Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10- -2- -2008 MADRID 69 La tragedia y la grandeza del Dos de Mayo, plasmada por Goya, quedó grabada en palabra por los tres autores del libro que ofrece ABC: Carpentier, Pérez Galdós y Blanco White a la capital de España para empaparse de una ciudad que le fascinó. El libro gira en torno al personaje de Gabriel Araceli, que se dio a conocer como pillete de playa y terminó su existencia histórica como caballeroso y valiente oficial del Ejército español un anciano ya que rememora en primera persona sus andanzas vitales por esa urbe en la que el pueblo clama contra Godoy y Carlos IV en aquel 19 de marzo, fecha en el que se produce el Motín de Aranjuez y en la que está prevista la salida de la familia real hacia Francia. Y, por supuesto, en la participación del propio Araceli en las luchas contra el invasor francés en el 2 de mayo. Galdós pone en boca de sus personajes palabras del todo naturales, transparentes y, en cierto sentido, castizas, cargadas de un humor costumbrista rayano en lo cervantino. La tercera de las miradas corresponde a la Carta duodécima de las Cartas de España del periodista y escritor José María Blanco White nacido en Sevilla en 1775 y fallecido en Liverpool (Inglaterra) en 1841. Las Cartas fueron publicadas por primera vez en Londres en 1922 y estaban escritas en inglés. En este caso el autor, sacerdote primero y presbítero de la iglesia anglicana después, aunque en ambos casos con dudas sobre su vocación, liberal y humanista, no sólo narra los acontecimientos desde su perspectiva de observador privilegiado, de testigo presencial; también desde su posición activa en los acontecimientos del 2 de mayo, en los que participó. Blanco White, en este breve texto, disecciona con una contundencia exquisita los motivos de la reacción de los madrileños, pero también hace brotar un sentimiento de ubicuidad en el lector, capaz de ver el alma de los implicados con frases como esta: Estos acontecimientos de inaudita crueldad y traición, que exceden los límites de lo imaginable provocaron en nosotros incontrolables sentimientos de temor que no podían ser refrenados por la serenidad de espíritu Una obra en definitiva, para comprender en toda su amplitud los acontecimientos sucedidos en esa ya fecha para Historia. Tiempo gigantesco Fernando García de Cortázar, director de la Fundación Dos de mayo. Nación y Libertad, comenta en las páginas de introducción de 1808. El dos de mayo, tres miradas que la elección de los textos de Alejo Carpentier, Benito Pérez Galdós y José María Blanco White viene motivada porque los tres narraron las convulsiones que precedieron y sucedieron a la guerra que protagonizó la España de las Juntas Populares contra la Francia napoleónica. Y porque un rincón de su obra nos permite penetrar en el resplandor póstumo del Madrid contemporáneo de Napoleón En efecto, una ciudad cosmopolita e intemporal como Madrid no puede abstraerse de la visión que de aquella afrenta descompensada dieron un cubano de La Habana del siglo XX (Carpentier) un canario del XIX (Pérez Galdós) y un sevillano nacido en el XVIII (Blanco White) Blanco, único testigo presencial, marcó un legado que absorbieron tanto Pérez Galdós, madrileñista castizo hasta la médula, como Carpentier, hombre que conocía muy bien tanto su América como Francia y España. Tres autores que han sabido poner en movimiento esas pinturas goyescas y que nos dan otras imágenes y a través del mecanismo de la narración literaria, nos trasladan a un tiempo gigantesco y furioso, una época de transformaciones Y tres Más información: www. fundaciondosdemayo. es