Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍA LUNES 11 s 2 s 2008 ABC Las empresas españolas tienen mucho que mejorar en prevención del fraude El miedo a las represalias es el mayor motivo para no denunciar MARIO S. GUILLÉN MADRID. El caso de Jerome Kerviel, el joven broker que supuestamente causó a la empresa en la que trabajaba- -el banco francés Société Générale- -unas pérdidas de 4.900 millones de euros, ha encendido las alarmas en las empresas europeas por la posibilidad de que puedan repetirse similares casos de fraude, soborno o corrupción. Además, según un estudio realizado por Interview- NSS para Ernst Young al que ha tenido acceso ABC, las medidas de protección frente a estos sucesos no siempre son las adecuadas y muchas compañías carecen de los mecanismos de prevención necesarios para evitar casos como el de Kerviel, que según Ricardo Noreña, del área de Investigación del Fraude de Ernst Young España, son más comunes de lo que pensamos. Juan Velarde Fuertes IBEROAMÉRICA ANTE 2008 n 1950, Manuel de Torres, señaló el muy escaso interés que Iberoamérica tenía para España, y que ésta debería orientar toda su actividad económica hacia Europa. Pero, casi paradójicamente, fue a partir de nuestro ingreso en el mundo comunitario, cuando Iberoamérica tornó a situarse en muy primer lugar de nuestra economía, a través de una fortísima inversión de capitales. Ésta, en estos momentos se ha frenado notablemente. Los empresarios españoles ¿hacen bien o mal con este freno? No es inútil, por eso, consultar la nota de Francis Fukuyama, A quiet revolution. Latin America s unheralded progress aparecida en Foreign Affairs noviembre- diciembre 2007, apoyándose en el libro de Michael Reid, Forgotten Continent: the Battle for Latin America s Soul (Yale University Press, 2007) Contemplamos así que prácticamente toda la región ha abandonado aquella etapa en la que los Bancos Centrales monetizaron los déficit fiscales, acarreando un ciclo de inflación, crisis cambiaria, fuga de capitales hacia otros lugares y contracción económica aunque un grupo de los economistas que incitaron a esos errores ha lanzado la obra, coordinada por Alicia Girón Confrontaciones monetarias: marxistas y post keynesianas en América Latina (Clacso, Buenos Aires, 2006) aunque afortunadamente, por ahora, parece tener escasa influencia. E Códigos de conducta Por ejemplo, se habla de la importancia de que la empresa tenga un código de conducta, y de que los empleados lo conozcan y lo respeten. En este aspecto, España obtiene la peor puntuación de todos los países de Europa occidental, pues el 49 de los empleados de estas empresas nunca han oído hablar de un código de conducta una cifra muy superior a países como Alemania, que ocupa el segundo lugar con el 33 Es decir, que los empleados españoles creen importante la existencia de un código en la prevención y la detección del fraude, el soborno y la corrupción, pero no están al tanto de si su empresa tiene o no. Además, la impresión de los empleados españoles sobre su propia empresa da a entender que el fraude y la corrupción son prácticamente inexistentes en las multinacionales españolas, pues tan sólo un 15 reconocieron que en 2006 hubiera habido un caso de corrupción o fraude en su empresa. Por otra parte, preguntados por los motivos por los que un empleado no denunciaría una sospecha de fraude, soborno, o corrupción, resultó ser el miedo a las represalias de la empresa o los superiores el mayor motivo por el cual los empleados preferían el silencio. Un 64 de Kerviel, el broker de Société Générale presuntamente infiel los trabajadores que no harían público el fraude apuntaron a este motivo como el principal que les haría hacer la vista gorda ante una sospecha. España es el país en el que los trabajadores más temen las represalias de sus superiores ante una denuncia de fraude, con diez puntos porcentuales más que el siguiente (de nuevo, Alemania) AFP Miedo a las represalias Sólo unos pocos empleados españoles saben las aplicaciones del código de conducta de su empresa El 72 de los trabajadores no creen ético que una empresa investigue a algún operador sospechoso Además, España también es el país donde los trabajadores de las grandes empresas más desconocen las posibilidades que su compañía les ofrece para denunciar una sospecha de fraude. Hasta un 23 no sabe a dónde tendría que acudir si se diera el caso. Y con respecto a los métodos o vías que se apuntan como más eficaces para denunciar una sospecha de fraude con seguridad- -como por ejemplo, una línea de teléfono segura o una web- el estudio certifica que un 40 de los empleados aseguran que estos cauces no existen en su empresa, mientras que otro 20 no sabe si existen o no, si bien en ambos casos los resultados son mejores que la media de otros países donde se ha realizado el estudio. Por último, hasta un 72 de los trabajadores piensan que no es ético que una compañía investigue a algún operador sospechoso. Dejando aparte a gobernantes populistas, e ineptos en el terreno de la economía, para desdicha de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, puede cambiar la situación iberaoamericana, que había sido reforzada con la explotación de los mercados de exportación con productos que poseen precios en incremento y alta liquidez en los mercados internacionales. Como se señala por Richard Capper y Jonathan Weatley en el artículo aparecido en Financial Times de 25 de enero de 2008, Latin America, braced for Waves esa alteración puede sobrevenir si surgen, y pueden surgir, los fenómenos enlazados de la recesión norteamericana y la caída de los precios de las materias primas industriales. ¿Podrá China, con su desarrollo fortísimo, impedir este deslizamiento? Por supuesto, que la ortodoxia bastante general- -países populistas citados aparte- -puede frenar una tendencia bajista, dando la razón a lo que acaba de señalar en Davos, Guillermo Ortiz, Gobernador del Banco central de México: Latinoamérica hoy, desde una perspectiva macroeconómica, es tan sólida como nunca ha sido, al menos durante mi vida En países ortodoxos como Chile, Brasil, o México, aparecen fenómenos de bajos niveles educativos y de muy desigual distribución de la renta, que en toda Iberoamérica, salvo en Chile y Uruguay, se unen a fenómenos de fortísima corrupción. Pero sobre todo, y en esto coinciden Reid, Fukuyama y nuestro Instituto de Estudios Económicos en El reto de la incertidumbre (diciembre 2007) existe la inseguridad jurídica. Por eso, nuestra inversión exterior, comienza a rehuir Iberoamérica. Éste sí que debiera ser un tema central de una próxima Cumbre. De otro modo, un nuevo profesor Torres volverá a sostener lo que éste defendió hace más de medio siglo. El Santander acaparó la mitad de las comisiones ABC MADRID. El Banco Santander acaparó más de la mitad de los ingresos por comisiones obtenidos por las cinco primeras entidades financieras españolas, -Santander, BBVA, Caja Madrid, La Caixa y Banco Popular- -en 2007, según datos recogidos por Ep. En concreto, las cinco entidades alcanzaron unos ingresos por comisiones netas de 15.757,01 millones en 2007, un 9,69 más que el año anterior. El 51,02 del total correspondió al Santander, que facturó 8.040 millones en comisiones netas, lo que supone un incremento del 14,5 sobre 2006. En segundo lugar se situó el BBVA con unos ingresos de 4.723 millones, con un avance del 9 respecto al año anterior. La Caixa, que aumentó sus comisiones un 45,8 hasta los 1.258 millones, ocupó el tercer puesto. El Popular y Caja Madrid ocuparon los dos últimos puestos con unos ingresos de 883,58 y 853,43 millones de euros, respectivamente.