. El evento comenzó con el tradicional baile de los leones en el que ciudadanos chinos disfrazados de este animal movieron sus cuerpos en una colorista danza al ritmo de tambores y continuó con diversos espectáculos que aunaron representaciones de la cultura china y la española. Aunque la mayoría del público asistente era originario del gigante asiático, muchos madrileños se dirigieron hasta el pabellón de la Casa de Campo para conocer algo más de la cultura china. Es el caso de Marisa, quien se lamentaba de que más allá del arroz tres delicias y las gambas de los restaurantes, apenas conocemos nada de los chinos Yo estoy pensando en hacer un viaje a Pekín y he venido para comprobar cómo se siente uno entre tanto chino comentaba Carlos, un joven estudiante de Farmacia que esperaba con impaciencia el comienzo del evento, que se retrasó más de 40 minutos. numerosos aplausos con sus canciones, bailes y teatros. Una de las escenas más curiosas la protagonizaron un grupo de jóvenes representantes de las diferentes provincias del país asiático que lanzaron sus mejores deseos a colectivos tan variopintos como las personas mayores, las mujeres bellas, los dueños de restaurantes o los vendedores. El programa incluyó una demostración de artes marciales chinas, más conocidas como Kung Fu, en la que un especialista ofreció un resumen de las diferentes modalidades del milenario arte oriental. El festejo también contó con la presencia de artistas españoles. La vertiente occidental del espectáculo vino de la mano del cantante Daniel Zueras, el grupo de rock Truko Band y la bailaora Estrella Resco. El ambiente oriental reinante en el pabellón de la Casa de Campo hizo despertar la nostalgia entre muchos de los ciudadanos chinos asistentes, que llevan años sin celebrar la Nochevieja en su país. Para nosotros es una fecha muy especial, comemos raviolis y visitamos a la familia, no como aquí, que la gente se va por ahí con los amigos comentaba Hong Yan, una joven que sólo lleva seis meses en España y ya está deseando volver. Otros, como la estudiante Peijun Xu, se sienten plenamente integrados en la cultura madrileña ya que, en su caso, lleva ya diez años en la capital y tiene amigos tanto orientales como españoles. No faltaron las familias que hace años adoptaron a niñas chinas y aprovecharon la oportunidad para que las pequeñas mantuvieran un contacto más directo con su cultura. Estas niñas llevan en la cara que son chinas, así que lo mejor es que estén de alguna forma integradas con las costumbres de sus orígenes comentaba María José, quien adoptó hace tres años a la pequeña Marina. La celebración, como no podía ser de otro modo, estuvo plagada de menciones a los Juegos Olímpicos que se celebrarán este verano en Pekín y que, según explicaban, estarán en el corazón de los chinos de ultramar AL DÍA Manuel María Meseguer HEMEROTECAS n este prolongado otoño madrileño, tocando ya la larga mano de la primavera, pareciera que sólo las palabras como piedras puedan funcionar. Hay en el ambiente mucha piedra y mucha lanza y mucha fiebre. Es inevitable la repetición cada cuatro años de semejantes comentarios ante las diatribas electorales, las propuestas descabelladas o las aseveraciones insostenibles que los candidatos se lanzan a puñados. Como dicen los políticos y los tertulianos de vena henchida en cuello, ahí están las hemerotecas a sabiendas de que muy pocos se van a despojar de la pereza de caminar hasta ellas o al archivo de un periódico cualquiera a consultar lo que dijo el personaje inane, el famosillo sin fuste, el político tramposo. Vayamos a las hemerotecas es una frase pegadiza que de tanto usarse barrunta uno que no se tiene repajolera idea de lo que significa. Ese invento de satanás llamado google merecedor sin duda del Nóbel de las Ciencias Sociales, terminará sepultando en polvo las hemerotecas de toda la vida, y ya no valdrá la amenaza de contertulios ni mitineros, porque hasta la más pedestre idiotez de un presunto prócer o un estomagante astro mediático tendrá (tiene ya) su hueco en el buscador de Internet, la madre de todas las hemerotecas. Por eso puede saberse lo que se prometió hace cuatro años (no lo que se dice que se prometió) y examinar los dichos de los analistas apocalípticos alertando ya entonces contra la victoria de fulano o zutano, perorando o escribiendo desde el abismo como si la civilización occidental anduviera en juego. Candidatos, panegiristas y detractores son básicamente los mismos de hace cuatro años y consultando el invento de satanás mencionado, también los argumentos, aunque se tienda más a las exageraciones. Sólo que este año Doña Cuaresma, la del gesto agrio y estricta conducta al decir del alcalde Gallardón, ha triunfado veinte días antes que entonces, con la inédita contrapartida del estallido de azules y rosas, de volúmenes y cubos de la enorme exposición de Picasso un cuadro es una suma de destrucciones afirmaba) en el Reina Sofía, o las refulgentes carnes de los desnudos y los rostros oblicuos de Modigliani en el Thyssen. Don Carnal llegó para quedarse. E Ambiente familiar Y es que ayer en el Madrid Arena había cientos de chinos encantados de poder celebrar la entrada del nuevo año- -que según su calendario empezó el 7 de febrero- -en un ambiente familiar. El espectáculo, organizado por la Asociación de las Compañías Comerciales Chinas en España (ACCCE) incluyó las actuaciones de una delegación de artistas de las 56 etnias diferentes que conviven en el país asiático, muchos de los cuales consiguieron arrancar del público sendos olés y Los próximos Juegos Olímpicos de Pekín 2008 estuvieron muy presentes durante la noche El espectáculo comenzó con el tradicional baile de los leones JULIAN DE DOMINGO