Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA LUNES 11 s 2 s 2008 ABC La CE quiere quitar las ayudas agrarias pese al alto precio de los alimentos Europa ha pasado de ser excedentaria en cereales y lácteos a ser importadora neta MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. Es un tópico decir que los políticos cada vez están más alejados de los ciudadanos pero en el caso de los precios de la alimentación cada día que pasa parece hacer más cierta la frase. Mientras que los ciudadanos tienen que pagar cada día más caros los alimentos los políticos, en este caso los europeos con la comisaria europea Mariann Fischer- Boël en cabeza, insisten en que hay que desmantelar la Política Agrícola Común (PAC) y dejar actuar al libre mercado. De ejemplo valga un dato: desde primavera el precio de los cereales se ha doblado en casi todas sus variedades, lo que supone que en términos reales los precios hayan subido un 75 desde 2005. Los expertos ya han encontrado un término para este fenómeno, la agflación que es la subida de precios de las materias primas o los alimentos y lo relacionan directamente con la entrada en este mercado de los consumidores chinos e indios. En el caso de los ciudadanos chinos, por ejemplo, han pasado de consumir 20 kilos de cereales al año en 1985 a 50 kilos a finales de 2007. El Producto Interior Bruto (PIB) chino, por ejemplo, creció el año pasado un 11,4 y las previsiones es que en diez años doble su economía, de ahí el reto que supone para los mercados de materias primas, sobre todo el de cereales y el lácteo, abastecer esta demanda. A lo anterior se le ha añadido el hecho de las subvenciones que da Estados Unidos a la producción de bioetanol, lo que hace que muchos productores de cereales de ese país hayan cambiado sus cultivos por éste con lo que han contribuido a que se reduzcan los cereales para la industria alimentaria. En esta situación, y con los precios de los alimentos marcando cotas históricas cada mes, Bruselas sigue en sus trece de que hay que modificar las ayudas agrarias europeas, lo que no es nuevo ya que desde 2003 Bruselas puso en marcha el sistema de ir cambiando poco a poco la subvención a la producción por el pago por superficie, o lo que es lo mismo, las agricultores europeos recibirán ayudas de Bruselas independientemente de que produzcan algo en sus campos o no. La idea de la Comisión Europea (CE) era acabar con las montañas de excedentes de productos alimenticios subvencionados y, posteriormente, vendidos a precio de saldo. Bruselas no está ni mucho menos tocada por el don de la oportunidad ya que, precisamente en 2007 se prevé que la producción de cereales en Europa sea de 265 millones de toneladas, 10 millones de toneladas menos que en un año normal, a lo que se une el hecho de que el stock de intervención de este producto no está en su mejor momento, por lo que ha hecho subir los precios. VARIACIÓN DE LOS PRECIOS DE LOS ALIMENTOS Enero 2007 enero 2008 En porcentaje Aceite de girasol +33,87- 13,43 Aceite de oliva Trucha +25,42- 3,45 Leche Harina +21,89 Lechuga Los que más bajan -3,39 Limones +18,76 Café Tomates -2,31 ABC Fuente: MIC y T -2,65 Gambas +16,97 Pollo +16,00 Los que más suben Patatas -1,51 La subida del precio de los cereales, un 75 desde 2005, obedece al tirón de China e India y a los biocombustibles Como ejemplo valga el dato de que en Alemania el trigo panificable se vende ahora un 70 más caro que hace un año. Este alza generalizada de los cereales (principal ingrediente de los piensos) se ha traducido ya en un aumento del precio de la carne en la principal economía europea. En conjunto, los precios de la alimentación han subido un 4,8 en diciembre en relación con el mismo mes del año anterior. Esta fuerte subida ha hecho que la inflación se situara en diciembre en los trece países del euro en el 3,1 un 1,1 por encima del objetivo establecido por el Banco Central Europeo (BCE) En enero la inflación subió una décima en la Eurozona, hasta el 3,2 aunque aún no se ha hecho público el dato desagregado para la alimentación. El Ejecutivo comunitario, ante la avalancha de críticas, propuso a todo correr hace unos meses establecer un arancel cero para la importación de cereales del exterior, medida que recibió el visto bueno del Consejo de Ministros de la Unión Europea. Además se dio vía libre a la suspensión del 10 de barbecho obligatorio que tenían que cumplir los agricultores, de modo que se pongan más tierras a producir y se consigan bajar los precios de los productos básicos. Lo que ocurre es que hasta ahora la suspensión del barbecho no ha dado los resultados que se esperaba ya que en Francia, el principal país cerealista de Europa, el aumento de la superficie cultivada ha sido de tan sólo un 1,4 equivalente a 100.000 hectáreas. De este modo los europeos empezaremos a consumir este año alimentos fabricados con cereales procedentes de Canadá, Estados Unidos, Argentina, Brasil y Rusia, entre otros. Mientras tanto, la CE sigue con sus planes de revisión de las ayudas agrarias que podría aprobarse a finales de año. Para empezar reitera que se debe continuar con la subvención única desvinculada de la producción, la reducción de las ayudas directas, la limitación de las subvenciones a las grandes explotaciones agrarias, el aumento de las cuotas lácteas y, sobre todo, darle mayor papel al mercado a la hora de regular oferta, demanda y precios. El problema es que cuando la CE diseñó la reforma de la PAC en 2003 Europa tenía excedentes alimentarios, en especial de cereales, lácteos y carne de vacuno, y ahora, cinco años después, ha habido que recurrir a las importaciones. Pero si la subida del precio de los alimentos es un fenómeno que afecta a toda Europa, en la Eurozona España, con un 6,6 de alza en diciembre en tasa interanual, es el país con mayor incremento si no se tiene en cuenta a Eslovenia, cuyos datos no son extrapolables por su reciente incorporación al euro. China, PIB al alza La leche ha subido en España un 31 en lo que va de año M. NÚÑEZ CORRESPONSAL BRUSELAS. El caso de la leche es un poco especial porque parece que la Comisión Europea se ha dado cuenta de que no se puede mantener impasible cuando como en el caso de España, sólo en lo que va de año los precios han subido un 31 La leche, como la mayoría de los productos agrarios, está contingentada, ya que no se puede producir lo que se quiera sino que hay unos topes para, en teoría, equilibrar la oferta y la demanda y reducir los excedentes. En el caso de la leche la Comisión ha propuesto una subida de la cuota láctea de un 2 para el conjunto de los Veintisiete, en la actualidad en 137 millones de toneladas, que se repartirá equitativamente en función de la cuota que tienen asignada cada país europeo. Además, y a pesar de que la Unión Europea es deficitaria en leche, Bruselas impuso una multa de 221 millones de euros a los siete Estados miembros que superaron sus cuotas de producción, sobre todo Italia que sola superó la cuota que tiene asignada en un 6 España tiene una cuota tope de producción de leche de 6 millones de toneladas, fijada a raíz del ingreso en la UE, y en la última campaña se quedó 92.400 toneladas por debajo. En nuestro país hay 28.169 productores lácteos activos, frente a los 30.500 de la campaña anterior.