Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 s 2 s 2008 MADRID 51 Un joyero se tira desde un tercero para escapar de la banda que lo retenía Sorprendió a los delincuentes, armados, robando en su taller de Usera s Le maniataron y amordazaron s El comerciante sólo se rompió una pierna C. HIDALGO MADRID. Un joyero de unos 35 años, Fernando José Sanz, protagonizó ayer un suceso de película. Saltó al vacío desde el tercer piso de su taller, donde sorprendió a una banda de siete ciudadanos del Este desvalijándolo. Pero le retuvieron, le amordazaron y le maniataron. En un descuido de los delincuentes, decidió saltar al vacío. Sólo se ha roto una pierna. Los hechos ocurrieron a primera hora de la tarde de ayer. Fernando José se encontraba en su casa manipulando su PDA- -ordenador de bolsillo- El joyero tiene instalado un sistema de seguridad a través de ese aparato, mediante el cual puede ver lo que recogen las cámaras de seguridad de su establecimiento. Sin embargo, ayer, algo iba mal. La imagen no existía. El error que cometió el comerciante fue decidir acercarse a su taller, en el número 16 de la calle de las Lenguas, para comprobar qué pasaba sin avisar a la Policía. Y allí se presentó. Sin embargo, cuando penetró en el local, situado en un tercer piso- -pero con altura de cuarto, a unos 15 metros del suelo- se vio sorprendido por una banda de siete delincuentes, supuestamente del Este de Europa. Iban armados con pistolas. Los delincuentes le redujeron, le amordazaron y le maniataron. Iban, además de con las armas de fuego, con herramientas para el robo, que luego encontró allí la Policía: mazas, picos, cizallas... Todo, para reventar las tres cajas fuertes que allí había. Pero sólo consiguieron abrir una, cuyo contenido- -joyas, relojes y pulseras, que aún están por valorar- -se llevaron. El plan, hasta cierto momento, no podía ir mejor. Habían llegado por la mañana en su coche oscuro, robado, de alta gama- -los vecinos declararon que escucharon ruido durante varias horas, pero no llamaron a la Policía- Entraron en el edificio de oficinas, compuesto de tres bloques, por el garaje, subieron hasta la azotea, se pasaron al inmueble central, rompieron una especie de claraboya, penetraron en el edificio, y, en el aseo común para las oficinas, hicieron un gran butrón. Así es como entraron en el taller de Fernando José, indicaron fuentes policiales. Luego, con un soldador, hicieron un agujero de 40 centímetros en una de las cámaras, de ahí la alerta del joyero. A Fernando, para atemori- Vecinos de Las Tablas recogen 14.000 firmas para pedir equipamientos ABC MADRID. Los vecinos del madrileño barrio de Las Tablas, en el norte de la capital, han recogido ya unas 14.000 firmas para pedir al Ayuntamiento de Madrid que destine el presupuesto disponible para el barrio a la construcción de equipamientos sociales en la zona, en lugar de la implantación de dos centros de acogida para personas con riesgo de exclusión social que está prevista actualmente. Los vecinos, que ayer organizaron una jornada de protesta en la que participaron unas 4.000 personas, entregarán las firmas el próximo día 13 en la Junta Municipal de Distrito de Fuencarral- El Pardo, según indicó a Efe el presidente de la Asociación de Vecinos de Las Tablas, Lorenzo Álvarez. Al parecer, celebrarán allí una concentración, a las 19.00, en la que solicitarán la creación de infraestructuras como colegios, institutos y centros de salud, de los que adolece el barrio, según los vecinos. Una caja fuerte abierta zarle, le dijeron que le habían quitado su documentación y las llaves del coche: Como intentes algo, vamos a por tu familia le amenazaron. Finalmente, se ha comprobado que no le sustrajeron ninguno de esos objetos. Pero el comerciante, al comprobar la peligrosidad de la banda, decidió huir. En un descuido de sus captores, decidió lanzarse al vacío, desde el tercero. Milagrosamente, sólo se rompió una pierna. Él mismo llamó al 112- -un vecino también avisó a la Policía Municipal al oír los gritos de auxilio- Eran las tres menos cuarto de la tarde. El Samur le llevó al Doce de Octubre, donde le operaron. Los delincuentes, alarmados por lo que acababa de ocurrir, salieron corriendo y huyeron en un coche de alta gama robado. Pero la odisea no terminó ahí: la Policía Municipal logró localizar el coche en cuestión, pues, a bordo de él, la misma banda intentó, dos horas después, robar en un establecimiento de Usera, aunque sin éxito. La Policía les busca.