Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL Elecciones en EE. UU. s Las primarias LUNES 11 s 2 s 2008 ABC so, con pasajes que recordaban al personaje de Atticus Finch en Matar a un ruiseñor Aunque él insiste en que no tiene nada que ver el escenario íntimo de un tribunal con una multitudinario mitin. Hillary Clinton también tiene bastante de abogado en sus discursos y cuando improvisa su inteligencia se traduce en hablar a través de párrafos con planteamiento, nudo y desenlace. Pero tiene dificultades a la hora de conectar, además de una risa bastante desconcertante. Como ha apuntado Michael Gerson, escritor de discursos de George W. Bush, cuando ella habla es sustancial, se nota que sabe pero creo que tiene une estilo molesto, a veces es como si estuviera sentando cátedra, pero puede resultar desagradable y creo que tiene problemas significativos por ello Aunque en los debates de televisión, la ex primera dama sí que ha demostrado bastante dominio de la situación. En una categoría aparte se sitúa Obama con una reconocida capacidad de persuasión que están generando comparaciones con Martin Luther King o John F. Kennedy. Su estilo es básicamente inspirador, aliterado y no precisamente centrado en detalles. Hasta el punto de que uno de los vídeos más vistos estos días en Internet es un montaje musicalcreado porelcantante Will. i. am del grupo Black Eyes Peas, a partir del emocional y rítmico discurso que el senador por Illinois ofreció el mes pasado tras conocer su derrota en las primarias de New Hampshire. De hecho, Obama saltó de ser un legislador estatal en Illinois hasta el proscenio de la política nacional por un discurso. Su ahora famosa alocución sobre la unidad del gigante americano durante la convención nacional de los demócratas en el 2004. Entre los grandes admiradores de la oratoria de Obama se cuenta Ted Sorensen, el legendario escritor de discursos del presidente Kennedy. A su juicio, el estilo de hablar y los valores de Barack Obama me recuerdan mucho a JFK, con su insistencia en el interés nacional sin las distracciones de los intereses particulares que representan la raza, la religión o incluso los partidos políticos Para Robert Schlesinger, autor de una próxima historia sobre los escribidores de discursos de la Casa Blanca, en la actualidad no se ven mucho candidatos con el estilo inspiracional de Obama en parte porque si uno no alcanza las notas adecuados, resulta un fiasco La abogado Hillary Insignias para apoyar al senador republicano John McCain en la campaña de las elecciones presidenciales de 2008 AP El poder de la palabra El discurso político, la más tradicional de las armas electorales, resurge con una llamativa fuerza durante las reñidas primarias de Estados Unidos, entre una variedad de estilos pero con el mismo objetivo de inspirar votos POR PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Aunque en España los discursos políticos suelen ser más bien fuente de inspiración de humoristas que de votantes, las primarias que disputan los republicanos y demócratas de Estados Unidos- -en búsqueda de candidatos presidenciales con ayuda del voluntad popular- -están sirviendo como escaparate para un sofisticado alarde de oratoria electoral. Con estilos muy diferentes pero con el mismo objetivo compartido de persuasión, los aspirantes a la Casa Blanca están demostrando que quizá los mejores asesores de campaña son Aristóteles, Quintiliano y Cicerón. Quizá sea porque se trata de un país donde el hablar en público es una práctica escolar casi desde el parvulario, con los juegos de mostrar y contar (show and tell) O porque su competitivo sistema electoral demanda un esfuerzo retórico difícil de imaginar en otras democracias de listas cerradas. O quizá por una tradición política que abarca desde los discursos radiofónicos de Franklin Delano Roosevelt en tiempos de miseria y guerra o la telegénica oratoria de John F. Kennedy prometiendo literalmente la luna, sin olvidar a Ronald Reagan como gran comunicador de sentimientos nacionales. Y lo más curioso es que en la época de los webcasts podcasts los soundbytes y el crónico déficit de atención de las audiencias, este ciclo de primarias resultamemorableporlosdiscursos formales e informales de sus candidatos, plagados de destellos de humor. Aunque el orador más elocuente con diferencia es Barack Obama, el resto de los contendientes superacon creceslalimitada capacidad retórica del actual ocupante de la Casa Blanca. Desde la contestación en uno de los debates de que Jesús fue demasiado listo como para presentarse a unas elecciones hasta cuando le dieron un palo de golf en Florida y dijo que ese artilugio le resultaba más raro que ver a su multimillonario rival Mitt Romney comiendo pollo frito Como ha explicado Michael Waldman, escritor de discursos de Bill Clinton, la clave de la elocuencia de Huckabee es que ha encontrado una forma de decir cosas muy conservadoras pero de una forma que no resulta amenazadora Sin salir de las filas republicanas, el senador John McCain representa un estilo completamente distinto pero no menos efectivo. No le gusta utilizar el telepronter y tiende a improvisar continuamente. Su estilo es ideal para su formato favorito de mítines asamblearios y con micrófonos abiertos al público. Le encanta discutir, no se toma muy en serio a sí mismo y se permite en momentos clave medias sonrisas que dicen más que parrafadas enteras. Por lo que se refiere a los candidatos demócratas, el ahora retirado John Edwards ha reflejado su profesión original al llevar hasta su campaña el estilo argumentativo de un exitoso abogado dentro de un sistema de justicia basado en la persuasión de jurados populares. Con su acento sureño, sus discursos a veces parecían los argumentos finales de un proce- Top Ten de la retórica política americana 1. -Martin Luther King Tengo un sueño 2. -Franklin Delano Roosevelt Discursos de su primera toma de posesión y la declaración de guerra tras Pearl Harbor. 3. -Abraham Lincoln Su segunda toma de posesión y la inauguración del cementerio de Gettysburg. 4. -Ronald Reagan Discursos de la tragedia del Challenger y del aniversario del desembarco aliado en Normandía 5. -John Fitzgerald Kennedy Discursos de toma de posesión y ante la convención de reverendos baptistas en Houston. 6. -George Washington Discurso de despedida. 7. -Robert Kennedy Discurso tras el asesinato de Martin Luther King en 1968. 8. -Patrick Henry Discurso de la guerra de independencia dadme libertad o muerte 9. -Barack Obama Discurso de victoria en Iowa y de derrota en New Hampshire, más su alocución durante la convención nacional demócrata del 2004. 10. -Richard Nixon Discurso exculpatorio Checkers En el bando republicano, por ejemplo, que Mike Huckabee haya conseguido hacerse con un nombre en estas elecciones se debe en buena parte a su estilo de predicador bonachón, plagado de mucho sentido común, pero con demostraciones continuas de una ironía diabólica. El predicador bonachón ABC. es Más información en el blog Fiebre del Potomac en abc. es internacional