Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 MADRID DOMINGO 10 s 2 s 2008 ABC PECADOS CAPITALES UNA Y MEDIA Mayte Alcaraz Jesús Higueras BARRILETES, FONDONES Y YOGURINES o es eso, señor Soria. La próxima vez que tenga usted necesidad de catalogar el tallaje femenino haga simultáneamente su correspondencia masculina, como ya se ha apresurado a adelantar la vicepresidenta De la Vega. ¿No estábamos en aquello de ciudadanas y ciudadanos; jóvenes y jóvenas; periodistas y periodistos. No vayamos a irnos al otro extremo y obviar los derechos de los señores a reconocerse en los dibujitos de primaria con que su Ministerio ha obsequiado la portada de los periódicos nacionales. Le he visto- -y perdone el atrevimiento- -un poco diábolo (de corbata para arriba) definiendo la anatomía de las señoras. Y es que, a la vista de su perfil (sólo comparable al de Arias Cañete) tengo para mí que su morfotipo está por determinar. Como el de sus compañeros de género. Yo le propongo un nuevo patronaje masculino: barrilete, fondón y yogurín. Y que sea lo que Dios quiera o lo que mande la educación para la ciudadanía. El novio de la Obregón (o ex novio, creo) es yogurín cremoso, con frutas del boque y todos sus avíos. Eso no es discutible. Pero ¿en que categoría se incluirían los ministros del señor Zapatero a los que tanto les gusta medir nuestro contorno, comerse nuestras hamburguesas, no fumarse nuestros cigarrillos o sustituirnos al volante? No vale meter tripa ni ponerse la camisa por fuera para disimular los estragos de los menús de tarjeta oro. Y la próxima vez que quieran ayudar a las señoras a elegir su talla en las tiendas democra- zaras (en las exclusivas nunca hay problema de medidas, por qué será) impidan, por favor, que se truque el etiquetado; o eviten la publicidad engañosa; o, mejor: prohíban que los anuncios de artículos femeninos siempre lleven aparejado el cuerpo anoréxico de una mujer que no coincide con ninguno de los arquetipos de Soria ni con las chicas normales. No digo yo que los médicos no tengan sus razones científicas para realizar el estudio. Pero lo prefiero sin discriminación positiva y que me lo cuenten los que saben. Sin intermediarios en busca de una foto de la señorita pepis. TENTACIONES DISFRAZADAS n la historia de Jesucristo aparece como en toda historia humana la tentación. Todo hombre en algún momento tiene que ejercitar su libertad y superar el engaño que supone la tentación, puesto que la esencia de la misma es escoger no entre el bien y el mal, sino entre un mal disfrazado de bien y un bien disfrazado de mal. Así, las tentaciones que padeció Jesucristo son también las mismas que padecemos todos los hombres, utilizar a Dios para nuestro beneficio personal, vivir sobre todo de cara a la galería viviendo más la exterioridad que la interioridad y en definitiva, rendirse a los ídolos y dar culto a los hombres o a las realidades humanas que nos llevan a un posible éxito personal. La tentación es necesaria. Cuando rezamos el Padre Nuestro no decimos quítanos la tentación sino que suplicamos no nos dejes caer en ella puesto que esta es la posibilidad que tiene el hombre de definirse a sí mismo ante Dios y ante el mundo. Hoy nosotros, al comenzar la santa Cuaresma, en este primer domingo del tiempo santo de renovación y de cambio interior, le pedimos al Señor que nos muestre cuales son nuestras tentaciones más habituales, cuándo sucumbimos a engaños que se disfrazan del bien, pero que en definitiva hacen que no se cumpla el proyecto de Dios en nuestra vida. Y ante esto, saber hacer como hizo Jesús, que recurría a la Palabra de Dios para dar respuesta a todas aquellas dudas que la tentación le proponía. No nos engañemos, el alma tiene enemigos y por eso nosotros debemos estar siempre vigilantes y atentos, para que esos posibles engaños que se producen en nuestro interior, no nos hagan desviarnos del camino que tenemos trazado para el Cielo. Hoy todos, reconociendo nuestra pobreza recurrimos a la