Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10- -2- -2008 Precampaña electoral s El PSOE ESPAÑA 21 Manifestación en Torrevieja contra la mayor desaladora de Europa A. RICA D. MARTÍNEZ ALICANTE. La localidad alicantina de Torrevieja protagonizó ayer una manifestación en contra de las políticas hídrica del Gobierno. A dos semanas de que arranque oficialmente la campaña electoral para los comicios generales del 9 de marzo, la playa torrevejense se convirtió en el escenario escogido por el Foro Solidario del Agua para desplegar una llamativa puesta en escena con la que exigió que se paralicen las obras de la desaladora. La planta que Acuamed, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, promueve en la localidad salinera ha cosechado un fuerte rechazo social, acrecentado por incidentes como el que, el pasado diciembre, anegó de agua salobre una zona verde y una urbanización próxima a las obras. Ante un centenar de espectadores, sorprendidos en la playa por la peculiar protesta, tres barcos pesqueros y tres lanchas simularon un cortejo fúnebre en el mar, bajo el lema Desalación masiva, mar muerto Los miembros del foro, vestidos de esqueletos, leyeron un manifiesto en el que apostaron por los trasvases como solución más eficiente y menos perjudicial. En este sentido, el Foro consideró que, de ponerse en marcha la planta torrevejense, su impacto energético y ambiental podría vulnerar el protocolo de Kioto. Así, según explicó a ABC, el presidente de esta agrupación en Alicante, Paco Cabrera, sus reivindicaciones en contra de las macrodesaladoras y a favor del desterrado Plan Hidrológico Nacional (PHN) se basan exclusivamente en motivos técnicos que desaconsejan la desalación por no ser viable, ni económica ni medioambientalmente Estas opiniones están avaladas por conclusiones de expertos y por experiencias similares en otros lugares que padecen el mismo problema que el sudeste español. En este sentido, cuentan con el apoyo del experto mundial en recursos hídricos y catedrático de la Universidad de Berkeley en California, John Dracup, quien defiende los trasvases y, a modo de ejemplo, expone el fracaso de las desaladoras en este estado norteamericano- -con problemática hídrica similar a la de España- -en el que tras una elevada inversión en estas infraestructuras, al final se optó por trasvases. Patxi López entrega a Zapatero una makila bastón de mando, al comienzo del acto en el Kursaal esperanza, que haya una gran abstención. Esas son sus convicciones democráticas. Yo quiero ganar, sí, pero con las urnas llenas de votos En línea con lo que está siendo su campaña, contraposición del optimismo y la ilusión con la visión catastrofista del PP, según el PSOE, el presidente del Gobierno no desaprovechó la oportunidad de decir que va a practicar el entendimiento en los próximos cuatro años y demostrará que el talante tiene una fuerza inagotable Cuatro años de convivencia, de modernidad, de libertades y derechos, de lucha contra la exclusión, de crecimiento económico, de más políticas sociales, de más empleo... Cuatro años de seguridad y confianza y ni un minuto de miedo dijo al final de su discurso. Lo cierto es que en el acto de ayer del Kursaal, Patxi López cobró un protagonismo especial. Fue a él a quien José Luis Rodríguez Zapatero dejó la labor de atacar al PNV partido gobernante en el País vasco, porque en los últimos días está prodigando los mensajes de que a los nacionalistas les da igual quien gobierne en Madrid, PSOE o PP, un mensaje que pone nervioso al socialismo en la medida en que prepara el terreno para una eventual victoria popular. Patxi López dijo que empieza a estar harto de que el PNV compare estos últimos cuatro años con las legislaturas del PP porque no da lo mismo un gobierno como el de Aznar, que dinamite todas las relaciones políticas e institucionales, un gobierno que busque el enfrentamiento, o uno que, como el de Zapatero, ha recuperado el diálogo y ha sido capaz de llegar a acuerdos para el bien de Euskadi El secretario general del PSE rechazó la sola idea de una vuelta a la época de gobierno de José María Aznar cuando, a REUTERS López: No es lo mismo Zapatero que quien va de la mano de tiburones empresariales, de obispos y de alcaraces su juicio, el PP utilizaba los acontecimientos que ocurrían en el País Vasco para buscar votos en el resto de España, No es lo mismo- -advirtió- -Zapatero que quien va de la mano de tiburones empresariales, de los obispos o de alcaraces y que van a recortar derechos. No son lo mismo los derechos que la derecha, y por eso no es lo mismo Zapatero que Rajoy La nota de color en el mitin del Kursaal la puso el secretario general del PSE de Guipúzcoa, Miguel Buen, que hace escasos días fue protagonista de una viva polémica al pronosticar que los socialistas retomarán el proceso de paz si se vuelven a dar condiciones de no violencia. Buen, ante las risas de buena parte de los asistentes, entre ellos la plana mayor de los socialistas vascos, afirmó que leería su intervención para evitar malas interpretaciones y que los ataques de que había sido objeto son un honor Mar muerto Las malas interpretaciones La Policía autonómica disolvió una protesta proetarra TELEPRESS El candidato tampoco quiere hablar de inmigración en campaña José Luis Rodríguez Zapatero insistió ayer, por tercer día consecutivo, en referirse al contrato para los inmigrantes que ha propuesto el PP. En el Kursaal, Zapatero dijo que los inmigrantes que vienen a España hoy lo hacen para salir de la miseria y la falta de horizontes en sus países de origen, igual que hicieron los españoles en las primeras décadas del siglo XX. Por eso, y para ser creíbles ante el mundo, hay que exigir que los inmigrantes que acuden hoy a España reciban el mismo trato que recibieron los españoles que emigraron a América o a Europa. Este tema, dijo, debe quedar fuera de la pelea entre partidos porque afecta a las pasiones humanas y a la convivencia ciudadana. Lo que hay que hacer, insistió, es trabajar todos por tener una inmigración ordenada, legal, razonable y una integración adecuada La inmigración es fuente de riqueza para el país de acogida y como tal hay que verla y no alentar el debate de la exclusión y el miedo al diferente, añadió el presidente del Gobierno en referencia al contrato propuesto por los populares en su programa electoral.