Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11- -2- -2008 MADRID 49 El conductor llevaba menos de un año con carné Wilson Gancino apenas llevaba un año con el carné de conducir, aseguraban sus amigos. Es más, uno de ellos se llevaba la L distintiva de los conductores noveles, la caja de herramientas, la chaquetilla de la niña muerta y su carrito, como único recuerdo. Hacía unos ocho meses que había comprado la furgoneta, de segunda mano. Aseguran que tenía todos los papeles en regla. Sin embargo, el Equipo de Atestados de Tráfico de la Policía Municipal se encuentra investigando las causas del terrible suceso. Será la autopsia al cadáver de Wilson y los análisis de sangre los que determinen qué nivel de alcohol llevaba en sangre. Él no bebía como para que ocurriera esto explicaba una mujer. Por otro lado, la excesiva velocidad a la que iba el vehículo- -tanta, que hizo que la furgoneta volara como una flecha hasta estamparse- -podría haber sido fruto de algún error mecánico, algo que también está siendo sometido a investigación policial. La mujer del conductor, que se había quedado esa tarde en casa, y otros familiares tuvieron que ser atendidos por el equipo de psicólogos del Samur, debido a fuertes crisis de ansiedad. Una tragedia que se repite Los accidentes múltiples se cobran cada año la vida de cientos de personas en sucesos especialmente catastróficos. En 2007, fueron 28 los fallecidos en estas circunstancias ABC MADRID. Cientos de personas dejan cada año su vida en la carretera por accidentes de tráfico, siendo especialmente trágicos los siniestros múltiples, en los que se ven implicados un gran número de personas. En el último año, sólo en la Comunidad de Madrid, se han contabilizado siete accidentes brutales en los que murieron un total de 28 personas. Uno de los más impactantes fue el que tuvo lugar el pasado mes de mayo en la avenida Rosales, antigua carretera de San Martín de la Vega. En el siniestro se vio implicado un autobús- -en este caso interurbano- -que colisionó con un turismo. Fallecieron cinco personas, cuatro dominicanos y una peruana, que volvían en su coche de celebrar las fiestas de San Isidro. Cinco meses después, el 3 de octubre de 2007, la carretera se cobraba la vida de cuatro jóvenes naturales de Rumanía. El vehículo en el que viajaban colisionó contra otro, pilotado por una mujer que resultó herida grave. El suceso ocurrió en la M- 119, vía que une las localidades de Camarma de Esteruelas y Valdeavero. También de nacionalidad extranjera fueron los fallecidos en un tremendo accidente de tráfico que ocurrió en agosto del pasado año en la calzada exterior de la M- 40. En esta ocasión, tres franceses murieron tras colisionar el vehículo en el que viajaban contra las vallas protectoras de la calzada, que actuaron como trampolín y provocaron que el coche volase unos metros hasta chocar lateralmente contra uno de los pilares de la carretera de Burgos. En aquella ocasión, se salvó, de forma milagrosa, un bebé de ocho meses que viajaba en el asiento trasero del vehículo. Los accidentes de tráfico también siegan la vida de los más jóvenes durante el fin de semana. Es el caso del aparatoso siniestro en el que fallecieron tres jóvenes de Villanueva del Pardillo el 1 de julio de 2007. En ese municipio vivían y en sus cercanías ocurrió el suceso en el que chocaron con gran brutalidad dos vehículos. También jóvenes eran los tres fallecidos en Alcobendas el 3 de febrero de 2007. El siniestro se produjo cuando el vehículo en el que viajaban por la avenida de España chocó contra un muro. El impacto fue brutal. Casi como el que sufrió el conductor de una moto, el 27 de junio pasado, al chocar contra un vehículo en el kilómetro 38,60 de la M- 608, en el término municipal de Moralzarzal. A consecuencia del choque tres personas perdieron la vida aquella madrugada. Especialmente trágico fue uno de los últimos del año en el que dos jóvenes que viajaban a gran velocidad se chocaron contra un árbol en la carretera de La Coruña. El impacto fue tal que el vehículo se incendió en el acto sin que sus ocupantes tuvieran tiempo para salir: perecieron calcinados. También azotan la región los casos de kamikaces que viajan en el sentido contrario al permitido en la vía. El 28 de septiembre un joven murió tras chocar contra un vehículo que circulaba en sentido contrario en la carretera de Castilla. Los jóvenes CHEMA BARROSO ACCIDENTE MORTAL Sáhara Sáhara Citroën Berlingo Lugar del accidente La furgoneta volcó Anoeta Lazcano Lezo Ctr a il V lav erd e a aV llec as La furgoneta Citroën Berlingo, con ocho personas en su interior, se sale de la calzada cuando circulaba por la avenida de Andalucía y cae por un terraplén, quedando volcada en la calle Sáhara. Mueren tres de los ocho ocupantes del vehículo, entre los que se encontraba una niña de tres años, que falleció en el acto ABC 0 Metros 100 J. José Matrínez Seco er Alcoc N mado Wilson Gancino, de 17 años, salió ileso. El octavo ocupante de la Berlingo es un amigo de las dos familias, de 40 años y al que conocen como El Coleguita vecino de Usera. Está grave en el Hospital Gregorio Marañón, indicaron fuentes de Emergencias Madrid. Todos los ocupantes de la furgoneta son ecuatorianos. Llevaban casi nueve años en España. Los dos cabezas de familia estaban empleados en la construcción. Susana, la mujer herida, trabaja en una empresa de limpieza. Los heridos habían pasado la tarde, desde las 15.30, como lo solían hacer, en unas canchas deportivas de Villaverde Bajo. Éramos unos diez jugando al voley- ball- -explicaba Pedro- Yo, como vivo aquí al lado, les dije que no hacía falta que me llevaran, que me iba a pie. Por eso me he librado En la reunión también estuvo el hermano de Arolde, quien decidió marcharse a casa antes, por lo que también eludió la tragedia. Un amigo vino y nos brindó algo de beber, dos botellas de cerveza, pero nos las bebimos entre los diez, así que nadie tomó demasiado explicó a este periódico. A las 19.15 horas decidieron marcharse, pero Wilson y su familia, antes de dirigirse al barrio de San Cristóbal de los Ángeles, donde residían, quisieron acercar a Villaverde Alto a Arolde y los suyos. Fue camino de allí donde ocurrió la tragedia. Av de Andalucía Gigantes y cabezudos Av de Andalucía Santa Petronila Dolorosa En mayo cinco personas murieron tras chocar contra un autobús después de San Isidro Antecedentes negros Dejando de lado el pasado 2007, uno de los siniestros más tristes que se conocen en la Comunidad tuvo lugar el 21 de mayo de 2006 en plena A- 1, a la altura del municipio de Pedrezuela. Siete personas- -una de ellas, un bebé de tan sólo 17 meses- -perdieron la vida en un accidente de autocar cuando regresaban de Marruecos y volvían a sus casas, en Bélgica. Ese mismo año, en octubre, tres personas perecían tras la colisión frontal de un turismo con una furgoneta tras el que no se salvaron ninguno de los ocupantes. El suceso ocurrió en un tramo de vía en línea recta de la M- 103, en el término municipal de Valdetorres del Jarama.