gracia, es decir, a los sacramentos, a la Palabra que se nos ha dado en la Sagrada Escritura, y recurrimos al mismo Jesucristo para que nos enseñe a superar nuestras tentaciones y quedemos definidos aquí en la tierra tal y como seremos purificados ya en la eternidad. N E Dos pasillos de la estación de Sol permanecieron cortados durante casi seis horas FRANCISCO SECO Fomento responsabiliza ahora al Canal por la inundación de Sol La empresa madrileña afirma que se limita a visar el estado de sus tuberías, pero no a gestionar las obras JOSÉ M. CAMARERO MADRID. El Ministerio de Fomento ha echado balones fuera y ha atribuido la responsabilidad de la inundación que el viernes afectó a parte de la estación de Metro de Sol al Canal de Isabel II. ¿La razón? Es la empresa la que asume la dirección técnica de las obras que afecten a las tuberías que pasan por la futura estación de Cercanías, según explicó ayer la secretaria general de Infraestructuras, Josefina Cruz. De un plumazo, el ministerio dirigido por Magdalena Álvarez ha vuelto a desentenderse de los problemas que se han ido ocasionando en una infraestructura propia, y que ya han provocado caídas de ladrillos e inundaciones como la del viernes. Fomento no se hace cargo de estas perturbaciones porque han sido temas ajenos al Ministerio explicaba Luis De Santiago, el director general de Ferrocarriles. Los responsables de Fomento incluso mostraron a los medios el Protocolo firmado entre Fomento de Construcciones y Contratas- -FCC, la empresa constructora- -y el Canal de Isabel II, donde se exige a la suministradora de aguas el control de la dirección de este tipo de obras paralelas a la construcción de la estación de Sol, según De Santiago. Desde el Canal de Isabel II mostraron ayer su perplejidad ante las acusaciones del Ministerio de Fomento. No podemos hacernos cargo de las obras de otros señalaron fuentes de la empresa pública a ABC. En estos casos, la constructora llega a un acuerdo con el Canal antes de mover las tuberías afectadas por la obra, y es la empresa de aguas la que controla el proceso, pero ni hace el retranqueo de agua ni se encuentra presente en la obra, porque no le corresponde Eso sí, no se sabe exactamente el porqué afirmó un responsable de FCC. Fuentes cercanas a la obra consideran que, posiblemente, los técnicos no se percataron de que los desagües estaban saturados de tierra, por la obra, desviando la trayectoria del agua hacia el suburbano. A pesar de esta inundación, que obligó a cerrar durante más de cinco horas un pasillo de la línea 1, el Ministerio de Fomento considera que se ha magnificado este y otro suceso que ocurrió el pasado 29 de enero. Se trata de incidentes menores para una obra de este tipo explicó la secretaria general de Infraestructuras. La del Canal de Isabel II no es la única acusación que Fomento realiza sobre otros organismos. La caída de algunos cascotes en un pasillo de la estación, el 29 de enero, es responsabilidad de FCC; y aún más, del trabajador que se encontraba operando con una pala, y que provocó el derrumbe según De Santiago. Esta estrategia de responsabilizar a las empresas de los fallos ya fue utilizada por Fomento durante la polémica por las obras del AVE en Barcelona. El responsable del Ministerio llegó a asegurar que en las obras de la estación de Sol no existe ningún peligro e incluso vaticinó que ya no se puede caer nada porque los trabajos más complicados están realizados. El servicio de trenes entre Atocha y Chamartín se pondrá en funcionamiento antes del próximo mes de agosto. Desplazamiento de tuberías La inundación del viernes fue provocada por el desplazamiento que se está llevando a cabo de dos tuberías, que van desde la calle de la Montera hasta Carretas. Al parecer, se procedió correctamente al cierre de entradas y salidas de agua, pero al realizar el desagüe, el agua se fue a los accesos del Metro. Los técnicos del Ministerio podrían no haberse percatado de que los desagües tenían tierra y cascotes