Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA DOMINGO 10 s 2 s 2008 ABC ¿El alquiler? Más caro si pides los 210 euros... Los jóvenes que quieren acceder a las ayudas al alquiler del Plan Chacón se encuentran con resistencias de los propietarios, que les exigen que no pidan la subvención o que les amenazan con incrementarles el coste si solicitan los 210 euros POR ALBERTO LARDIÉS FOTO JESÚS DÍAZ PAMPLONA. Las ayudas al alquiler anunciadas a bombo y platillo por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la ministra de Vivienda, Carme Chacón, ya tienen su primera consecuencia práctica: la incesante subida de los precios del alquiler. Son cada vez más los jóvenes deseosos de alquilar un piso que se encuentran con que los dueños de las viviendas y algunas inmobiliarias suben los precios en función de si se pide la ayuda de 210 euros del Plan Chacón Hecha la ley, hecha la trampa. De esta inflación en el alquiler ya avisaron en su momento los sectores críticos con estas ayudas tan efectistas, entre ellos el Partido Popular. El caso de Cristina, una chica de 24 años de Murcia que pretende emanciparse, es paradigmático. Este es el relato de su experiencia: Hace tres semanas estuve en varias inmobiliarias en busca de piso, y en dos de ellas me sacaron el tema de la renta de emancipación. En una, para un estudio de 400 euros, el chico de la inmobiliaria me dijo que el único requisito que ponía el propietario era que no pidiera la ayuda del Ministerio. En caso contrario, si la pedía y el dueño se enteraba, tendría todo el derecho a echarme por no haber cumplido mi palabra. Es decir, previo a la firma del contrato y por amenaza del propietario, yo tendría que renunciar a mi derecho a pedir la ayuda narra. En el segundo caso- -añade- fue el propietario el que me enseñó directamente el piso. Al verlo y decirle que me parecía que estaba bien y que quería saber el precio, él me contestó: Depende Me dijo claramente que el precio dependía de si pedía la ayuda del Ministerio o no. Si la pedía me cobraría 500 euros y si pasaba de ella y no declaraba el alquiler de mi piso a hacienda, me lo dejaría en 400 euros Cristina, muy enterada de este asunto, tiene muy clara la magnitud de lo ocurrido y no duda en juzgarlo con severidad: En el primer caso el propietario se niega por la simple razón de que no lo puedan investigar si yo pido la ayuda, porque claramente es un piso pagado en dinero negro. El segundo es especialmente grave porque el propietario entra en el tan anunciado juego del Mercado negro Un joven en Asturias, nada más pedir el formulario de los 210 euros mercado negro con la ayuda al alquiler. Este propietario es uno de los cientos que existen que, al saber que los jóvenes cobramos una ayuda, quiere aprovecharse de ello y por eso sube el precio del piso Este es sólo un ejemplo de los numerosos vericuetos por los que se escapan las esperanzas de los jóvenes de obtener o sacarle beneficio a los tan celebrados 210 euros. Para empezar, el Plan de Emancipación, cuyas subvenciones hoy no ha cobrado nadie según se puede leer en varios foros de internet al respecto, establece que sólo se puede solicitar la ayuda por el alquiler de un piso entero, con lo que decenas de jóvenes en España que comparten piso pero que en base a su contrato pagan cada habitación por separado no pueden acceder a la subvención. Por otro lado, está la cantidad ingente de pisos alquilados sin contrato alguno,