Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL DOMINGO 10 s 2 s 2008 ABC Los apestados de Yukos Mientras al antiguo dueño y fundador de la petrolera rusa Mijáil Jodorkovski, se le va la vida en un penal de Siberia, su ex vicepresidente, Vasili Alexanián, está enfermo de cáncer, sida y tuberculosis. Putin ha permitido su excarcelación para recibir tratamiento RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha llegado a acusar a la Justicia rusa de emplear la tortura como medio para obligar a declarar a los detenidos e incluso para que éstos acusen a terceras personas. Así ha sucedido con Vasili Alexanián, ex vicepresidente de Yukos, la mayor petrolera rusa hasta hace poco. La Fiscalía General de Rusia había estado impidiendo que Alexanián, enfermo de cáncer, sida y tuberculosis, pudiera recibir tratamiento médico. Pero las presiones desde dentro y fuera del país han conseguido finalmente que el antiguo directivo de Yukos sea excarcelado y enviado a un hospital. El pasado día 30, Alexanián perdió el conocimiento en mitad del juicio, abierto contra él por apropiación indebida de fondos, evasión fiscal y blanqueo de dinero. Pese a ello, el juez no tomó la decisión de suspender el proceso. Las constantes apelaciones del Tribunal de Estrasburgo y de las organizaciones de derechos humanos rusas, además del inicio de una huelga de hambre por parte de Mijáil Jodorkovski, antiguo dueño y fundador de Yukos, encerrado actualmente en un penal siberiano, lograron la interrupción del juicio, pero no que Alexanián recibiera los cuidados necesarios. Mala imagen de Rusia La mala imagen que estaba dando Rusia ante el mundo debió motivar la llamada telefónica que se hizo desde el Kremlin a la Fiscalía General rusa. Por fin, el viernes, el antiguo nú- Alexanián, durante una reciente sesión del juicio en su contra REUTERS mero dos de la desmantelada Yukos fue ingresado en una clínica oncológica de Moscú, cuyo nombre no ha sido dado a conocer para evitar, según dijo un portavoz del Servicio Federal de Prisiones, que alguien le ayude a fugarse. Alexanián afirmó hace unos días que la Fiscalía General le ofreció en repetidas ocasiones que atestigüe contra Jodorkovski y contra el ex director financiero de Yukos Platón Lébedev, también confinado en un presidio. A cambio, le serían retirados todos los cargos. Por negarse a ello, el ejecutivo de Yukos vio empeorar sus condiciones de reclusión hasta el punto de que, según su propio testimonio, contrajo el sida y la tuberculosis. Lébedev también cayó gravemente enfermo tras su encarcelamiento. Jodorkovski y Lébedev cumplen una condena de ocho años en Siberia. Al haber purgado más de la mitad de la pena, podrían haberse beneficiado del régimen abierto, pero las autoridades penitenciarias se han negado aduciendo mala conducta Jodorkovski fue detenido el 25 de octubre de 2003 y acusado de cometer siete delitos, casi todos de índole económica. Pero su verdadero pecado fue enfrentarse al presidente Vladímir Putin y financiar a los partidos de la oposición.